-- Publicidad --

Memorias de un zombie adolescente

FICHA TÉCNICA

Título: Memorias de un zombie adolescente
Título original: Warm Bodies
Dirección: Jonathan Levine
País: Estados Unidos
Año: 2013
Fecha de estreno: 19/04/2013
Duración: 98 min.
Género: Romance, Comedia, Terror
Reparto: Nicholas Hoult, Teresa Palmer, Analeigh Tipton, Rob Corddry, Dave Franco, John Malkovich, Cory Hardrict, Daniel Rindress-Kay, Vincent Leclerc, Clifford LeDuc-Vaillancourt
Guión: Jonathan Levine
Distribuidora: eOne
Productora: Summit Entertainment, Mandeville Films, Make Movies

SINOPSIS

R (Nicholas Hoult) es un zombie que vaga perdido, solo y sin rumbo tras una plaga mundial que ha convertido a casi toda la población en muertos vivientes. En una excursión a la ciudad junto con su amigo M (Rob Corddry) para buscar algo fresco que llevarse a la boca, R conoce casualmente a Julie (Teresa Palmer), una joven humana a la que salva de convertirse en el menú del día sin saber muy bien por qué.

Poco a poco, y gracias a Julie, el corazón muerto de R comienza a latir de nuevo y vuelve a recordar cómo era estar vivo. Aunque el padre de Julie, el general Grigio (John Malkovich), líder de la resistencia humana, no termina de ver con buenos ojos al nuevo amigo de su hija…

CRÍTICA

El gran error cometido por la Saga Crepúsculo ha sido sin duda el ridiculizar (y algunos dirian que amariconar) a un ser tenebroso como es el vampiro, al que se puede relacionar sin problemas con el género romántico (ver el Dracula de Francis Ford Coppola) pero al que resulta innecesario convertir en esa especie de gusiluz que eran los chupasangres de dicha franquicia. Pero como el éxito manda, si eso triunfó lo lógico es que se estrenen variantes sobre lo mismo con mayor o menor fortuna por más que en un principio argumentos como el de este film puedan parecer un completo disparate.

Partiendo de esa premisa, y con la actual moda zombi que se vive tras el éxito de la serie The walking dead tanto en su versión en comic como en su adaptación a televisión, esta adaptación de la novela Warm Bodies de Isaac Marion (y cuya versión literaria me leí hace unos meses bajo el título de L’R i la Julie) llega a nuestras pantallas bajo el curioso título de Memorias de un zombie adolescente, lo cual puede hacer pensar de antemano que estamos ante una comedia de poca monta, cuando más o menos no sería ni lo uno (tiene más ironia que humor) ni lo otro (no me parece mala)

Hay que aclarar que tampoco estamos hablando de un film que vaya a revolucionar el género, pero al menos si respeta las bases del “monstruo” escogido (a diferencia de la saga de Stephanie Meyer) aunque el resultado final no tiene los aciertos que si había en títulos como Shaun of the dead o Zombieland, películas que también hacian comedia en el género de los muertos vivientes (como ya daban a entender los títulos que tuvieron aqui en España, respectivamente Zombies Party y Bienvenidos a Zombieland)

Partiendo de un hecho ya sugerido desde los propios orígenes del personaje, los zombis aqui no son seres irracionales sino más bien monstruos con atisbos de la humanidad que tuvieron, y de la que aún se recuerdan vagamente (sirva de ejemplo para ello la escena inicial donde el protagonista se nos presenta a él y el mundo por el que se mueve) El ejemplo más parecido sería el monstruo de Frankenstein, también criatura revivida que expresa sentimientos propios aunque sea “a su manera”.

Lo que si sería novedoso sería la utilidad de los cerebros: es todo un clásico que dicha parte de la anatomia sea lo más deseado por estos seres, pero aqui se da el caso de que el protagonista nos explica que con ello se tiene acceso a los recuerdos de la persona “consumida” siendo una sensación para el zombi más o menos semejante a la que le provocaría algún tipo de droga alucinógena a un humano. Otro detalle sería el de los “huesudos”, zombis que ya estarían lejos de toda salvación y que parecen esqueletos momificados, frente a los zombis “normales” (digamos que estos no se pudren ni son tan asquerosos como uno podría pensar hasta que llegado a un punto se despellejan y ya se vuelven de la otra manera)

Los que al verla temían otro Crepúsculo pueden ir respirando tranquilos: si hay amor (de hecho podriamos decir que ese sentimiento provoca lo que sucede en el tramo final) pero no es tan empalagoso como el de la franquicia de los vampiros brillantes, a lo que ayuda la correcta actuación de la pareja protagonista, lejos de los aburridos (por ejemplo Robert Pattinson) y/o asqueados (por ejemplo Kristen Stewart) personajes de la franquicia crepuscular (Nicholas Hoult consigue hacer entrañable a su R casi desde el principio mientras que Teresa Palmer hace buena réplica y consigue hacernos creíble esta historia tan fuera de lo normal)

El actor con más experiencia del reparto, o al menos el más conocido por la mayoría del público, sería John Malkovich, que tiene en su haber el ser el padre de la protagonista (y lider de la resistencia humana) Su final en la película varía respecto a la novela, supongo que para evitar caer en la sensiblería, algo por donde la historia va en todo momento de puntillas pero sin caer de pleno en ese error (hasta, quizás, la escena final de la pareja, más romanticona de lo esperado pero ¡oye! es apenas poco más de un minuto y ya se acaba la historia, sin hacer una saga donde no hace falta)

A favor de esta película juega también un montaje muy acertado que no aburre en ningún momento pero que tampoco cae en el común error de dilatar la duración del film de manera innecesaria: digamos que los 98 minutos que dura son (ni más ni menos) que todo cuanto necesita. Asimismo también es muy destacable la voz en off de R (más ágil que su escasa expresividad zombi) que nos sirve para introducirnos más en la historia (con algunos agradecidos insertos de humor) y mostrarnos de manera más clara su forma de pensar y sentir.

LO MEJOR: Sin ser ninguna maravilla consigue sorprender y entretener pese a un argumento que a muchos les pueden echar para atras (o por aquellos que, erroneamente, la comparen con la Saga Crepúsculo)

LO PEOR: Que pese a introducir ciertos elementos de novedad en el fenómeno zombi sus pretensiones no sean mayores, quedando lejos de títulos como Shaun of the dead o Zombieland.

:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

Un comentario en “Memorias de un zombie adolescente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *