-- Publicidad --

Kingsman: El círculo de oro

Recuerdo cuando ví en su estreno Kingsman: Servicio secreto que me sorprendió encontrar una película con altas dosis de entretenimiento teniendo en cuenta que de entrada parecía tan solo una parodia más dentro del género de espias. Su fenomenal resultado en taquilla (por apenas unos 80 millones de dólares recaudó a nivel mundial más de 400) hacía previsible la secuela, la cual nos llega ahora repitiendo el mismo director (Matthew Vaughn) que ya parece experto en adaptar comics en general (suya es X-Men: Primera generación) y con guión de Mark Millar en particular (dirigió la primera entrega de Kick-Ass, no así la segunda)

Intentando, como toda secuela que se precie, llevar un paso más allá todo lo destacable del film inicial, hay que admitir que lo consigue en función de que el espectador no analice lo que está viendo en pantalla ya que, en caso contrario, las incoherencias argumentales derriban la propia lógica de la historia (por más que siga siendo una parodia con mayor o menor gracia, dependiendo de cada espectador, hay detalles que evidentemente no citaré pero que resultan un tanto forzados) Y es que esta secuela, que salvo que sea un desastre en taquilla generará seguramente una nueva entrega, tiene evidentes aciertos y fallos en sus un tanto excesivos 141 minutos, siendo más evidente lo segundo en lo poco que aprovecha algunos personajes teniendo en cuenta todo el tiempo del que dispone.

La historia de esta secuela vuelve a tener de protagonista a Taron Egerton (Eggsy) al que al cabo de bien poco juntan con ese Harry encarnado con solvencia por Colin Firth y que vuelve de entre los muertos pese a lo que le sucedió en la primera entrega de una manera un tanto “discutible” (es un spoiler que la propia promoción del film ha dejado bien claro, por lo que no seré yo quien lo omita) En un ataque llevado a cabo sin una lógica justificación la villana de esta historia, encarnada de una forma disparatada por Julianne Moore, elimina a los Kingsman, lo que llevará a Eggsy y Merlin (Mark Strong es otro que también repite) a conocer a los Stateman, lo equivalente a la división británica que ellos representan pero con un claro toque estadounidense (lo que lleva a preguntarnos cuantas otras agencias autóctonas habrá repartidas por todo el mundo y por que la Poppy de Moore elimina sólo a la británica: lo primero puede tener respuesta en próximas entregas mientras lo segundo lo agrupo en las incoherencias antes citadas)

Ya que menciono a la villana es justo destacar de la misma que Julianne Moore sabe muy bien lo que esperamos de ella y se divierte llevando a cabo una actuación un tanto histriónica (¡ojo, en el buen sentido!) que la emparenta con el personaje a cargo de Samuel L.Jackson en la primera, y que no dejan de ser parodias de esos villanos megalómanos contra los que se ha enfrentado James Bond, solo que en si en la primera el enemigo a combatir podía tener algo de Steve Jobs, en este caso Poppy parece haberse quedado anclada en la década de los 50 del pasado siglo XX, algo que se hace evidente en una base secreta tan temática de esa época que roza incluso lo esperpéntico. Es cierto que se pueden poner reparos a la forma tan forzada con la que pone en jaque al mundo, pero resulta muy divertido el contraste entre sus formas de comportarse y actuar frente al hecho de que sea la propietaria de la mayor red mundial de tráfico de drogas (el Círculo de Oro que se cita en el título) aunque se podía haber ahondado más en ella y no quedarse tan solo en la superficie.

Otro personaje que vuelve es el encarnado por Hanna Alström pero aunque tiene (más o menos) coherencia este regreso, creo que se queda a medias dando la sensación de cumplir tan solo para rellenar el apartado romántico (del que al menos hay que alabar que no se abuse) y justificar algunas de las motivaciones de Eggsy. En cuanto a éste, Taron Egerton sigue funcionando de forma acertada, aunque los simpáticos momentos con el personaje de Firth que había en la primera cinta aqui son mucho más contados, dando la sensación de que el regreso del mentor de Eggsy no se ha sabido desarrollar bien aunque el resultado final es aceptable sobretodo gracias al carisma que sigue desprendiendo Colin Firth. Entre los nuevos fichajes están el elenco principal de Stateman, de los cuales se saca poco provecho de otro actor tan experimentado como Jeff Bridges, se deja en un papel equivalente al de Mark Strong a Halle Berry y Channing Tatum incluso se puede admitir que no lo hace mal, aunque el más destacado sería el encarnado por Pedro Pascal.

En resumidas cuentas esta secuela de Kingsman funciona muy bien y se hace entretenida (mentiría si dijera lo contrario), aunque también es evidente que su ritmo tiene altibajos que prueban eso de que no siempre más significa mejor (nadie le niega lo espectacular que resulta en algunos momentos, aunque quizás faltaría un equivalente a esa escena de la iglesia de la primera película) Eso si, resulta muy irónica tanto la visión que se da del tema de las drogas como de la política (de esto sirva de ejemplo la forma de actuar del Presidente de los Estados Unidos) a lo que añadir el inesperado acierto de quien más dudas me levantaba de su reparto (y es que Elton John ridiculizándose a si mismo es mucho más divertido de lo que pensaba), por lo que aunque se haya perdido parte de la novedad que fue el Kingsman original, se puede admitir que esta secuela logra mantener el estilo general de la entrega previa, dejando con ganas de imaginar por donde evolucionará esta franquicia, a la que seguro que le sacarán más jugo.

============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 22 de septiembre de 2017
  • Galeria de posters por este enlace.
  • LO MEJOR: Que mantenga el estilo de la película inicial, así como sus aciertos en las novedades que plantea (sobretodo lo relacionado con Stateman y el histrionismo de la nueva villana)
  • LO PEOR: Su ritmo tiene evidentes altibajos (a lo que no ayuda su duración) y no acaba de aprovechar el nivel de su reparto.
:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *