-- Publicidad --

Consejos para ligar de Paranoia con patatas

Un post con consejos para que todo el mundo pueda llegar a buen puerto con las mujeres…

¿Eres un pobre diablo? ¿Nunca has dormido con una hembra humana? ¿Cuando estás en presencia de una mujer sientes mareos acompañados de un sudor frío que recorre tu espalda?

No lo niegues, era una pregunta retórica. Tranquilo, baja de ese alféizar y súbete los pantalones. Paranoia con Patatas va a darte una serie de consejos que harán de ti el tronchamozas definitivo. Y es que el ser aberrante físicamente y socialmente inadaptado no será óbice para que superes tus problemas, venzas tus complejos y al final, como Han Solo, te quedes con la chica.

Y es que hoy, gratis, for free, PcP os obsequia con una serie de consejos sobre ligoteo que han sido conseguidos mediante una interpretación a sensu contrario de la Cosmopolitan y la Playboy, realizada por uno de los miembros más gordos de la redacción: el mío. Así es como os presentamos los Consejos Refinitivos Para Ligar PcP.

Empezando por lo más básico

Esto puede parecer una memez si has caído aquí por casualidad, pero nuestros lectores agradecerán esto, porque la mayoría no están demasiado familiarizados con ellas. Esto es una chica:

Cuida tu lenguaje

Si algo debe hacer el friki medio es hablar bien. Piensa: eres feo como una patada en la boca, pues coño, por lo menos habla bien, escribe bien, sé agradable con el lenguaje. De lo contrario el resto de los consejos no valen ni una mierda.
Tu lenguaje tiene que ser tu bandera. No pedante, pero sí correcto. No gafapasta, pero evita por favor las constantes referencias a superhéroes (aunque siempe es mejor hablar de Batman que de Tolstoy). No grosero, pero sí rotundo.

Esas cosas harán que piense que tienes carácter… cuando la última vez que discutiste realmente tenía que ver con si había pasado ya la fase de mantenimiento o si el Capitán estaba o no realmente muerto… o que quizás era un skrull…

Nota: si no has entendido esto último quizás no necesites la ayuda de este curso para desenvolverte en estas lides o, por lo menos, quizás solo seas feo.

Arréglateme un poco, chacho

No. Una camisetsa de Fénix o de Elektra no son lo que una mujer quiere ver recubriendo tu cuerpo. Los pantalones cortos son para ir a correr (pff, el deporte es el néctar de los necios) y las chanclas son para ir a la playa. Las gorras no se llevan puestas en sitios cerrados… no… las que llevan el logo de Punisher tampoco.

Cómprate unos vaqueros… pero que no sean negros y que no sean iguales a unos que ya tienes porque así no necesitas pensar tanto. Y algunas camisetas normalitas, sin Homer ni un dibujo de Goku lanzando un kamehameha. Eso sí, una camiseta oficial de PcP siempre queda bien… (si no digo esto me matarán y me darán de comer al calamar… no permitais que ocurra).

Por último, aunque estás muy lejos de este punto… deja de ponerte calzoncillos con tu nombre bordado.

No intentes cambiarme, nena

Hazlas sentir imporantes

Es el momento del piropeo, un “estás más buena que las natillas de mi madre” hará que, a largo plazo, la chica desee oirlo, y debas repetírselo una y otra vez.
En lugar de esta frasecilla puedes usar otras igual de pegadizas e ingeniosas como “quisiera ser baldosa para verte la cosa”, “quiero ser el obrero que tabique tu bujero” o la siempre conmovedora “estás tan buena que te comería y me cosería el culo pa’ no cagarte”.

Cá cá cá. Si no están hechas de piedra no podrán permanecer impasibles ante tamañas muestras de saber estar.

Saca partido a tus taras

Ahora ella ya sabe que existes. Si has seguido estos tres consejos a estas alturas ya deberías haber dejado de ser “ese tipo de allí”.
Es el momento de que se crea (ilusa ella) que no eres tan malo como parecías.
Si usas gafas, escóndete detrás de ellas.
Si estás en una discoteca, aléjate de los focos (el acné brilla en esos sitios).
Si estás en una cafetería, sentaos en una cómoda esquina, alejada de la luz.
Si no se ve no existe.
Como los ninjas: oculto a plena luz.

Las tres reglas

¿No lo has conseguido aún? Vaya…
Vamos a comentarte tres reglas que no sabemos si conoces:
1. En tiempo de guerra, todo agujero es trinchera.
2. Todo lo que cae en la red es pescado.
3. Para saber apreciar un buen percebe hay que tomar antes mucha mortadela.

Olvida las películas. Olvida a Miss Paranoia con Patatas. Olvida a Mary Jane y lo cojonudo que sería comentartle a Parker que le diste pal pelo. Olvida eso.
Rebaja tus pretensiones, eso llegará. Pero más adelane.

¡Recuerda al friki primigenio!

Ventana externa

Amplía tus horizontes

Vamos a contaros un secreto. A soltar la bomba atómica, como diría Dwight McCarthy.
Las humanas, a diferencia que las elfas, son celosas. Se les pasa el arroz. No les gusta ver como otra de sus especie, que acostumbra a ser más fea que ellas se va con un frikazo como los que leemos y hacemos posible esto. Ya… las elfas no porque son inmortales y tal… ay…

Ahora que saben que has cisto algo en sus amigas feas como puercoespines ¡querrán que veas algo en ellas!

En estos cinco sencillos pasos os hemos mostrado como pasar de ser una banda de onanistas obsesionados con las mujeres de dos dimensiones para ser unos onanistas pbsesionados con las mujeres de dos diensiones aptos para copular con una mujer (viva) de carne y hueso, y que además, no sea lo peor de lo peor, pero que mejore con cada cambio.

¿Cómo dices? No, Michael Turner NO “hace mujeres de verdad”…

:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

Un comentario en “Consejos para ligar de Paranoia con patatas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *