Glass (Cristal)

Tengo que admitir que en muchas ocasiones las películas fallan porque en el apartado de marketing y publicidad no saben venderlas como lo que son, sino que hacen pensar otra cosa, de tal manera que quien la va a ver predispuesto a un género se encuentra con otro, lo cual tiene dos únicas salidas: que comulgue con eso y lo ensalze, o que reniegue al sentirse estafado de lo prometido a lo (al final) ofrecido. Eso sería algo que sabe muy bien M.Night Shyamalan, que vivió hace casi dos décadas el espectacular éxito de El sexto sentido, provocando que el público fuera a ver sus posteriores cintas con la idea de encontrarse algo más o menos similar, y al no ser así su carrera y su prestigio fue decayendo, hasta que en fechas recientes volvió a lograr algo más de repercusión con La visita y Múltiple.

Pero estamos en lo de siempre, que una película tenga éxito, ¿la hace buena? No siempre es así, y en las dos últimas cintas citadas de este director La visita me pareció una simple anécdota dilatada hasta ser película mientras que Múltiple me dió la sensación de ser una nueva vuelta de tuerca a conceptos ya sobreexplotados (en especial en los géneros del terror y el suspense) a lo que sumar un histriónico James McAvoy que se me hizo un tanto excesivo. Lo mejor de aquel film, y que me supongo que ya sabrán todos aquellos que vayan a ver Glass, es la conexión final que hacía con El protegido, cinta de este director del 2000 un tanto adelantada a la actual moda de los superhéroes al plantear los esquemas propios de esos comics en plan realista.

Esta Glass (cristal) cierra la trilogia dedicada a estos particulares superhéroes, en esta ocasión dando título al que encarna Samuel L.Jackson (hay que recordar que el título original de El protegido, Unbreakable, haría referencia a las específicas capacidades del personaje de Bruce Willis mientras que Múltiple era en clara referencia al que da vida James McAvoy) Y en esta confrontación definitiva entre los tres puntos de este triángulo protagonista hay que indicar que saldrían ganando todos ellos gracias a que Shyamalan logra equilibrar sus tiempos en pantalla, lo que se hace bastante más beneficioso en el caso del personaje a cargo de McAvoy, que en esa particular entrega previa de esta trilogia (algo que desconocía cuando la ví por primera vez) se me hizo especialmente irritante. La cuestión que nos queda patente en el presente film desde que se unen los destinos de este trio tan particular entre las paredes de un psiquiatrico (y que es la que nos quiere transmitir el director) sería valorar si en verdad estamos hablando de seres excepcionales o de lunáticos empecinados en sus paranoias particulares, siendo en ese terreno donde esta película funciona mejor (de hecho se plantea de manera lógica ya que en tal caso, ¿porqué sólo estos tres?).

Y es que El protegido, que en su momento no me acabó de convencer por lo arriba citado de que no la presentaron como lo que en si era, la he disfrutado más en posteriores pases, y aunque no se puede decir de ella que sea tan destacable como la popular El sexto sentido, si que sin duda podría ocupar la segunda posición en un ranking con la variada filmografía de Shyamalan. Los aciertos que ya estaban presentes allí, justo cuando estaba germinando la actual moda de superhéroes en la gran pantalla, se recuperan para esta tercera entrega, minimizando también los excesos de la segunda (McAvoy parece más controlado, o al menos me ha dado dicha sensación), y por lo tanto ofreciendo (esta vez si) lo que promete… aunque con reservas. Habitual de los giros argumentales se producen unos cuantos en esta cinta que podrían ir desde la excesiva casualidad (orígenes ligados entre si) hasta la incongruencia que se desvela en su tramo final (parece digna de una mente conspiranoica), que remata con la aún más rebuscada de su epílogo (donde resulta dificil imaginar esa “confabulación” que se muestra, en especial la del personaje de Anya Taylor-Joy, cuyas acciones ya me resultaron bastante incoherentes desde un primer momento, tan solo explicables si la historia insistiera por la rama del terror, cosa que no hace)

============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 18 de enero de 2019
  • Galería de posters por este enlace.
  • LO MEJOR: Es una aproximación diferente a ese cine de superhéroes al que ahora estamos tan acostumbrados.
  • LO PEOR: Retuerce demasiado la coherencia en pos de unos giros argumentales sorpresivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 15 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.