-- Publicidad --

La red social de David Fincher

FICHA TÉCNICA

Título: La red social
Título original: The Social Network
Dirección: David Fincher
País: Estados Unidos
Año: 2010
Fecha de estreno: 15/10/2010
Duración: 122 min.
Género: Drama, Histórico
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Reparto: Rooney Mara, Andrew Garfield, Jesse Eisenberg, Rashida Jones, Brenda Song, Justin Timberlake, Joseph Mazzello, Malese Jow, Caleb Landry Jones, Max Minghella
Guión: Aaron Sorkin
Distribuidora: Sony Pictures
Productora: Columbia Pictures, Scott Rudin Productions, Trigger Street Productions, Relativity Media, Michael De Luca Productions

SINOPSIS

Una noche del otoño de 2003, el joven estudiante de programación Mark Zuckerberg (Jesse Eisenberg) se pone a trabajar en una nueva idea que lleva tiempo rondando por su cabeza. Mark crea una red social llamada Facebook que permite a millones de usuarios estar conectados y compartir alegrías, tristezas, miedos, aficiones y secretos. Seis años después, Mark es una de las personas más ricas del mundo. Pero ahora empiezan las disputas legales por los derechos de explotación de Facebook, así como otros problemas de índole personal. Y es que nadie se hace amigo de 500 millones de personas sin ganarse, a la vez, unos cuantos enemigos.

CRÍTICA

Vivimos en un mundo hiperconectado, en donde uno puede estornudar en Japón y oirse en Alaska. A ello han influenciado los millares de blogs que existen por la red, pero en los últimos años lo que ha destacado por encima de todo lo demás ha sido el nacimiento y la implantación de las redes sociales, con Facebook y Twitter como más famosos estandartes de la comunicación instantanea entre la humanidad. Este film nos narra como se creó el primero de ellos, probablemente la mayor red social que hay ahora mismo en el mundo, y en donde lo raro es no figurar, bien sea de una manera o de otra.
Nada más empezar la película te das cuenta de la gran paradoja que es el hecho de que el medio informático que más ha servido para relacionar a la humanidad haya sido creado por un personaje al que tan dificil se le hacía las relaciones con sus semejantes: efectivamente el Mark Zuckerberg encarnado con maestria por Jesse Eisenberg sería el vivo ejemplo del clásico “sabio despistado”, el inadaptado social, un tipo que se mete tan a fondo en sus temas que para él lo que le rodea son sólo “efectos colaterales”. En ese sentido tengo que decir que el actor lo borda, en una interpretación digna de premio (de los muchos que le daría a esta gran película) ya que ese caracter “ausente” o despistado que le otorga al personaje (que por momentos parece autista o con Síndrome de Asperger) sirve para que gente como yo mismo (ya que también soy bastante negado para las relaciones sociales) enseguida nos identifiquemos con él (y le envidiémos, porque no en vano ¿quien iba a pensar hace tan sólo 7 años que se estaba gestando algo de tanta importancia mundial en la mente de este individuo?)
El resto del reparto destacan tanto como el propio protagonista; entre ellos me gustaría citar a Andrew Garfield (que interpreta al co-fundador de Facebook, Eduardo Saverin) ya que su amistad primera con el protagonista, que al cabo del tiempo se romperá, está muy bien recreada, con una escena final digna de premio (cuando se da cuenta de que ya nada será lo mismo) y que da esperanzas a todos los que desconfiaban de este semi-desconocido como sustituto de Tobey Maguire en la saga Spider-Man. Otro tanto se puede decir también de Rooney Mara (demostrando más sentimiento que en la prescindible nueva versión de Pesadilla en Elm Street estrenada hace unos meses) y Justin Timberlake. Resulta sorprendente ver tantas buenas interpretaciones en actores tán jóvenes (y lo dice uno que defiende que “la experiencia es un grado”, valorando mejor a los actores más veteranos que a los nóveles), pero a ello influye también mucho un guión ágil y entretenido a cargo de Aaron Sorkin que adapta de forma magistral el libro de Ben Mezrich en el que está basada La red social (y que estoy deseando leer desde el primer minuto desde que salí de la sala donde disfruté de este film).
Parte de mérito en esta obra tan conseguida también es para David Fincher como director, al que se le puede tildar (creo que sin motivo) de ser demasiado académico en este film, como lo fue en su anterior El curioso caso de Benjamin Button (además de que el esquema de la película puede recordar a muchos telefilms con la típica frase de “basado en hechos reales”) pero que consigue decirnos todo lo necesario sobre esta historia sin que sobre ni falte nada (por ejemplo, y por contra de lo que pueda parecer, los ordenadores no son elementos reiterativos pese a ser la informática el motor de todo). Y es que Fincher sólo nos muestra a los personajes, no los juzga, pese a que uno ya se imagina que no todo será real en la historia de la película, que habrá partes de ficción que nunca sucedieron de verdad. Pero el gran mérito de La red social es ser un cine histórico reciente (aunque parezca raro tal calificativo para algo de menos de una década de vida), pero al que consigue insuflar un interés tal que he salido del cine con ganas de descubrir más sobre Facebook, la creación de este genio. Y como he dicho muchas veces, ¿que mejor adaptación hay que aquella que te despierta interés sobre lo que está basada?
LO MEJOR: Cuando se juntan una buena historia (y tan reciente como este caso, donde se nos narra un fenómeno mundial con poco tiempo de vida), un buen guión (digno de premio), un buen director (genial David Fincher) y unos buenos actores (aunque sean jóvenes demuestran muy buenas maneras), ¿que sale? pues una película tan buena como esta, y sin duda de lo mejorcito de la cartelera de este 2010.
LO PEOR: Nada (ya que la historia y como está contada tiene la suficiente fuerza e interés como para que no importe si el espectador sabe algo o no de Facebook o incluso simplemente de informática)
:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

Un comentario en “La red social de David Fincher

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *