-- Publicidad --

JFK, Caso abierto (1991)

¿A qué viene ahora hablar de esta peli tan antigua? ¿Por qué merece la pena hablar de esta peli?:

Por el montaje endiablado,

por la meticulosa y rabiosa dirección de Oliver Stone,

por el tono semi-documental que adquiere en muchos momentos,

por hacer preguntas incomodas, por cuestionárselo todo,

por un guión sobresaliente,

por unos actores secundarios de lujo (Gary Oldman, Walter Mathau, Jack Lemmon, Donald Sutherland, Tommy Lee jones, Joe Pesci, Sissy Spaceck, etc),

por obligar a la CIA y al FBI a desclasificar papeles secretos debido a la presión popular que generó,

por ser un maravilloso resumen de cómo era el mundo en los 60 (guerra fría, Castro, bahía Cochinos, carrera espacial, Rusia, Corea, Vietnam, petróleo, casi casi como hoy. Es un gran mapa para entender quien mueve los hilos en la política internacional hoy y siempre.

por atacar al sistema americano desde dentro,

por hacer atractivo un tema tan poco interesante (a priori) en estas latitudes como el asesinato de Kennedy,

por lograr que su metraje no se haga pesado (sólo a veces) y que la trama te atrape y te clave al asiento,

por lograr que el tocho de Kevin Costner interprete algo,

por un sonido a disfrutar en pequeños detalles y ruidos cotidianos (esos recuerdos, esas reconstrucciones, esos disparos ¿de donde te crees que vienen las series X-files y CSI?)

y

por muchas otras cosas más.

:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

5 comentarios en “JFK, Caso abierto (1991)

  1. Muy bueno Luis Cifer. Yo soy partidario que hagas críticas de películas viejas y de la prehistoria, porque son las únicas que estoy viendo. Incluso que comentes si has visto alguna de serie ZZZZZZZZZZZZ que son las que me pirran. Un saludo y gracias por esta sección.

  2. Kusturica me parece un genio retratando el caótico modo de vida del este de Europa. Tiene grandes pelis de obligada visión (y disfrute) como Underground, El tiempo de los gitanos o Gato negro, gato blanco. Son pelis tan irregulares y extremas como fascinantes.

    Pero cuando se sale de ahí… la cosa puede flojear bastante (Arizona Dream).

    No he visto su nueva locura, a priori parece interesante. Un documental sobre Maradona puede dar mucho juego. Pero habrá que verlo.

    Por cierto, como no me gusta el fútbol, Maradona para mí no significó nada hasta que no se convirtió en icono de la decadencia. Entonces, cuando se vio que Dios tiene una cara débil y yonqui, fuen cuando Maradona me empezó a interesar. La otra cara del éxito. Espero que en esta cara se haya centrado Kusturica, los grandes éxitos deportivos no me motivan. Pido perdón por ello.

  3. No, hoy estrenaba otra, Prométeme, la de Maradona vendrá después… si llega. La de hoy es como las anteriores (introducción en la madurez, personajes absurdos, mafia, política de más o menos refilón…), pero peor, un par de críticas q leí le ponían MUY a caldo… decían q incluso la bso es dañina, que se la ha encargado a su hijo, con la musikota que ponía en las pelis…
    Y jejej, coincido totalmente en lo de Maradona, sólo que además me hace chiste como genio q era dando patadas a la bola!

  4. Pensaba que te referías a la de Maradona. La de Prométeme no la he visto tampoco.

    Habrá que verla, sí es verdad que ha recibido críticas demoledoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *