Escape Room

El terror y/o el suspense son géneros TAN COMÚNES que es muy dificil innovar, si bien esa tampoco es la mayor preocupación de aquellos que invierten en este tipo de películas, ya que con un presupuesto mínimo y actores poco conocidos (o nada) puede que en algún momento salte la chispa y se produzca alguna sorpresa o algo digno de mérito. En el caso de esta Escape Room estamos justo ante un ejemplo adecuado a lo que he citado, ya que costando 9 millones de dólares supera de largo los 100 a nivel mundial, por lo que no sería de extrañar que en breves meses tengamos lista la oportuna secuela (de hecho el final de Escape Room ya deja las puertas bien abiertas de cara a una continuación)

¿Cual es el problema de esta película? Que no aporta NADA, bebiendo de un montón de referencias que van desde la saga Saw (también más aprovechada que las piedras del suelo) a Destino final (que tras cinco entregas hizo un bucle sobre si misma, estando ahora a la espera de reboot o remake) con ciertos “toques” al estilo al de La cabaña en el bosque (aunque que más quisiera parecerse esta película a esa obra maestra que fue ese mencionado título de Drew Goddard) y si mucho me apuras incluso a Los juegos del hambre (por aquello de “disfrutar” viendo el sufrimiento ajeno) Demasiados parecidos razonables que se mezclan poniendo como único detalle novedoso la actual moda de esas Escape Rooms, salas con desafios donde se tiene un tiempo estipulado en el que se pone a prueba nuestras capacidades planteando misterios que hay que desentrañar para escapar de ellas.

El planteamiento inicial es tan esquemático como lo que el mismo trailer da a entender: se junta a un grupo de personajes en principio sin relación entre ellos y se les ponen una serie de obstáculos (las citadas Escape Rooms) con la única salvedad de que a diferencia de las del mundo real, donde puedes salir asustado pero vivo, en estas puede que acabes muerto (y de hecho eso será lo que paulatinamente iremos viendo a medida de que el cada vez menguado grupo de personajes vaya de una a otra) Los EVIDENTES parecidos con las sagas antes citadas está en que como en Destino Final, estos personajes sin relación aparente tienen un detalle en común que los “marca” y como en Saw estamos ante alguien que perpetra todo esto como una especie de “castigo”. Las semejanzas a La cabaña en el bosque estarían en ese final donde se sugiere que todo está orquestado lo mismo que si fuera un espectáculo televisivo, lo que también nos lleva a Los juegos del hambre.

Si uno se mete a ver una película así, aunque ya se asuma que las interpretaciones serán más bien las justas, siempre está el “incentivo” de ver como los guionistas van resolviendo el tema de las sucesivas muertes de los personajes (de hecho en eso se basaron las antes mencionadas Saw y Destino Final) El problema radica en que como nunca se decantan por el gore en ningún momento, las progresivas defunciones resultan insulsas, a lo que tampoco ayuda unos personajes planteados de forma muy esquemática y cargados de estereotipos a los cuales el espectador no puede coger ningún aprecio, y por lo tanto serle del todo indiferente si los mismos viven o mueren. De hecho otro tópico que maneja sin vergüenza sería el hecho de hacer evidente la “maduración” del personaje más “inocente” lo que le llevará a ¿sobrevivir? Por aprovechar incluso se echa mano del tema Downtown de Petula Clark como ya hizo Expediente X en su décima temporada con mejor resultado.

Los únicos detalles que se me hicieron más curiosos (sobretodo por ver a esos actores en roles algo diferentes a lo que me tienen acostumbrado) fue la presencia por el reparto de Deborah Ann Woll y Nik Dodani, ambos actores de dos series de Netflix: en el caso de ella interpretando a Karen Page en las tres temporadas de Daredevil más algún otro episodio de las otras series Marvel que tenía dicho canal de streaming, mientras que por parte de él ha sido el compañero de trabajo del protagonista de la serie Atípico, una correcta producción que gira alrededor de un personaje principal que sufre autismo (si bien en este caso su papel en esta Escape Room parece casi una extensión del que realiza en la citada serie) Al final lo único destacable de esta película radica en un planteamiento más o menos llamativo (que no original), el cual poco a poco va autodestruyéndose a si mismo al circular por lugares comunes que el espectador está harto de ver.

============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • Galeria de posters por este enlace.
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 15 de marzo de 2019
  • LO MEJOR: La curiosidad de ver a actores de las series de Netflix Daredevil y Atípico en otro tipo de producción (más sobretodo en el caso de ella)
  • LO PEOR: Es el perfecto ejemplo de película totalmente olvidable debido a un desarrollo esquemático y muy trillado con unos personajes apenas esbozados que no levantan interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.