-- Publicidad --

La historia de amor más breve y hermosa del Mundo

Había una vez un hermoso príncipe que le preguntó a una bella Princesa : ¿Te quieres casar conmigo?

– Y ella le respondió…: ¡¡¡NO!!!

Y el príncipe vivió feliz por muchos años yendo a pescar, a cazar y al bar todos los putos días con sus amigos y tomaba mucha cerveza, vino y cubatas, se ponía hasta las orejas de tapas cuantas veces quería. Jugaba al golf y al mus, comía caviar porque le alcanzaba la pasta para eso y mucho más. Dejaba la ropa tirada en la silla del comedor y follaba con vecinas y amigas y con putas. No tenía que competir con vecinos y amigos por el mejor coche, la mejor casa, el mejor sitio de vacaciones, etc…

Y se tiraba pedos a mansalva y meaba salpicando la tapa del water y con la puerta del baño abierta. Cagaba leyendo sin límite de tiempo y cantaba eructando y se rascaba los güevos. Veía paginas guarras en Internet y fútbol todo el fin de semana… y nunca nadie le tocó las pelotas!!!!.

FIN

…. pues como todas estas cosas me ha entrado en el correo de hoy.

Dame más

Nunca retes a una mujer

La CIA tenia una vacante para un agente especializado en ejecuciones.

Después de evaluar a algunos aspirantes quedan finalmente 2 hombres y una mujer. Llega el día de la prueba final y para definir quien conseguiría el trabajo los agentes que administraban la prueba llevaron a uno de los hombres a una puerta grande de metal y le dieron un arma.

Debemos confirmar que usted seguirá nuestras instrucciones no importa bajo que circunstancias”, le explicaron: –
“Dentro de este sitio, usted encontrara a su esposa sentada en una silla. Tome esta arma y mátela.”

(más…)

Dame más

Difirencia entre virtualmente y realmente

Un correo que nos ha mandado Iván de eL DeL MeDio

– ¡Papá! ¡Papá! En el colegio, en la clase de informática, me pidieron que para mañana explique la diferencia entre ‘virtualmente’ y ‘realmente’.
– Bueno… Pregúntale a tu madre si se acostaría con otro hombre por un millón de dólares.
– El niño obedece:
– Mamá…. ¿te acostarías con otro hombre por un millón de dólares?
– ¡Por supuesto!
– ¡Papá! ¡Papá! ¡¡¡Dijo que sí!!!
– Bueno… ahora anda y pregúntale a tu hermana…
– María… ¿te acostarías con un hombre por un millón de dólares?
– ¡Claro que sí!
– ¡Papá! ¡Papá! ¡¡¡También dijo que sí!!!

(más…)

Dame más