-- Publicidad --

Nota de prensa: La venganza es un plato que se sirve… de cine

La venganza, el desquite, la vendetta, el “ojo por ojo”, es una reacción que ha demostrado ser capaz de mover montañas. Uno de los sentimientos humanos más poderosos, la voluntad de infligir el daño sobre quien nos lo ha hecho a nosotros a menudo se confunde con la búsqueda de justicia, y puede convertirse en el motor de quien la desea. Como en la vida real, el cine está repleto de historias movidas por la venganza.

Es el caso de Valor de Ley, una de las películas del año, dirigida por Joel y Ethan Cohen, que estará disponible en DVD y Blu-Ray el 24 de agosto. Los Cohen se atreven esta vez con un western 100% tradicional, adaptación de la novela de Charles Portis cuya anterior versión cinematográfica había sido protagonizada por el mismísimo John Wayne. En su particular vuelta de tuerca al clásico, los Cohen sustituyen a Wayne por uno de sus actores fetiche, Jeff Bridges, en el papel de Rooster Cogburn, el alguacil que se verá inmerso en la particular historia de venganza de una niña de 14 años. Aprovechamos el lanzamiento de la mejor venganza cinematográfica del año para dar un repaso a las mejores historias de venganza que nos ha dado el séptimo arte.

“Busco al hombre que mató a mi padre. Se llama Tom Chaney. Y necesito que alguien le dé caza”

Mattie Ross (interpretada por una novata pero impresionante Hailee Stanfield) ha decidido vengar la muerte de su padre, un buen hombre, a manos del delincuente Tom Chaney (Josh Brolin), y no está dispuesta a que nada ni nadie se interponga en su camino. No dudará en recurrir a la ayuda de sendos policías cazarrecompensas (Cogburn y LaBoeuf, encarnado por Matt Damon) para encontrar a Chaney y acabar con su vida. La determinación de Mattie sorprende a todos en un Lejano Oeste dominado todavía por “tipos duros”… ¿Conseguirá lo que se propone?

“Incluso si consigues vengarte, no lo vas a recordar”

¿Imaginas querer vengarte de alguien… y no recordar de quién se trata? Es exactamente lo que le sucedía al personaje de Guy Pearce en Memento (2001), la tercera película de Christopher Nolan. Su protagonista sufre de una forma de amnesia que le impide almacenar recuerdos, por lo que para investigar el asesinato de su esposa (Jorja Fox) decide tatuarse la información que consigue. El éxito de la película sobre una venganza sin memoria se debe, en parte, a que está estructurada en orden inverso, de tal manera que nos enfrentamos a cada escena sin saber lo que ha sucedido antes, igual que le sucede al protagonista.

“Esa mujer se merece una venganza, y nosotros merecemos morir”

La que tenía muy claro de quién quería vengarse era La Novia de Kill Bill (2003 y 2004), que para no olvidarse de nadie viajaba con una lista de “objetivos” y necesitó no una, sino dos películas enteritas para acabar con todos los miembros de su antiguo equipo. Pero su objetivo principal, como indica el título, es matar a Bill, su antiguo jefe. Las razones que motivan la venganza de La Novia se van revelando a lo largo de los dos volúmenes de la película de Quentin Tarantino protagonizada por Uma Thurman.

“Alcanzaré mi venganza… en esta vida o en la otra”

Que la venganza ha sido la fuerza que ha motivado a héroes y villanos desde el principio de los tiempos está más claro que nunca en la película Gladiator (2000), en la que Ridley Scott dio a conocer a Russell Crowe como Maximus, el general romano que tras perder a su familia se ve convertido en gladiador. Maximus hará todo lo posible por encontrarse cara cara con el culpable de su desgracia, el emperador Cómodo (Joaquim Phoenix). El mítico discurso de Máximo en la arena termina:

“El único veredicto es la venganza”

Venganza se escribe con V, y si no que se lo pregunten a Alan Moore, autor del cómic en el que se basa V de Vendetta (2006), quien se desentendió del filme antes de su lanzamiento. La película, producida por los hermanos Wachowski (Matrix), fue sin embargo un éxito. Su protagonista, un hombre enmascarado que se hace llamar “V”, se inspira en Guy Fawkes (responsable de la quema del Parlamento británico en el siglo XVI) para tomar su venganza contra el régimen totalitario que le destrozó la vida. En su camino se cruza Evey (Natalie Portman), una joven a la que tampoco le faltan razones para vengarse del régimen represivo y unirse a una rebelión liderada por V.

“¿Quieres venganza o quieres la verdad?”

Oldboy (2003), primera entrega de la trilogía de la venganza de Chan-wook Park, también se basa en un cómic, en esta ocasión un manga japonés, protagonizado por un hombre de negocios coreano que sin motivo aparente es encerrado durante 15 años en una habitación donde sólo hay una tele. Para colmo, es acusado de la muerte de su esposa. Cuando sale de su cautiverio, comienza una incesante búsqueda de venganza. Spike Lee prepara ahora un remake americano de Oldboy, que en 2004 fue premiada como mejor película en Sitges.

La venganza como tema ha dado mucho de sí en el cine, llegando a todos los géneros, desde el péplum hasta la ciencia ficción, pasando por el thriller y, por supuesto, también el western. Pero aunque se trata de un tema bastante común en la pelis del Oeste, nunca antes de Valor de Ley habíamos visto la venganza adoptar una apariencia tan inofensiva como la de Mattie Ross… hemos dicho “apariencia”.
Valor de Ley se pone a la venta en DVD y Blu-Ray el 24 de agosto.

:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *