Batman: La Lego película

Cuando hace tres años llegó a las pantallas La Lego película fuí a verla convencido de que sería una tontería que con suerte me serviría para pasar el rato, pero de la que no esperaba gran cosa (lo cité entonces y lo sigo diciendo ahora: ya no saben de donde sacar películas y hoy en día incluso lo más insospechado puede ser adaptable, sin importar la calidad de lo que salga) Como es lógico, el mayor sorprendido fuí yo cuando pude ver que no solo estaba bien, sino que realmente ESTABA MUY BIEN, por lo que me alegró que su merecido éxito llevara a este spin-off con uno de los secundarios de aquella, el famoso justiciero de Gotham de los comics de DC, como total protagonista.

A estas alturas todo el mundo conoce a Batman, por lo que esta cinta no nos lo vuelve a presentar, pero me atrevería a decir que es el que mejor nos sabe mostrar el caracter que define a este superhéroe: la de un hombre solitario, amargado y un poco pretencioso y engreido (todo ello desde una óptica divertida y muy amena, ya que nunca hemos de olvidar que estamos ante una película dirigida hacia el público infantil, si bien será plenamente disfrutable también por los adultos) Es triste tener que admitir esto, pero siendo una figura de Lego creo que nunca había sido tan bien descrita la psicología de este personaje como en el presente título, superando con holgura a lo visto hasta la fecha en ese universo cinematográfico en imagen real donde este superhéroe está a cargo del actor Ben Affleck.

(más…)

Dame más

-- Publicidad --

Múltiple

Cuando M.Night Shyamalan vió el éxito que tuvo con El sexto sentido no sabía lo que se le venía encima, ya que muchos pretendieron que sus películas posteriores estuvieran fabricadas por el mismo esquema (incluyendo esa sorpresa final justo al final que nos hiciera replantear todo lo previo) Sin ningún título que lograra llegar a las cotas de su película de 1999 (aunque en España se estrenó a principios del 2000) su camino derivó entonces hacía una lista de consecutivos fracasos tanto de crítica como de taquilla (en algunos casos muy justificados) que hicieron dudar de si lo de este hombre había sido tan solo “flor de un día”, hasta que en el 2015 se reconcilió con espectadores y críticos con La visita (que, en el momento de escribir esta crítica, reconozco no haber visto, escarmentado como estaba de todo lo previo)

Le he dado una oportunidad con esta Múltiple y tengo que admitir que no es de sus peores trabajos, pero aún así me cuesta admitirlo como de los mejores, porque pese a que acudí a verla sabiendo lo mínimo, sus 117 minutos se me hicieron realmente dilatados, ya que el papel (o los papeles, si bien no son todos los que dicen ser) de James McAvoy se me hizo más irritante que inquietante y muchísimo más histriónico que neurótico, de tal manera que todo gira en relación a un personaje que en algunos momentos parece ser una variante de esos exagerados villanos de comic como por ejemplo el Joker (y esta comparación no cae en saco roto cuando llegamos al final)

(más…)

Dame más

Resident Evil: El capítulo final

Hace poco se estrenó la quinta entrega de la saga Underworld, la cual vino a confirmar que esa saga ya no daba más de si, y cité el cercano estreno de Resident Evil 6, que con el subtítulo de El capítulo final nos quieren hacer creer que con él se acaba la franquicia (lo cual no es asi, no solo porque los resultados de taquilla son al final los que valen sino porque el propio final del presente título no es ni mucho menos cerrado)

Es cierto que en muchas ocasiones he citado que me gusta ir al cine con las mínimas expectativas, para así dejarme sorprender (o no) con lo que me encuentre, pero en el caso de sagas tan extensas resulta una labor dificil porque uno suele ir ya con ideas preconcebidas por los anteriores films. Teniendo en cuenta que de Resident Evil tan solo me convenció la primera (una entretenida película de zombis cuando estos aún no habían sido (ab)usados hasta la saturación), las expectativas las tenía bajo mínimos, pero aún asumiendo sus claras deficiencias y errores (nunca se me ocurriría aprobar algo como esto), no me resultó el horror que a priori pensaba.

(más…)

Dame más

La ciudad de las estrellas (La La Land)

He de admitir que el género musical no es de mis preferidos, aunque sin duda ha habido excepciones con las que reconozco haber disfrutado al máximo (como el remake de Hairspray, con algunas canciones que sigo tarareando 10 años después) Aún así el hecho de que se corte el relato de una cinta para introducir un número musical no siempre me ha convencido (quizás por el abuso que de ello ha hecho la Disney, de cara en muchos casos tan solo para ganar más con la consabida banda sonora) pero decidí darle un voto de confianza a La La Land porque si tantos méritos le había visto todo el mundo, tenía curiosidad por verla (recordemos que todo apunta a que triunfará en los próximos Oscars después de haberlo hecho en los Globos de Oro llevándose siete) Pese a ello uno también se la juega porque muchas veces algunos productos enaltecidos por la crítica han resultado luego no ser para tanto bombo, y aunque en mi caso no he visto los títulos previos del director, si tuve confianza en sus dos protagonistas: Emma Stone (Gwen Stacy en los dos The Amazing Spiderman o hija de Michael Keaton en Birdman) y Ryan Gosling (notable en el duo que hizo hace unos meses con Russell Crowe en la también recomendable Dos buenos tipos)

(más…)

Dame más