-- Publicidad --

Che: El argentino

che-el-argentino

En 1957 Fidel Castro y Ernesto Guevara inician la revolución cubana contra el régimen de Fulgencio Batista.

Tengo que reconocerlo, Steven Soderbergh puede ser un gran director, pero sus películas no suelen gustarme. Técnicamente están muy bien y sus historias son interesantes, pero no acaban de convencerme. Ni su trilogía imitación del Rat Pack (Ocean’s eleven, twelve y thirteen), ni su visión del Berlín de post guerra (El buen alemán) ni su Traffic me acabaron de decir algo. Soy más fan de su primeros films: Sexo, mentiras y cintas de video y Kafka. Soderbergh ha acabado siendo un buen director, pero demasiado ambicioso. Se ha olvidado de emocionar y/o entretener al espectador. Sus films suelen aburrirme (salvo Ocean’s eleven)y no consigo sentir empatía por los personajes.

Lo dicho, técnicamente sabe rodar y manejar la cámara mientras dirige a los actores pero no acaba de entregarnos una película redonda (por mucho Oscar que le dieran por Traffic y muchos millones que recaudara Ocean’s eleven).

Ahora nos trae otra propuesta más que interesante, la historia del Che. La peli original duraba más de 4 horas y al final la han dividido en 2 partes: El argentino y Guerrilla. La que ahora nos ocupa es la primera de ellas, en la que se narra la revolución cubana.

che-pt1-pt2

Soderbergh nos ofrece un film de factura casi perfecta, cercano al documental, de ritmo rápido y que (por una vez) no aburre. Los personajes están muy bien retratados y las escenas de acción como las de diálogo están muy logradas. Por momentos parece que los diálogos están totalmente improvisados, casi al estilo de Ken Loach (la genial Tierra y libertad no deja de tener varios puntos en común con El argentino).

Soderbergh desmitifica a la figura del Che y a todos los que participaron en la revolución cubana. Nada de planos majestuosos a cámara lenta, nada de fotografía de videoclip, nada de música rimbombante, nada de banderas ondeando al viento. Esto no es El patriota (de Roland Emmerich) ni lo dirige un patriotero como Michael Bay.

El tono realista y desapasionado (casi distante) es lo mejor del film, haciendo a los personajes cercanos y creíbles. Muchos actores realizan unas interpretaciones casi miméticas más propias de un concurso de imitadores, estando a veces a punto de caer en la parodia (algunos diálogos de Fidel son memorables).

En el caso de Benicio Del Toro hay momentos en que casi cuesta identificarle y separarle de su personaje. Por momentos parece que en pantalla está el Che real disfrazado de Benicio. Chapó. Lo mismo puedo decir para Demián Bichir y su imitación/interpretación de Fidel Castro. Me parecen 2 interpretaciones soberbias, muy logradas. El resto del reparto está my bien aunque casi no da tiempo a lucirse dentro de un elenco tan amplio.

largentine-che

Entonces ¿Qué le ocurre a este film? ¿Por qué no es perfecto teniendo una muy buena historia y buenas interpretaciones? El toque Soderbergh: el montaje.

La manía de romper la narración continuamente con saltos en el tiempo hacia delante y hacia atrás acaba aburriendo. La película se centra en dos momentos (la revolución cubana y la intervención del Che en Naciones Unidas en 1964) y va saltando de uno a otro rompiendo el ritmo narativo. Si le sumamos la voz en off, la fotografía en blanco y negro, etc… tenemos el estilo Soderbergh.

Habría que añadir que el metraje se podría haber recortado bastante, hay escenas que no aportan nada o muy poco: hay varios ejemplos de lo dura que es la vida dentro de una guerrilla y de lo férrea que debe ser la disciplina, mientras que no se muestra apenas cómo se vivía en Cuba bajo la dictadura de Batista.

Tampoco hay apenas presentación de personajes, simplemente aparecen de la nada y se suman a la lucha. No se narra el bagaje anterior de los personajes principales: cómo el Che toma conciencia del problema cubano (tampoco se narró en la genial Los diarios de la motocicleta) ni se explica quien era Fidel Castro, ni qué es el movimiento 26 de Julio, ni por qué la Cia permitió que su revolución triunfara, etc…

Un film interesante (por la historia que narra) y bien rodado pero que en otras manos (yo apuesto por Oliver Stone) hubiera sido un gran film.

6,5

pd. Supongo que la segunda parte será igual…

:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

5 comentarios en “Che: El argentino

  1. Bueeeeno alguién más que le chirrían los montajes de Soderbergh, pero alguíen me dijo que sin ellos ya no sería Steven Soderbergh, y ya no supe que decirle, aún así sigue siendo un gran director.

  2. No sé, a mí el momento del speech de la ONU me pareció muy interesante… y así tampoco me pareció que sobraran escenas aunque la verdad si la vuelvo a ver… seguro que las encontraría. Es verdad que se podrían haber relatado más cosas sobre la revolución, pero entonces ya tendrías muchísimo metraje… ¿cuántas películas habría que rodar? No sé, yo creo que el se ha querido centrar en el Che y no caer en querer contar todo y contentar a todos. En fin, para eso habrá que ver el Canal Historia. ;-)

  3. yo me quedé con algunas interrogantes, y he intentado ver algunas películas referentes al che, pero justo lo que plantea este blog, no me explica qué es el movimiento 26 de julio, ni sé tampoco cómo pudo llegar fidel a dónde estaba… también estoy de acuerdo con que hay escenas que no son tan necesarias, pero son rescatables debido a la fotografía…

    considero que mientras unos dicen que es demasiado “metraje” y entre que no, quizá el director debió enfocarse en esos puntos que algunos quisieran conocer más, y si se contemplaba el hecho de que fuera tanto (como para hacer 2 films), pero también es necesario saber el fondo del guión…

    pero entre los brincos en el tiempo y los discursos, puse mucha atención a algo particular, el che guevara (del toro) habla como cubano, es decir, su acento, y el de fidel castro (bichir) como argentino. toda la película fue igual. creo que es algo bastante simpático y particular, dentro de todo esto.

    ciao :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *