-- Publicidad --

Lobezno Inmortal (The Wolverine)

FICHA TÉCNICA

Título: Lobezno inmortal
Título original: The Wolverine
Dirección: James Mangold
País: Estados Unidos
Año: 2013
Fecha de estreno: 26/07/2013
Duración: 136 min
Género: Acción, Ciencia ficción, Fantástico
Reparto: Hugh Jackman, Famke Janssen, Brian Tee, Will Yun Lee, Svetlana Khodchenkova, Hiroyuki Sanada, Rila Fukushima, Tao Okamoto, Hal Yamanouchi, James Fraser
Guión: Mark Bomback, Christopher McQuarrie
Distribuidora: 20th Century Fox
Productora: Ingenious Film Partners, Dune Entertainment, Dune Entertainment III, Seed Productions, Marvel Entertainment, Twentieth Century Fox Film Corporation, Ingenious Media, Big Screen Productions

SINOPSIS

Japón, en la actualidad. Lobezno (Hugh Jackman) despierta de su letargo en un mundo totalmente desconocido para enfrentarse a un enemigo que podría destruirlo para siempre. Vulnerable por primera vez en mucho tiempo y al límite de sus capacidades físicas y emocionales, Lobezno debe combatir a un samurái letal (Will Yun Lee) y, a la vez, afrontar su propia condición de inmortal.

CRÍTICA

El carismático Hugh Jackman se vuelve a enfundar las garras de Lobezno en lo que sería ya su sexta aparición en pantalla (contando X-Men, X-Men 2, X-Men: La decisión final, X-Men orígenes Lobezno y X-Men primera generación, aunque en esta última era tan solo un cameo) Con tanto film la calidad ha ido variando, consiguiendo los mejores resultados artísticos con los mutantes de la Marvel los directores Bryan Singer en las dos primeras entregas de la franquicia y Matthew Vaughn en la reciente precuela de la que habrá secuela el próximo año bajo (de nuevo) las manos de Singer y adaptando la clásica historia Dias del futuro pasado.

Pero como no hay un lado positivo sin un correspondiente negativo, los resultados más endebles se pueden encontrar de la mano de Brett Ratner en X-Men 3: la decisión final (que decepcionó en su adaptación de otra fabulosa historia de los mutantes, La saga de Fenix Oscura) y de Gavin Hood en la precuela ya centrada de manera total en el miembro más famoso de la Patrulla X, de la que guardo recuerdo especial más que por la película en si, por todo el follón que hubo con el workprint que se filtró por internet y del cual fuí víctima colateral al cometer la imprudencia de compartir los links de descarga del mismo. Las citadas dos entregas más flojas de la saga coincidieron en la presentación masiva de mutantes famosos en el comic para darles tan solo una presencia secundaria o circunstancial.

Ya centrados en esta película cabe citar que su director inicial iba a ser Darren Aronofsky, responsable de una joya como Cisne Negro, por lo que muchos lamentaron su salida del proyecto, ya que hubiera sido curiosa la versión que nos hubiera ofrecido un director tan personal. En su lugar tenemos a un realizador correcto como James Mangold, que vuelve a coincidir con Hugh Jackman tras su mutua colaboración en 2001 en Kate y Leopold, comedia romántica para la (por entonces) reina del género: Meg Ryan (citemos también entre los créditos del director dos films tan aceptables como Copland o El tren de las 3:10)

De Lobezno inmortal hay que decir que sería un claro “puente” entre X-Men 3: La decisión final y la próxima Dias del futuro pasado, por lo que los más despistados tendrán que recordar la importancia del personaje de Jean Grey para entender los emotivos recuerdos que le provoca a Logan (lo que permite la presencia de Famke Janssen a la que no veíamos en el papel desde el citado y fallido episodio a cargo de Brett Ratner) También hay que decir que los mutantes que se presentan aqui son bastante escasos y no tan desaprovechados como por ejemplo lo estuvo Gambito en la precuela de Lobezno (por no mencionar en el mismo film al Wade Wilson de Ryan Reynolds, que el actor aún espera que le sirva para que haya film de Masacre-Deadpool)

Los detalles de continuidad que he citado antes supongo que convencerán (a mi del todo), y es que algunos de los errores de X-Men orígenes: Lobezno era por ejemplo la poca cohesión lógica en algunos personajes (más patente viendo Primera generación, donde había ejemplos discordantes con todo lo visto antes), hecho que se “corrige” aqui al recurrir no solo a los mismos actores sino a la misma lógica argumental que ha tenido la saga (incluyendo el detalle que he citado antes sobre Jean Grey o el doble cameo final SPOILER que cito al final de esta crítica) Criticar también el horrible título español que ha tenido respecto a su The Wolverine original, que hubiese quedado mejor con (por ejemplo) Lobezno Samurai como en el poster adjunto.

La labor de James Mangold dirigiendo todo esto no llega al nivel de Singer (X-Men, X-Men 2) o Vaughn (Primera generación), pero sin duda supera a Ratner (X-Men 3: la decisión final) y Hood (X-Men orígenes: Lobezno) por lo que podriamos decir que estamos ante la cuarta mejor película de los mutantes de la Marvel que Hollywood nos ha ofrecido hasta la fecha (ser la cuarta mejor habiendo tan solo 6 puede parecer poco pero no es mal resultado) pese a que a muchos les pueda irritar un omnipresente Hugh Jackman cuyo parecido siendo fieles al comic sería más bien colateral (aunque el carisma del actor haya conseguido hacer suyo al personaje) Y es que el film se hace por y para él (mostrandonos su musculado cuerpo para solaz de las féminas), no habiendo en el reparto ningún otro personaje que le haga sombra pese a la inclusión de famosos secundarios (Samurai de Plata por ejemplo) o de ciertos detalles del comic Honor de Frank Miller y Chris Claremont del que (supuestamente) se toma la base para el argumento de esta película.

También hay que admitir que a Mangold le interesa más Logan que Lobezno, por lo que hasta el tramo final no se abusa mucho de los tópicos del cine de superhéroes. En cuanto a las escenas de acción citar su buena coreografía, lejos de los excesos visuales de otros como Zack Snyder o del ya cansino bullet-time iniciado por Matrix y perpetuado (por ejemplo) por el Paul Anderson de la saga Resident Evil. En cuanto a villanos el film ofrece una correcta trama donde estan metidos los yakuza y los ninjas, estando mejor resueltas las escenas con esos personajes (atención a las flechas “enlazadas” para atrapar a Lobezno) así como las del combate final con el Samurai de Plata (mas espectacular) que no lo relacionado con el personaje de Viper, presentada como una especie de variante de Poison Ivy, lo que nos puede llevar a recordar cuando el citado personaje salió en la nefasta Batman y Robin.

¿Y tras los créditos? ¡Oh, señor! (y ATENCIÓN SPOILER) Apenas ha pasado un momento de los mismos cuando tenemos una escena que nos situa 2 años después con Logan en un aeropuerto y en donde tenemos referencias a las Industrias Trask (que será el villano de Dias del futuro pasado) y la presencia de Patrick Stewart e Ian McKellen como Profesor X y Magneto respectivamente, en un anticipo de lo que será, esperemos que para bien, la citada Dias del futuro pasado de Bryan Singer en 2014 (FIN SPOILER)

LO MEJOR: Es tan entretenida como uno podía esperar, marcando además detalles de lógica y coherencia en la continuidad de las películas de los mutantes de Marvel hasta la fecha (quedando si acaso fuera de la misma la anterior X-Men orígenes: Lobezno)

LO PEOR: La siempre deseada fidelidad a las obras que adaptan (en este caso la de Frank Miller y Chris Claremont) que más parece que haya sido tan solo idea inicial, así como lo MUY DEPENDIENTE que es TODA la película de la presencia/carisma del Lobezno a cargo de Hugh Jackman, no habiendo ningún personaje que le haga sombra.

:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *