-- Publicidad --

En el punto de mira (Vantage point)

vantage-point-mira1.jpg

La notable saga del espía amnésico Jason Bourne ha creado escuela. No sólo la saga de James Bond se ha adaptado a los nuevos cánones del cine de acción fijados por la saga protagonizada por Matt Damon, sino que ahora nos van a ir llegando películas igualmente influidas por la citada saga. En el punto de mira es un thriller de acción en el que los agentes de seguridad tienen que proteger al presidente de los USA en una cumbre en Salamanca. Pero algo sale mal.

Han intentado darle un toque novedoso al narrar la historia desde distintos puntos de vista, rebobinando una y otra vez. La cosa acaba irritando un poco, ver 6 veces el mismo discurso del alcalde mejicano de Salamanca me cargó un poco. Por momentos, con tanto reloj indicando la hora, parecía un episodio de 24 o de JAG.

La película es entrentenidilla sólo a medias, en ningún momento te llega a enganchar realmente (a diferencia de las de Bourne). El guión está lleno de casualidades que no te las crees ni harto de vino (esa niña que aparece siempre en el momento más oportuno para darle emoción al tema) y algunos personajes están metidos con calzador (la mencionada niña y el turista de la cámara). La escena final de la persecución está bien pero ya he dicho que se parece demasiado a la saga de Bourne.

¿Los actores? Forrest Whitaker está histriónico, William Hurt parece que va a pasar la ITV, Sigourney Weaver apenas sale, Eduardo Noriega sólo corre y Dennis Quaid lo intenta como el típico héroe de acción que arrastra un trauma. El personaje me recordó al de Clint Eastwood de En la línea de Fuego. Pero aquella película era bastante mejor que la que nos ocupa.

Lo de rodar en Méjico con extras mejicanos una película que ocurre en España no tiene por que salir mal, pero siempre es así. Los trajes de policía, los coches y las calles dan el pego. Pero es una lástima que todos los extras tengan acento mejicano y sean morenos. Parece ser que todos los españoles somos morenos y llevamos bigote o barba.

Es una pena el poco respeto que los norteamericanos muestran por otras culturas (dentro y fuera del cine).

4,5

:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *