Sherlock Holmes y la sabiduria de los muertos

FICHA TÉCNICA

Título: Sherlock Holmes y la sabiduría de los muertos
Autor: Rodolfo Martínez
Diseño de cubierta: Alberto Cairo
Ilustración de cubierta: Alejandro Terán
Col. Bibliópolis Fantástica nº 13
224 págs., 17,95 euros
ISBN: 84-96173-09-7

SINOPSIS

“He dicho a menudo, Watson, que cuando se ha eliminado lo imposible, lo que queda, por improbable que pueda parecer, es la verdad. Pero, ¿qué sucede cuando no se puede eliminar lo imposible?”

Siguiendo un extraño caso de suplantación de personalidad, el famoso detective Sherlock Holmes se ve envuelto en una feroz intriga entre sectas luciferinas, la legendaria Amanecer Dorado y la francmasonería egipcia, por la posesión del grimorio definitivo, el libro que abre las puertas del infierno, conocido bajo muchos nombres: Al Azif, el Libro de lo que dicen los Espíritus del Desierto, el Libro de los nombres muertos… o el Necronomicon.

Rodolfo Martínez coloca frente a frente a dos de los grandes mitos literarios de todos los tiempos: el detective de Baker Street y Lovecraft, el solitario de Providence. El resultado es una apasionante narración que podría estar firmada por aquel fotógrafo de hadas y aficionado al espiritismo llamado Arthur Conan Doyle.

RESEÑA

En mi búsqueda por las bibliotecas de mi zona de nuevos libros de Sherlock Holmes que no me hubiese leído he conseguido la que parece ser una trilogia escrita por el español Rodolfo Martínez y que consta del libro aqui reseñado y luego Sherlock Holmes y las huellas del poeta y Sherlock Holmes y la boca del infierno, que iré leyendo progresivamente a lo largo de los próximos dias.

Para mi sorpresa en este caso me he encontrado con un libro realmente apasionante si te gusta el detective de Baker Street, ya que aqui lo vemos junto con un montón de personajes, tanto reales como ficticios. Por un lado en esta aventura se inmiscuye Arthur Conan Doyle, padre de la criatura, en un juego de realidad contra ficción bastante gracioso mediante el cual Watson confiesa que este es su agente literario, aduciendo que ha llegado un punto en el que incluso hay quien se piensa que ellos (Holmes y Watson) son meras creaciones de Doyle. Pese a ello no priva para que al verdadero creador del personaje se le presente en la novela como poco más que un pelele que va al son que le dictan.

Pero no es ese su único encuentro: aparte de clásicos secundarios de la obra holmesiana como por ejemplo el inspector Lestrade, se dan cita en estas páginas Aleister Crowley, Lovecraft, Van Helsing, Drácula o el Necronomicón por poner sólo unos ejemplos (porque hay más: Marlowe, Alicia en el pais de las maravillas,…) Pueden parecer demasiados “encuentros” aunque me gustaría citar que La sabiduría de los muertos es la historia más larga aqui incluida, pero el tomo se completa con otras dos tituladas Desde la tierra más allá del bosque y La aventura del asesino fingido. Eso provoca que aunque los nombres famosos citados sean bastantes, nunca esté de más su presencia siendo siempre bien argumentada para que esto vaya más allá del simple guiño al curioso lector.

Las historias son las protípicas de Holmes: ante él se presenta un asunto misterioso al que conseguirá dar solución a base de sus clásicas aventuras de acción e investigación. En ese sentido se nota mucho la fascinación del autor por la película Asesinato por decreto (también una de mis preferidas entre los films que ha tenido el famoso detective) ya que los Holmes y Watson de esta novela se comportan y actuan recordando mucho a como lo hicieron Christopher Plummer y sobretodo James Mason en sus respectivos papeles de detective y doctor en aquel film. Pese a ello si que hay que destacar a las dos primeras historias (La sabiduria de los muertos y Desde la tierra más allá del bosque) que son donde se suceden los encuentros citados, ya que la tercera es un relato corto narrando un caso donde es Watson el máximo protagonista, lo cual lo dota de cierta frialdad ante la falta del famoso detective de Baker Street.

De todas maneras y aunque el autor quiere hacer ver en el prólogo que él es un simple traductor de una historia inédita del detective que simplemente ha trasladado a nuestro idioma, hay ciertos detalles en la forma de comportarse de los personajes así como lo facilmente que Holmes acepta algunos giros argumentales más fantásticos (teniendo en cuenta lo escéptico que siempre se le definió) que son los que más pueden denotar las diferencias entre “esta” forma de narrar de Watson y su estilo en las novelas clásicas. Pero pese a ello son detalles menores que no ensombrecen una obra bastante destacable.

LO MEJOR: Si eres fan de Sherlock Holmes las historias de este tomo no desentonan para nada, siendo especialmente destacables las dos primeras por la gran multitud de encuentros que hay (Lovecraft, Aleister Crowley y el Necronomicón por un lado o Drácula y Van Helsing por otro) sobre la tercera, más clásica, simple y sencilla. Y sobre tal cantidad de encuentros, sin duda destaca el del autor con su propia creación.

LO PEOR: La citada tercera historia (menor a las otras, aunque no por ella mala) y ciertos detalles argumentales que no le concuerdan a uno con la forma clásica de narrar de Watson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.