-- Publicidad --

El increible Burt Wonderstone

FICHA TÉCNICA

Título: El increíble Burt Wonderstone
Título original: The Incredible Burt Wonderstone
Dirección: Don Scardino
País: Estados Unidos
Año: 2013
Fecha de estreno: Próximamente
Duración: 100 min
Género: Comedia
Reparto: Steve Carell, Steve Buscemi, Olivia Wilde, Jim Carrey, James Gandolfini, Alan Arkin, Jay Mohr, Michael Herbig, Mason Cook, Luke Vanek
Guión: John Francis Daley, Jonathan Goldstein
Distribuidora: Warner Bros. Pictures
Productora: New Line Cinema, BenderSpink, Carousel Productions (II)

SINOPSIS

Esta cinta filmada en clave de comedia trata sobre Burt Wonderstone (Steve Carell), que siendo niño encuentra en la magia un medio de agradar a la gente. Esta afición a los trucos le lleva a crear un dúo de magos con su amigo de la infancia, Anton Malverton (Steve Buscemi).

Estamos en la época actual. Tras 30 años encima de los escenarios, los trucos de la pareja artística ya empiezan a estar desfasados y un número fallido colma la paciencia de Anton, que decide abandonar a su socio.

Para rematar la mala suerte de Burt, una nueva escuela de magia con Steve Gray (Jim Carrey) como máximo exponente está dejando obsoletos los viejos trucos de salón. Burt decide entonces que lo mejor es “renovarse o morir”. Tras varios intentos de plantar cara a Steve, Burt decide buscar a Rance Holloway (Alan Arkin), el hombre del que aprendió sus primeros trucos de magia. Rance le recordará la razón por la que quiso hacerse mago y le dará el valor necesario para conseguir su objetivo.

CRÍTICA

La magía en pantalla tuvo un “duelo” (por llamarlo de alguna manera) cuando hace unos años coincidieron con pocos meses de diferencia dos títulos de semejante temática: El Ilusionista con Edward Norton y Jessica Biel (mi crítica por este enlace) y El truco final (El prestigio) de Christopher Nolan con Hugh Jackman y Christian Bale (mi crítica por este enlace) Ambientadas ambas en el pasado sería la segunda de ellas la que tiene más semejanzas con el título que reseño aqui, si bien en este caso está ambientado en la actualidad y sin ninguna trama de misterio por enmedio.

El enfrentamiento entre los personajes de Jackman y Bale en el film de Nolan podría ser el equivalente a lo que aqui ocurre entre los magos encarnados por Steve Carell y Jim Carrey, juntos de nuevo en pantalla tras haber coincidido en Como Dios… con la diferencia de que ahora el segundo no es protagonista en detrimento del primero, si bien hay que reconocer que el lunático personaje encarnado por Carrey consigue llamar la atención en todas las escenas en las que aparece (atención al título de su show: Violador de cerebros) Pero la película ya digo que se centra en el mago Burt Wonderstone encarnado por Carell, que tendrá que ver su egocentrismo por los suelos cuando le demuestren lo añejo de su actuación.

Aunque hay que admitir lo rancio y hortera del espectáculo del duo formado por los magos encarnados por Carell y Buscemi (este último muy divertido y dando prueba de lo bien que se mueve el actor en la comedia) uno no puede menos que empatizar con estos personajes, que nos son presentados en el prólogo del film como los típicos chavales perdedores de clase, que reciben abusos por todas partes y ven en la magía lo que necesitan para huir de un mundo en el que no acaban de encajar. Juntos formarán un duo inquebrantable… al menos hasta que les dicen que se están quedando caducos al no modernizar su show, lo que llevará al proceso de redención del personaje de Carell para volver a recuperar esa “magia” de sus inicios.

Hoy en día es muy dificil provocar la sonrisa del espectador, pero tengo que reconocer que la película tiene algunos gags que funcionan bastante bien por lo absurdo de las situaciones planteadas, pese a que el ritmo de la historia tenga ciertos altibajos (evidentes en su tramo medio) De todas maneras si el film es más o menos entretenido, sin duda alguna la diversión aumenta gracias a Jim Carrey, que con su excéntrico personaje consigue recordarnos lo mejor de ese humor físico que le llevó a las alturas (hasta que intentó meterse a actor “serio” con títulos como El show de Truman) logrando que uno se quede con las ganas de una película centrada en su Steve Gray (al estilo de como pasaba con Tom Cruise en su papel en Tropic Thunder cuyo Les Grossman pedía a gritos un spin-off sólo para él de lo divertido que era)

Intrascendente pero entretenida, el protagonismo de Carell compartido de manera secundaria con Buscemi y Carrey se ve completado en papeles pequeños por James Gandolfini y Alan Arkin, el primero como jefe (con pintas de mafioso) del espectáculo donde actua el duo Wonderstone / Marvelton, mientras que el otro sería el mago que inspiró al protagonista y que le ayudará a recuperarse de su crisis personal y profesional. Y no me olvido de Olivia Wilde si bien su personaje es el mero contrapunto femenino sin demasiado peso en la trama, aunque la belleza de la actriz la haga destacar en su escuálido papel.

LO MEJOR: No engaña a nadie y tomándola como un simple pasatiempo consigue ser entretenida (tampoco aspira a más), también gracias a un reparto donde sin duda destaca el alocado personaje de Carrey, digno de hacer una película tan solo con él.

LO PEOR: El tono hortera del espectáculo del duo protagonista, que sin duda se le ha pegado al personaje de Carell al inicio, puede prejuzgar negativamente un título intrascendente pero correcto en sus pretensiones.

:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *