Ocean’s 8

¿Para qué arriesgar cuando se puede ir sobre seguro? Esa parece ser la tónica más predominante estos últimos años, donde casi todos los films que nos llegan con ánimo de reventar la taquillas son remakes, reboots, secuelas, precuelas o bien un poco de todo. ¡Ojo!, no seré yo quien me queje si la fórmula funciona, pero hasta cierto punto resulta un tanto decepcionante tener una idea preestablecida sobre una película, y que luego una vez vista la cumpla en cada uno de sus puntos. Eso podría ser quizás una crítica negativa hacia el presente film, lo cual sería inexacto porque estamos ante un título sin duda alguna entretenido. El problema radica en que si tienes que dar su valoración en unas pocas palabras lo más justo sería decir que “está bien, pero…”, siendo entonces cuando tienes que aceptar que no “es oro todo lo que reluce”.

Ya de por si la innecesaria trilogia que tuvo la inicial Ocean’s Eleven no inventaba nada nuevo, no sólo por ser el remake del film homónimo de 1960, sino porque además ese subgénero del “golpe perfecto” ha tenido infinidad de variantes, por lo que resulta previsible que cualquier nuevo ejemplo circule por los mismos derroteros. En 2001 Steven Soderbergh jugaba con el carisma de su reparto masculino, lo cual se intentó repetir en sus dos secuelas, siendo ahi donde tenía un evidente acierto ya que sólo el Danny Ocean al que dió vida George Clooney hay que reconocer que sabia tomar ese carisma del Hollywood clásico que tenia el film de 1960 protagonizado por Frank Sinatra y Dean Martin (entre otros)

Centrándonos ya en esta película cabe indicar que la misma funciona a varios niveles, porque se podría considerar secuela de las películas de Soderbergh (la última de las cuales se estrenó en 2007), spin-off derivado de los mismos y reboot de la franquicia, cambiando tan solo el sexo (de hombres a mujeres) y el número de miembros del plan (de los 11, 12 y 13 de las tres películas de 2001, 2004 y 2007 pasamos a las 8 de aqui) Por lo demas el director Gary Ross (responsable, por ejemplo, de la primera entrega de Los juegos del hambre) lleva a cabo una repetición de esquemas, ya que toda la historia de esta película se construye bajo el previsible orden de primero fichar a los diferentes miembros, después planear un robo a priori con muchas dificultades y finalizar llevándolo a cabo con la evidente sorpresa en su último tercio de que, en este caso, las ladronas aspiraban a todo. Todo ello se conecta ligeramente con las películas previas, incluso echando mano de algún breve cameo de alguno de los miembros de su reparto, y queda servida la nueva versión.

Esta película comienza con Debbie Ocean (a la que encarna con corrección Sandra Bullock) saliendo de prisión, ya que al igual que su hermano Danny (al que dió vida George Clooney) es muy amiga de sustraer lo ajeno. Como resulta previsible, nada más salir de la carcel planeará un complicado robo: si su hermano y su banda iban a por los casinos de Las Vegas, ella y sus aliadas han puesto el ojo en un impresionante collar de diamantes valorado en 150 millones de dólares (con ese muy previsible tópico de que las ladronas, si son mujeres, la mayoría de las veces se decanten por joyas) A partir de ahi, y si se ha visto la trilogia previa de Steven Soderbergh, se encontrará una repetición de esquemas donde el mayor mérito estaría (de nuevo) en el carisma del reparto, el cual varía resultando destacables Cate Blanchett y Anne Hathaway, con el relativo “alivio cómico” de Helena Bonham Carter (en especial en escenas como las de las gafas y el collar) siendo tan solo correcta una Sandra Bullock a la que cuesta imaginar como hermana del personaje de George Clooney, cumpliendo con solvencia el resto del reparto, pero sin destacar demasiado.

============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 6 de julio de 2018
  • Galeria de posters por este enlace.
  • LO MEJOR: Aspiraba a que como mínimo fuera un correcto entretenimiento, algo que cumple de sobras…
  • LO PEOR: … pese a lo tópico y previsible de su esquema argumental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.