-- Publicidad --

PROMESAS DEL ESTE

promesas-del-este.jpg

Parece ser que David Cronenberg se ha cansado de su cine de ciencia-ficción desagradable (Scanners, Cromosoma 3, Videodrome, La mosca) y sus aventuras bizarras (Inseparables, Crash, El almuerzo desnudo). Su cine se ha relajado, hay menos paranoias y menos drogas, pero aún dista mucho de ser normal. A mí me gustaba más antes (Crash sigue siendo una de mis pelis favoritas) pero ahora puede acceder a más gente y no pierde la ocasión de entregar buenas historias a un público mayoritario.

Tras Una historia de violencia repite ahora con Viggo Mortensen en esta peli sobre la mafia rusa en Londres. Inevitablemente recuerda a El Padrino en su presentación de la vida familiar (fiestas, comida, música) y los modos de vivir mafiosos. Obviamente Cronenberg no intenta imitar las pelis de mafiosos de Coppola o Scorsese, su estilo es otro. Aquí los mafiosos no son italianos graciosos, son rusos fríos sin escrúpulos. La trata de blancas, la extorsión y el asesinato no son temas para tomar a guasa.

Ojo, Cronenberg sigue sin tener miedo a mostrar escenas desagradables, Promesas tiene alguna escena bastante dura.

La peli está bien llevada y los actores cumplen; Viggo sigue tan inexpresivo como siempre pero aquí le queda muy bien al personaje, Naomi Watts está correcta y los secundarios cumplen sobradamente.

7

:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

2 comentarios en “PROMESAS DEL ESTE

  1. Hey! Luis Cifer eres un figura. Estas críticas de cine son la ostia. Aunque cada uno piense diferente y tenga gustos diferentes.
    Un saludoooooooooooooooooooooooooooo!

  2. Comparto contigo gustos. Crah es una revolución tan radical que incluso pervierte al libro. Cronenberg no sólo es seguido por un puñado de frikis, sino respetado por actores, cineastas, escritores, etc. Ejemplo de ellos son los personajes que aparecen en sus películas cobrando cachés muy por debajo de sus habituales. Su nombre se asocia con Salman Rushdie, Jeremy Irons, Ralph Fiennes, Gabriel Byrne, Jude Law, James Ballard…
    Gracias Cronenberg por esas ganas de ir a ver tus peliculas al cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *