-- Publicidad --

Blancanieves (Mirror, mirror)

FICHA TÉCNICA

Título: Blancanieves (Mirror Mirror)
Título original: Mirror Mirror
Dirección: Tarsem
País: Estados Unidos
Año: 2012
Fecha de estreno: 23/03/2012
Duración: 106 min.
Género: Comedia, Aventuras, Fantástico
Reparto: Julia Roberts, Lily Collins, Armie Hammer, Sean Bean, Nathan Lane, Mare Winningham, Michael Lerner, Robert Emms, Martin Klebba, Danny Woodburn
Guión: Jason Keller, Melissa Wallack
Distribuidora: TriPictures
Productora: Rat Entertainment, Relativity Media, Citizen Snow Film Productions

SINOPSIS 

Nueva adaptación del cuento clásico infantil ‘Blancanieves y los siete enanitos’. En esta ocasión, la reina malvada (Julia Roberts) toma el control del reino mágico y obliga a nuestra princesa a exiliarse. Con la ayuda de los siete enanitos trabajadores, Blancanieves (Lily Collins) recuperará fuerzas, reunirá un ejército e iniciará la reconquista. Dato curioso: Julia Roberts rechazó, escandalizada, su personaje; pero cuando se enteró de que el director iba a ser el indio Tarsem Dhandwar Singh, al que adora, decidió interpretarlo.

CRÍTICA

En Hollywood no hay mucha imaginación pero hay ocasiones en que cuando les da por algo, lo hacen a pares: de ejemplos citaría los dos films sobre Wyatt Earp que hubo en 1994, los dos de Robin Hood de 1991, los dos sobre meteoritos que amenazaban la Tierra en 1998, y seguro que podría dar más ejemplos a la que me pusiera a recopilar información. De nuevo se repite este año con dos versiones de la clásica Blancanieves, que ven la luz (es de ciegos no darse cuenta) por el éxito que tuvo hace un par de temporadas la Alicia en el Pais de las Maravillas de Tim Burton (con lo que volvemos a mi comentario superior en referencia a la poca imaginación reinante: si algo tiene éxito EXPRÍMELO hasta que no quede ni una gota… y ahora el objetivo son los cuentos clásicos)

De las dos versiones la primera en llegar a las salas ha sido la firmada por Tarsem, director de sobras conocido por una filmografía donde lo que más destaca son sus excesos visuales (como yo descubrí en la demencial La celda), por lo que no voy a negar que me arriesgué en ir a ver esta Blancanieves esperando un absurdo desparrame visual que tenía muchos puntos para convertirse en una de las mayores horteradas del año (e incluso en un bodrio de esos que te deja tan marcado que intentas avisar a todo el que te quiera prestar atención de que se cuide del mismo) ¿Se nota lo mucho que me marcó (para mal) el estilo de Tarsem?

Esa opinión previa venía motivada por los antecedentes antes citados, ya que su responsable es un director sin punto intermedio, y su obra la veneras o la desprecias (no voy a negar, aunque eso no proceda en esta crítica, que yo tengo mis personales gustos y odios en ese aspecto, tanto en directores como en actores, como me imagino que también os pasará a muchos de vosotros) Pero a la espera de que el próximo verano veamos la otra versión del cuento, con Kristen Stewart, Charlize Theron y un tono más épico (intentando seguir el estilo del Señor de los Anillos de Tolkien-Jackson) de momento he de decir que esta Blancanieves… ¡ME ENCANTA! Y es que creo que el film sabe recuperar el espíritu de ese niño que todos llevamos dentro, con una historia que nunca olvida su origen (porque si, es cine infantil, pero no ese que toma a los pequeños por imbéciles)

Se que mi entusiasmo puede confundir a más de uno, pero es que era tan horrendo lo que me esperaba que tengo que reconocer que me lo he pasado muy bien con esta COMEDIA (tenerlo muy claro, porque eso es lo que es) donde la cabeza más visible es la de una Julia Roberts que sabe perfectamente dotar a su personaje de una vis cómica que se expande al resto del film con un destacado Nathan Lane, una entrañable Lilly Collins (dudo que Kristen Stewart en el mismo personaje consiga caer tan simpática en la otra versión) e incluso un correcto Armie Hammer, todos ellos dotando al relato de un ritmo que no se pierde en ningún momento… más o menos. Y es que pese a que la idea de desmitificar el cuento hace lograr al film sus mejores resultados, el epílogo musical (que parece querer homanajear al cine de Bollywood) resulta bastante forzado en una historia que hasta ese momento funcionaba bien, también beneficiada a nivel visual por un diseño de vestuario realmente fastuoso a cargo de la difunta Eiko Ishioka (la encargada de vestuario de otro film mítico para mi como el Drácula de Coppola)

Entre eso y las habituales señas de identidad propias del cine de Tarsem (que en algunos momentos puede recordar a los de otro director tan personal como Terry Gilliam) esta aproximación más moderna al cuento clásico se revela como una agradable sorpresa cuyo claro exceso visual (que no negaré que a algunos les podrá atragantar) se ve compensado con un acertado guión de comedia donde consigues en muchos momentos reirte CON los personajes y NO de ellos (que era lo que los trailers hacian preveer, demostrando que no siempre se promocionan las películas de la manera más correcta) Si es que por destacar… ¡¡¡hasta lo hacen bien todos los enanos!!! (con una entrada en escena que parece sacada del famoso Cirque Du Soleil)

LO MEJOR: Dejarse deslumbrar por todo el apartado visual del film, realmente FASTUOSO, viendo (y disfrutando) la historia con ese espíritu infantil que no tendriamos que perder.

LO PEOR: El epílogo musical, que te deja un poco anonadado (¿y esto a que viene ahora?) aparte de ciertos momentos donde se roza el exceso, afortunadamente sin caer en el absurdo.

EL DETALLE: Me hizo gracia descubrir al famoso actor que tiene una breve presencia en el tramo final, al estilo del cameo que hizo Sean Connery en el Robin Hood con Kevin Costner de 1991.

:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *