-- Publicidad --

La crueldad de las mujeres

 

Aqui les dejo esta noticia, juzguen ustedes…

Una foto de un desnudo tomada en un baño de una discoteca de Santa Cristina con la complicidad que da la amistad entre dos chicas fue uno de los motivos que llevó a dos jóvenes ayer a un juicio de faltas que se celebró en el Juzgado de Instrucción número 5, ya que la imagen fue colgada en Internet supuestamente como venganza.

La víctima explicó que conoce a la acusada, Marta Beatriz Díaz Fernández, porque eran amigas y es la anterior pareja de su novio. Sin embargo, puntualizó que la relación se rompió y ha sido víctima de una campaña de acoso con múltiples mensajes amenazantes, con los que es insultada e incluso, asegura, ha tenido que soportar vejaciones en público.

«Eramos muy amigas», reconoció la denunciante, que dijo que se enteró de que su fotografía, que admitió que se había realizado con su consentimiento, estaba en la Red porque se lo advirtió otra amiga. La imagen se localizaba en un fotolog, un sitio web en donde se pueden insertar textos e imágenes, ya clausurado y que compartía la acusada con la amiga que le advirtió de estos hechos.

La declaración de Díaz Fernández fue completamente diferente, negó que el teléfono del que se dice que se emitieron los mensajes fuera suyo, indicó que no conocía la fotografía del desnudo y, aunque reconoció que cuenta con un fotolog, rechazó que ella hubiera colgado la imagen.

Admisión de los hechos

No cambió su versión de los hechos, ni cuando la jueza le leyó un atestado policial en el que se asegura que reconoció los hechos, aseguraba que había sido un error, se mostraba arrepentida y decía que había retirado la fotografía.

«Hola, soy Marta, te escribo aunque el mal está hecho, te pido disculpas por las fotos y mensajes, cuando me enciendo soy cruel. No soy mala, no valgo para eso, ya ha llegado muy lejos por el gilipollas que nos ha dejado a las dos. No te odio para nada y no te deseo ningún mal» y «No te digo esto para que quites la denuncia, pero ya había quitado la fotografía, ya asumiré lo que corresponda», son los SMS del pasado septiembre que se leyeron en la vista y que la acusada también rechazó que fuesen suyos, pese a que según la policía había reconocido que había remitido a la denunciante. Aseguró que ella no tenía «ningún problema» por su pasada relación y cuestionó la información policial.

El chico, origen de los supuestos celos de la acusada, declaró a favor de su novia para relatar el contenido de SMS en los que dijo que su ex insultaba y amenazaba a su actual novia. Una amiga de ambas y quien compartía el fotolog con la acusada también declaró a favor de la víctima y corroboró que los SMS habían sido enviados desde el móvil de la acusada y el desnudo colgado sin su consentimiento.

Víctima y acusada volverán a verse las caras en otro juicio, fijado para mayo y en donde se invertirán los papeles, ya que la denunciante, en este caso, será Díaz Fernández, según reveló ayer su abogada, que pidió para ella la libre absolución.

Mientras, el fiscal solicitó su condena por una falta de injurias y otra de amenazas, por las que le pide una multa de 180 euros, además de una orden de alejamiento de la denunciante por seis meses. Por su parte, la acusación particular la consideró también autora de una falta de vejaciones y amenazas y solicitó una multa de de 480 euros y 600 euros de indemnización.

Fuente | lavozdegalicia

:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *