Liga de la Justicia

Los de Warner/DC estan muy desesperados por intentar forjar un universo cinematográfico más o menos cohesionado como el que lleva forjando Marvel desde hace casi una década (cuando estrenó el primer Iron Man) y con más de una docena de títulos en el mismo. Hasta ahora se habían topado con las críticas más bien malas que cosecharon tanto Batman v Superman como la de Escuadrón Suicida, pero vieron el cielo abierto cuando la de Wonder Woman si consiguió dar en el clavo y convencer a casi la mayoría de la crítica y el público. Con la presente Liga de la Justicia que en principio empezó Zack Snyder aunque al final culminó Joss Whedon se la jugaban, y más allá de su previsible éxito en taquilla, ¿el resultado entretiene?

(más…)

Dame más

-- Publicidad --

Asesinato en el Orient Express (2017)

Cuando conocí y me aficioné a las historias de Sherlock Holmes pronto me encontré con el handicap de haberlas leido todas, y aunque ahora es más facil y popular encontrar todo tipo de pastiches de ese personaje, a finales de los ochenta no era así. En mi búsqueda de algo más o menos similar fue cuando conocí y leí las obras de Agatha Christie, en las que tuve mi primera aproximación a dos personajes clásicos de las mismas como la venerable Miss Marple o el investigador belga Hercules Poirot (que bien podría considerarse como una variante del inicial Holmes) Y si la historia más popular del famoso investigador de Baker Street sería la de El sabueso de los Baskerville, en el caso del detective belga obra de Agatha Christie es sin duda la de Asesinato en el Orient Express, pero que sea la más popular no significa que sea la mejor.

(más…)

Dame más

Feliz día de tu muerte

La década de los noventa nos ofreció, entre otras muchas películas, dos que fueron unos rotundos éxitos así como dos films realmente notables y destacados, cada uno por sus propios motivos: me refiero a Atrapado en el tiempo de Harold Ramis y Scream de Wes Craven, que serian los más claros ejemplos con los que se puede comparar al presente título, el cual mezcla sin problemas las premisas básicas de las películas antes citadas. De hecho incluso cita a la primera de ellas, en un detalle referencial que si acaso se me antojó demasiado evidente, ya que aunque resulta muy clara la inspiración tampoco es plan de desvelarla (si bien puede servir para que descubra la película de Ramis una nueva generación: la de los adolescentes actuales hacia los cuales va dirigida de forma precisa la presente cinta, y que como deja bien palpable el momento, pueden desconocer todo tipo de cine anterior al cambio de milenio)

(más…)

Dame más

La batalla de los sexos

En el momento actual es indudable que las adaptaciones de comics de superhéroes tienen bastante éxito, pero la fidelidad es más o menos relativa, salvando contadas excepciones que se demuestran todo un acierto, siendo a veces incluso lo mejor de ese título en cuestión. En ese breve y escueto grupo de grandes aciertos tengo yo sin duda a la Gwen Stacy que encarnó Emma Stone en las dos entregas que tuvo The Amazing Spider-Man, siendo sin duda la mejor compañera que le han puesto al popular arácnido de Marvel respecto a su homóloga en las viñetas, al menos en los seis films que tiene hasta la fecha. Como es lógico a partir de ahi me interesé por los proyectos de esta actriz, que se vió consolidada por el Oscar que ganó la pasada temporada por La ciudad de las estrellas (La La Land), demostrando que no es tan solo una cara bonita (algo que escribo pensando por ejemplo en Megan Fox, que en comparación tendría un talento más… “discutible”)

Esta película es una prueba más de su versatilidad como actriz, ya que recrea a Billie Jean King, una tenista que estaba en el número 1 del ranking femenino a principios de los años setenta; que defendiendo la igualdad salarial entre hombres y mujeres compitió contra el entonces retirado Bobby Riggs (personaje a cargo de Steve Carell), un veterano tenista que se jactaba de su condición machista ya que tanto para él como para la mayoría de hombres en aquella época (e incluso aún hoy en día vigente para algunos) los únicos lugares en los cuales tenía que estar una mujer eran dos: la cocina y la cama.

(más…)

Dame más