-- Publicidad --

La violencia engendra más violencia ¿no?


Cito texto del vídeo
Primero agradeceros a [email protected] el apoyo, las críticas y la difusión que le estáis dando al vídeo. Lo subí con una calidad media para enseñárselo tímidamente a algunos amigos por Facebook y la repercusión me ha asombrado mucho más de lo esperado.
Segundo: dado que el vídeo es de carácter muy personal y dada la repercusión que está teniendo no contestaré a los comentarios que se hagan en este canal para que no se vincule mi opinión al colectivo del Cheste15M.

Ahora viene el análisis personal del por qué hice el vídeo y qué quiero transmitir con él.
He visto como, tras los varios episodios de cargas policiales que han sufrido los manifestantes, empiezan a verse distintas actitudes entre miembros del movimiento. Unos abogan por una violencia que, en algunos casos, consideran necesaria para lograr cambios y otros siguen queriendo que el movimiento siga pacífico hasta el final.
La pregunta que a mí me surge es ¿Qué cambios queremos lograr y cuál es el fin del movimiento en sí? Yo tengo mi opinión personal al respecto: creo que la lucha no es contra el poder sino contra la dormida consciencia humana que legitima ese poder (por eso he añadido imágenes de injusticias a nivel global y las consecuencias últimas del capitalismo). Por lo tanto veo que si quiero “conScienciar” (Consciencia: Conocimiento inmediato que el sujeto tiene de sí mismo, de sus actos y reflexiones. Capacidad de los seres humanos de verse y reconocerse a sí mismos y de juzgar sobre esa visión y reconocimiento.) no lo lograré siendo violento ya que asustaré a aquel que hubiera tenido interés en escucharme.
Creo que el poder no teme que ocupemos el congreso ni que respondamos con violencia, lo que teme es que cada vez seamos más los que nos demos cuenta de sus mentiras y actuemos en consecuencia no entrando en su juego: no endeudándonos, no consumiendo cosas inútiles, no creyéndonos sus discursos, no separándonos, no quedándonos en casa…
Para mí las cargas policiales, el enfrentar a católicos y laicos deliberadamente, llamarnos “perroflautas”, “antisistema”. “radicales”, “piojosos”, “violentos”, las entrevistas manipuladas y la información sesgada de algunos medios, etc. son provocaciones.
Cuando utilizo el término perro/s no es porque yo piense que los que se defienden violentamente lo son. Es porque es lo que están deseando llamarnos, es porque están provocando que actuemos como tales para poder al fin llamarnos violentos y radicales con razón.
Hago la comparación entre perros y seres humanos porque los perros no son conscientes de las consecuencias de sus actos. Si un perro apaleado por su amo supiera que al morderle, éste tendría la excusa perfecta para sacrificarlo, no lo haría. En vez de morder la mano de su amo mordería la cuerda que le mantiene preso.
Los seres humanos somos inteligentes e imaginativos, pero también instintivos y pasionales. La “moraleja” del vídeo es que debemos ser capaces de pensar en otras formas de lucha para no recibir esos porrazos y al final no hartarnos de recibirlos sabiendo cuáles serían las consecuencias. No pretendo que nos hagamos mártires, pretendo que evolucionemos en la lucha y no tengan ni excusas para darnos.
Se me ocurre no concentrarse en un sitio (total, los medios nunca dirán la verdad sobre el número de participantes) sino dispersarnos por todo el territorio cómo se hizo en Madrid tras el cierre de la Puerta del Sol. Por ejemplo.


Las imágenes de Londres y Grecia son ilustrativas. No hacen referencia a comparaciones sino a una situación deseada por el poder. Podría haber elegido cualquiera en el espacio/tiempo pero he preferido que fuesen imágenes cercanas.
El por qué de la elección del tema: La canción de los Rage Against the Machine “Killing in the Name” habla sobre el racismo de las fuerzas del orden estadounidenses, pero por estos lares muchos de nosotros la hemos sentido cómo un himno a la rebeldía y a la necesidad de responder violentamente ante la opresión. Es un icono. Pero al igual que hemos “reinventado” la forma de luchar una vez, la podemos reinventar de nuevo y darle un nuevo enfoque a este mítico tema.
Ellos dicen, entre otras cosas: “Now you do what they told/taugh ya” (Ahora haces lo que te dijeron/enseñaron) “Now you’re under control” (Ahora estás bajo control). Pues yo lo que he querido es cambiar el significado de eso que nos dicen y enseñan que tenemos que hacer. Ya no es: “estate calladito o sino recibes”. Ha cambiado a: “ven aquí si tienes cojones y dame razones para darte más duro”.


Me siento más poderosa (no es una errata, soy mujer) dejándoles con ganas de pegarme que tirándoles una piedra. Prefiero ver su impotencia que su miedo. Prefiero abandonarles que enfrentarme a ellos.

Espero haber resuelto las dudas y no haber ofendido a nadie. Este es un vídeo que no pretende representar a nadie sino sólo transmitir un enfoque personal y, en todo caso, abrir debate.

:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

5 comentarios en “La violencia engendra más violencia ¿no?

  1. @Cug: Ese discurso de Rosa Díez está bastante bien, y dice cosas muy bien dichas. Pero ojo con UPyD (Y esto sólo es mi opinión) que es una Derecha casposa. Que en el mismo partido, detrás de la cara amable de Rosa Diez, se escone gente como Carlos Mtz Gorriarán cuyo discurso dista bastante de esas ideas.
    Miedo de salir de la sarten para caer en las brasas.

  2. Es cierto que la “revolución ideal” es una pacífica, pero desgraciadamente el poder lo sabe muy bien, y actúa en consecuencia. No hay una mayoría social concienciada. La mayoría social en España es tremendamente individualista, y eso lo hemos visto en convocatorias a huelgas para defender derechos.

    La Revolución Ideal no es posible. Es la mejor, pero nunca sucederá. Las comodidades y atractivos para la clase media que ofrece el poder son demasiado tentadores para el español medio.

    Los cambios, en países como España, sólo son posibles mediante la presión. Y el poder sólo puede sentir esa presión cuando, mediante revueltas, le sale más caro mantener el pulso que dejarse ganar. Porque esa es otra. El poder no pierde nunca, sólo cambia de representante. A eso no se puede aspirar.

    Un ejemplo de lo anterior es la “Guerra del Agua” en Bolivia. Está en la wikipedia. El Gobierno perdió el control de la situación y se vió forzado a ceder. Para ello tuvo que haber muertos y auténticas batallas campales. Desgraciadamente, en España la opción de la revuelta tampoco es posible. Estamos demasiado amaestrados.

    Siento el ladrillo y el pesimismo, pero me temo que los años que vienen no van a ser fáciles, y no son de cambios a mejor.

  3. ojo al dato!!Sr Gato lleva razon, y yo recuerdo para los cortos de memoria, que Rosa Diez militaba en el PSOE y se fue porque consideraba los ideales del PSOE muy de izquierdas, quien se piense k UPD es un partido de centro es lo mismo k decir k PsoE es de izkierdas…me rio de la gente que se crea esto y les vote como alternativa,es como tragarse lo que dijo la individua esta..COSPEDAL que dijo que el PP es el partido de los trabajadores……..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *