Una respuesta a “El economista indignado”

  1. Totalmente de acuerdo, pero ojo con éste pájaro que es una manzana envenenada, de todas maneras.
    Aunque cuando uno aplica el sentido común, tras la sorpresa inicial y el asombro de la crudeza de unas palabras, da igual las siglas que te marquen el compás del corazón que la razón(sin mayúsculas) aflora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.