-- Publicidad --

Star Wars episodio VII: El despertar de la fuerza

No me considero fan de la saga Star Wars, para dejarlo claro de origen, pero lo que no negaré es la influencia que ha tenido en mucho público a lo largo de las décadas (entre los cuales si me incluyo) Puede sonar un tanto contradictorio, pero en mi caso admito haber disfrutado en 1983 con nueve años de El retorno del Jedi (cuando mi madre me llevó al cine a verla) así como del resto, vistas luego en televisión. Aunque en su momento fueron tan criticados como Jar Jar Binks admito aún tener por casa un muñeco de un Ewok, que debido a mi corta edad reconozco que me flipaba.

Cuando en 1997 se cumplia el 20 aniversario de la trilogia original, la misma se reestrenó (con ciertos retoques) para darla a conocer a una nueva generación. Como es natural yo acudí al mismo, disfrutando de ellos así como del hecho de poder presumir que había visto El retorno del Jedi tanto en su estreno como en el citado reestreno. Eso fue el anticipo que nos tenía preparado George Lucas, porque justo dos años después dió inicio a una nueva trilogia, en este caso de precuelas, que no convenció a los fans de la saga… y a los que no puedo menos que darles la razón, pero con matices.

Pero ¿esto no tendría que ser una crítica del Episodio VII? Si, lo es, pero antes me permito entrar en antecedentes, porque este El despertar de la fuerza de J.J.Abrams recien estrenado no solo abre nuevos caminos en la franquicia sino que también se vale de la nostalgia del espectador maduro. Y ahi tengo que reconocer que hay ciertos paralelismos entre el Anakin Skywalker de las precuelas y el Kylo Ren que aqui encarna Adam Driver (aparte de cierto GRAN spoiler que por aqui no citaré) porque mientras que en el caso del primero costaba ver al futuro y temible Darth Vader, algo similar le sucede a este nuevo enemigo, que sigue la estela de tan mítico villano, sin nunca sobrepasar al ejemplo que toma para emular.

De hecho a mi me plantea más dudas e incógnitas ese enemigo al que da vida (o más bien cuerpo virtual) el gran Andy Serkis, y que parece ser el sustituto del Emperador Palpatine. Supongo que las sucesivas secuelas ahondarán en el proceso de aprendizaje de Kylo Ren por parte de ese sustituto del Emperador (de ahi esa inexperiencia y ese poco control sobre la ira de Ren, semejante a la inicial de Anakin en las precuelas) Lástima que, de momento, ni uno ni otro estan a la altura de la imagen que dejó Vader en la trilogia clásica, o si mucho me apuras, de ese gran y desaprovechado villano que fue Darth Maul en La Amenaza Fantasma.

Aún así J.J.Abrams acierta al seguir el estilo de Superman Returns o de la reciente Jurassic World, que no dejan de ser secuelas que a su vez se pueden considerar remakes y/o reboots (en el primer caso del film de Richard Donner de 1978, en el segundo del Parque Jurásico de 1993 de Steven Spielberg) De todas maneras resulta un poco hilarante, a la que se analice un poco, que antes el Imperio y ahora la Primera Orden caigan POR TERCERA VEZ en el mismo error, tan solo que cada vez haciendo que el “elemento” fuera progresivamente más grande, si bien se puede obviar dentro del perfecto disfrute que es ver una película como esta (que supera a las precuelas y creo que queda a la altura de la trilogia original, justo tras los episodios V y IV respectivamente)

Porque si, El despertar de la fuerza se puede considerar una especie de remake del título inicial de 1977, sin que por ello se trate de una copia exacta. Pero de los errores se aprende, y mientras que las precuelas pecaban de un cierto exceso de CGI, aquí se decantan por recuperar el espíritu original (si funciona algo, ¿para qué cambiarlo?) por lo que es muy facil recordar el esquema de la aventura planteada por Lucas en la primera película y verlo reflejado aqui. Y eso sin olvidar que uno de los momentos más icónicos de Star Wars es aquel en que se reconoce cierta paternidad (¿recordais?), algo que justifica que se juegue con una premisa similar en la presente entrega, de forma acertada.

Cuando te das cuenta del citado paralelismo, no resulta muy dificil preveer cierto “sacrificio” como el que llevaba a cabo el gran Alec Guiness en la película de 1977 (entre otros detalles “sugeridos” más arriba) Pero para demostrar que no todo va a ser nostalgia, resultan todo un acierto tanto John Boyega como Daisy Ridley, sobre cuyos hombros está el grueso central de esta película, y por los que resulta facil sentir una inmediata empatía, sobretodo en el caso de ella (que parece heredar el carisma original de Luke y Leia Skywalker aunque OJO, porque de momento sin admitir (¿aunque si sugerir?) que algo de eso haya) Y sin olvidarme del entrañable BB-8, que podría considerarse el relevo de C3PO y R2-D2, que también tienen breve presencia. Al menos este nuevo robot cae mejor que el polémico Jar Jar Binks

