-- Publicidad --

Retornados

FICHA TÉCNICA 

Título: Retornados
Título original: The Returned
Año: 2013
Duración: 98 min.
País: España/Canadá
Director: Manuel Carballo
Guión: Hatem Khraiche
Música: Jonathan Goldsmith
Fotografía: Javier Salmones
Reparto: Emily Hampshire, Kris Holden-Ried, Shawn Doyle, Claudia Bassols, Emily Alatalo, Paulino Nunes, Melina Matthews, Jamie Lyle, Stephen Chambers
Productora: Coproducción España-Canadá; Castelao Pictures / Ramaco Media
Género: Thriller. Terror | Zombis

SINOPSIS

La humanidad convive con los “Retornados”, gente de apariencia normal que ha sido infectada por un virus devastador. Sólo la inyección diaria de una Proteína evita que se transformen en zombis. Kate trabaja en una unidad de investigación intentando encontrar urgentemente una vacuna definitiva que impida que la epidemia se expanda. Además, oculta una poderosa razón: su pareja, Álex, es un “retornado”. El caos se desata cuando el Gobierno anuncia la escasez de la Proteína y la paralización de las investigaciones, obligando a todos los infectados a ingresar en un centro militar de alta seguridad. Temiendo lo peor, Kate y Álex deciden no acatar las órdenes y huir. Su cuenta atrás por la supervivencia ha comenzado.

CRÍTICA

En un adelanto de más de un mes respecto a la que será su fecha de estreno (a mediados del próximo noviembre) y con la ventaja de haber sido un pase de prensa celebrado casi al lado de donde vivo (los cines Filmax Gran Via de Hospitalet de Llobregat) he tenido la oportunidad, incluso previa a su paso por el Festival de Sitges, de ver esta aportación española (en coproducción con Canadá) a esa moda zombi tan extensa y con multitud de ejemplos en cine, literatura, televisión,… (The walking dead, Guerra Mundial Z, etc.)

Entrando dentro de las muchas variantes que ha tenido el zombi como concepto tras subir a la fama de la mano de George Romero, aqui se trata su pandemia cual si fuera un virus (de origen desconocido, o al menos no se explica en el film), del que se ha descubierto una relativa solución “parcial” (cada dosis solo te asegura un día más sin perder la razón) con la particularidad que la misma depende de ciertas condiciones que estan menguando, por lo que la situación entra en un peligroso círculo del que parece no haber salida. Ese hecho hace de Retornados una intensa lucha contrarreloj por la supervivencia con una gran carga dramática, no entrando tanto dentro de lo sangriento que siempre se ha considerado el cine con muertos vivientes.

Y es que en la historia de esta película, los zombis son un peligro latente pero no principal, centrándose más la misma en los personajes, si bien tiene sus concesiones y no escatima (sin caer en la casquería) en esa sangre que no se vió en Guerra Mundial Z, la aproximación “para todos los públicos” del género de los muertos vivientes estrenada el pasado verano. Pero pese a no contar esta película con el presupuesto que tuvo la de Brad Pitt, es justo reconocer lo bien que maneja la progresiva angustía que nos llevará a un final de alta tensión donde, con el tiempo en contra, la solución pasa por la acción más trágica que se puede llevar a cabo… que luego se descubrirá inutil en un sarcástico giro del destino.

Pese a todo la película se cobra el consabido peaje de dejar la puerta abierta para una posible secuela (que creo que carecería del elemento sorpresa de esta) lo que unido a cosas tan obvias como lo que sucede en su último acto en el parking del hospital (donde es muy evidente que la llamada de teléfono que se realiza provocará algo no muy agradable) son las mayores concesiones previsibles que le encontré a una historia que critica desde su base fantástica la intransigencia actual hacia todo aquello que no entre dentro de unos cánones establecidos (ver por ejemplo los actos de los asaltantes del hospital, perfectamente paralelo en nuestra actualidad a la represión gay que se vive en Rusia)

Asimismo, aunque nunca se explica que motivó esa infección zombi, si se dice que la misma es “controlada” con lo que los afectados se tienen que inyectar cada día, pero eso me plantea dudas ya que si al principio indican el cuidado con el que se tiene que tratar al “afectado” (me refiero a los consejos que le dan al matrimonio inicial con el hijo enfermo)… ¿la protagonista tiene relaciones sexuales con alguien en la misma condición? Porque muchos pensarán que igual practica sexo seguro con condón pero la última escena nos hace pensar que no es así por lo que, ¿no hay infección por transmisión de fluidos?

De todas maneras son detalles secundarios y que no dificultan el disfrute de una película de zombis donde no se cae en la casquería innecesaria ni en el formato episódico de historias como las de The walking dead derivando más bien en un drama por la supervivencia (con el tiempo en contra) donde resulta más primordial el destino de los personajes que los muertos reanimados que circulan por la película. Entretenida y bastante certera en sus paralelismos hacia ciertas actitudes retrógadas que existen hacia ciertos sectores (por ejemplo lo antes citado de los homosexuales en Rusia) la considero una aproximación a la temática zombi que al menos intenta no caer en (muchos) estereotipos y aportar algo más que lo obvio en una historia así.

LO MEJOR: Su premisa argumental, desarrollada en una historia progresivamente más angustiosa donde no parece haber más salida que la tragedía… aunque un giro del destino la descubra como innecesaria.

LO PEOR: Las concesiones a estereotipos del género como el tramo en el parking en su recta final o ese final abierto para una secuela que no sé por que caminos derivaría.

:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

Un comentario en “Retornados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *