Corazón de tinta (Inkheart) con Brendan Fraser

inkheart_poster

FICHA TÉCNICA

Título: Corazón de tinta (Inkheart)
Título original: Inkheart
Dirección: Iain Softley
País: Estados Unidos, Alemania, Reino Unido
Año: 2008
Duración: 106 min.
Género: Fantástico
Calificación: Apta para todos los públicos
Reparto: Brendan Fraser, Andy Serkis, Eliza Bennett, Paul Bettany, Alex Argenti, Stephen Armourae, Leeroy Bailey, Adam Bond, Jim Broadbent, Mike Busson, Jessie Cave, Jamie Foreman, Jay Fuller, Rafi Gavron, Mike Godfrey, Sienna Guillory, Helen Mirren, Stephen Modell, Lesley Sharp, Tereza Srbova, David Stevenson
Guión: David Lindsay-Abaire
Distribuidora: Tripictures
Productora: New Line Cinema, Internationale Filmproduktion Blackbird Dritte
Cásting: Daniel Hubbard, John Hubbard
Decorados: Niamh Coulter
Dirección artística: Andrea Faini, Dimitri Capuani, Rod McLean, Stuart Rose
Director de fotografía: Roger Pratt
Diseño de Producción: John Beard
Montaje: Martin Walsh
Música: Javier Navarrete
Productor: Cornelia Funke, Diana Pokorny, Iain Softley
Productor ejecutivo: Ileen Maisel, Mark Ordesky, Toby Emmerich
Vestuario: Verity Hawkes

SINOPSIS

Mo Folchart (Brendan Fraser) y su hija Meggie de 12 años de edad (Eliza Hope Bennett), comparten la pasión por la literatura. Tienen también un talento único para hacer que los personajes de los libros cobren vida con sólo leer en voz alta. Pero existe un peligro: por cada personaje de un libro que traen a la vida, una persona real debe desaparecer entre las páginas.

En una de sus visitas a una librería de libros de segunda mano, Mo escucha voces que no había escuchado durante mucho tiempo y cuando localiza el libro de dónde provienen, un escalofrío le recorre el cuerpo por toda la columna vertebral. Es Corazón de tinta, un libro cubierto de ilustraciones de castillos medievales y de extrañas criaturas. Un libro que ha estado buscando desde que Meggie tenía tres años, cuando Resa (Sienna Guillory), su madre, desapareció en ese mundo místico.

Sin embargo, el plan de Mo de utilizar el libro para encontrar y rescatar a Resa se ve ensombrecido cuando Capricornio (Andy Serkis), el malvado villano de Corazón de tinta, secuestra a Meggie y le exige a Mo que haga que cobren vida otros personajes de la ficción. Determinado a rescatar a su hija y a enviar a los personajes de la ficción de nuevo al lugar al que pertenecen, Mo organiza un grupo de aliados sin igual, tanto reales, como imaginarios, y se embarca en un viaje osado y peligroso para poner las cosas en orden.

CRÍTICA

El éxito de las franquicias fantásticas de Harry Potter y el Señor de los Anillos ha propiciado un montón de proyectos que intentan mezclar (con mayor o menor acierto) una historia con elementos fantásticos, al gusto principalmente de los jóvenes consumidores, de cara a intentar crear nuevas y rentables franquicias cinematográficas. Este Corazón de tinta (Inkheart) es sólo una más. Pero la pregunta es, ¿merece la pena?

Depende, y principalmente depende del ánimo del posible espectador. El film tiene elementos interesantes, como es el hecho de que lo que el protagonista lee se vuelva real (pese a que algo así me parece que ya se veía en Más allá de los sueños con Adam Sandler, film que no he visto) y aunque eso tiene sus detalles interesantes (el malvado de la función le obliga en cierto momento a leer el cuento de Ali Babá y los 40 ladrones para robarles a estos parte de sus tesoros) el progresivo interés con el que empieza la historia poco a poco se va diluyendo.

El principal aliciente de la película probablemente es su total falta de pretensiones (no es que vaya de superproducción, pese a que en algunos momentos lo parezca), aunque ese también es uno de sus mayores errores: para tratarse de un film fantástico no desprende mucha fantasía que digamos (aunque la haya) y pese a los buenos actores que nos encontramos en el reparto (Jim Broadbent, Paul Bettany, Helen Mirren,…) el hecho de que el principal protagonista sea Brendan Fraser le confiere al film cierto tono infantiloide del que no logra conseguir de desprenderse (se hubiera agradecido, tal y como se desarolla la historia, algún apunte de humor negro o más cínico. Principalmente del villano encarnado por Andy Serkis, que nunca acaba de dar la sensación de verdadero enemigo a temer). O sea, que aunque juegue con una ficción de fantasía dentro de la realidad, el tema no da la sensación de ser desarrollado según todo su potencial.

Como mínimo si que hay que agradecer el mensaje que defiende para promover la lectura, sobretodo entre los jóvenes, aunque eso esté englobado principalmente en la parte inicial del film, siendo el resto una historia de aventuras que se deja ver pero que no deja de ser otra historia fantástica más dirigida al público infantil y/o juvenil de tantas que se han estrenado a raiz del éxito del famoso Harry Potter de J.K.Rowling. Lo que pasa que su floja recaudación la engloba dentro de los intentos fallidos por conseguir franquicias tan rentables como las del personaje creado por J.K.Rowling.

Por cierto, hay un cameo de la actriz Jennifer Connelly como esposa de uno de los personajes que se escapan del libro que da título a la película (aviso para aquellos que se fijen en estos detalles).

LO MEJOR: Si no se tienen muchas pretensiones se deja ver aunque no aporte gran cosa.

LO PEOR: Pese al interesante planteamiento inicial la cosa nunca acaba de cuajar, perdiendo fuelle a medida que avanzan los mínutos y quedándose toda la historia en un “quiero y no puedo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.