=====================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • EL MOMENTO: Diría que cuando entra en escena Han Solo, pero casi lo adelantaría a cuando aparece su mítica nave.
  • EL DETALLE: El acierto de los personajes a los que dan vida John Boyega y Daisy Ridley, que aportan savia nueva a la veterana saga. 
  • LA CURIOSIDAD: Por fin consigue Harrison Ford lo que pidió para su personaje en El retorno del Jedi… y no digo más.
  • LO MEJOR: Es un digno episodio dentro de la saga donde está englobado, ofreciendo no solo los elementos de nostalgia para el espectador veterano, sino también nuevos con los que encandilar a las nuevas generaciones.
  • LO PEOR: Puede no convencer a todo el mundo su condición de secuela cuyo esquema casi parece el de un remake o reboot del film de 1977.
:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

2 comentarios en “Star Wars episodio VII: El despertar de la fuerza

  1. *****ALERTA DE SPOILERS GRANDES***** DE CORAZÓN, NO LEAN ESTE COMENTARIO SI AÚN NO HAN VISTO ESTA PELÍCULA, PORQUE MERECE LA PENA VERLA SIN CONOCER SU HISTORIA.

    Dado que necesito compartirlo y muchos amigos aún no la han visto (ni que hubiera pasado mucho desde su estreno :P ) daré mi opinión sobre lo malo y bueno de la película, y lo numeraré para un eventual debate-aclaración entre los presentes ;)

    —> LO BUENO
    1. LA PELÍCULA EN SÍ: El resultado global, una buena película “a la altura” de lo que se esperaba de Star Wars. Por tanto ¿decepciona? ¡para nada! y eso ya es mucho.
    2. PERSONAJES VIEJOS: La reaparición de los personajes míticos, principales y secundarios, lo cual es un puntazo.
    3. ACTUALIZACIÓN: Los mejorados efectos, y uniformes actualizados, combinan la esencia anterior con la modernidad. Algo que se nota también en los escenarios y naves, en todo, y que en definitiva hacen cazar las películas anteriores con esta nueva entrega.
    4. PERSONAJES NUEVOS: No soy feminista, pero por fin una chica cobra una importancia real en la historia, y eso, hay que añadirlo. Y el otro, sin ser racista ni quererlo, es un negro, así que vivan los nuevos tiempos de nuestro mundo llevados a los de una galaxia muy lejana. Ambos actores muy bien en sus respectivos papeles. Y el nuevo droide BB-8 que en una sola película casi casi me atrevo a decir que supera en simpatía y alma a nuestro querido R2D2.
    5. OJO MEGA-ESPOILER CHUNGO: Me alegró profundamente saber que la identidad de kylo ren NO es la de un luke skywalker cambiado de bando, dado que eso tuve que leer en algun maldito foro de la red hace cosa de un mes y me cabreó bastante haberlo hecho porque no avisaban del supuesto spoiler. Y era algo que de haber sido cierto, hubiera arruinado la pelicula.

    —> LO MALO:
    1. El careto real de Kylo Ren, lo que viene siendo un adolescente pajero que se pone una máscara solo por la moda y no por necesidad de respirar ni protegerse de nada. Decepcionante al completo.
    2. La muerte de… ya podían haberlo alargado al menos hasta el episodio 8, pues faltó verle en acción en los mandos de su nave, pues apenas un par de saltos y poco más.
    3. Para todo aquél que no se haya leído la historia entera de starwars en la wikipedia, supone un salto demasiado grande el cambio de ver una victoria quasi-aplastante de los buenos en el episodio 6, frente a este panorama de dominio imperial o de “la nueva orden” en el episodio.
    4. FATAL al inicio de la película, de la afirmación de que con ese ataque “hemos terminado por fin con la república” ¿en serio, por solo destruir 5 putos planetas? ¿acaso a la república solo le quedaban 5 miserables planetas? ¿cuales coño eran? ¿estaría coruscant entre ellos? ¿Por qué cojones no dedicaron más de 1 minuto de película a ello y nos lo explican?
    5. Ya lo sabíamos por el trailer, pero Chewbacca no tiene canas, y debería tenerlas al igual que otros de su especie, pero esto es una tontería sin importancia.
    6. Las melodías tradicionales de starwars apenas hacen acto de presencia. MUCHAS escenas serían mejores si hubieran compaginado mejor momentos cumbre de las canciones con las acciones de los personajes.
    7. EL ARGUMENTO: Super arma con forma de planeta, droide que se debe proteger porque tiene información importante*, y explosión final. Deberían haber hecho un documental sobre como cojones construyeron unas instalaciones de esa magnitud y en menos de 20 años.
    8.*La información “importante” OJO ESPOILER QUE TE CAGAS: El paradero de skywalker en un pendrive. Tócate los balones… el tipo se pira a meditar, y deja su paradero en un pendrive, y eso es “importante”, cuando lo verdaderamente importante es el hecho de que el tipo esté de bajona y no quiera regresar a la vida y guerra públicas de la galaxia. Además, si no quería ser molestado ¿para qué lo deja en un pendrive? ¿o acaso no fue él mismo el que puso esa información ahí? ¿acaso si no quería ser molestado, no podía detectar que le iban a buscar y cambiar de planeta o esconderse? esto no tiene ni pies ni cabeza.

    Hay mucho más claramente, cosas buenas y malas, y casi todas buenas, pero creo que con esto ya es suficiente desahogo. SALUDOS :p

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *