Escape Room

El terror y/o el suspense son géneros TAN COMÚNES que es muy dificil innovar, si bien esa tampoco es la mayor preocupación de aquellos que invierten en este tipo de películas, ya que con un presupuesto mínimo y actores poco conocidos (o nada) puede que en algún momento salte la chispa y se produzca alguna sorpresa o algo digno de mérito. En el caso de esta Escape Room estamos justo ante un ejemplo adecuado a lo que he citado, ya que costando 9 millones de dólares supera de largo los 100 a nivel mundial, por lo que no sería de extrañar que en breves meses tengamos lista la oportuna secuela (de hecho el final de Escape Room ya deja las puertas bien abiertas de cara a una continuación)

Leer más

La Lego película 2

Si hace cinco años me llevé una inesperada sorpresa con La Lego película (que reconozco que fuí a ver pensando que tan solo me encontraría con una tonteria infantil de cara a vender juguetes de la citada marca comercial, para luego resultar un gran espectáculo de diversión y entretenimiento); las expectativas ante su secuela eran muy altas, si bien era asumible que se perdería parte de esa sorpresa de lo que fue una novedad en su momento (algo que ya era un poco evidente en el spin-off que se hizo del Batman visto en la primera película, y que sin duda era uno de sus secundarios más carismáticos) Pese al cambio de director (Mike Mitchell, el responsable de -por ejemplo- la más floja entrega de Shrek), el duo original responsable del primer film (Phil Lord y Christopher Miller) se mantienen como productores, lo cual pienso que habrá influido en que el resultado final sea bueno aunque ya no tanto.

Leer más

Tomb Raider (2018)

Lara Croft es un personaje tan emblemático de los videojuegos como lo podría ser Super Mario o lo que en sus orígenes fue Pac Man; se trata de nombres tan asociados a su origen que aunque no se hubiese jugado mucho (o nada) con ellos, lo más básico para conocerlos es ya de cultura popular. En este caso parte con la ¿ventaja? de las dos entregas previas con este personaje que encarnó Angelina Jolie en 2001 y 2003, de las cuales en el mejor de los casos se puede decir que serían más o menos entretenidas, aunque en ninguna de las dos cintas se pueden encontrar los méritos para poder decir que sean algo digno de recordar más allá de la citada intérprete, que marcó el rostro de la protagonista para muchos espectadores (al menos en mi caso si tuviera que asociar al personaje con un rostro sería el de la Jolie, por más que el recuerdo de esos films queda ya difuso en el tiempo)

Leer más

El pasajero (The commuter)

Desde que triunfó hace una década con Venganza (Taken) la carrera de Liam Neeson le ha llevado a ser cabeza de cartel en multitud de títulos donde ejercía de maduro héroe de acción, de entre los cuales llama la atención su amigable relación con el director catalán Jaume Collet-Serra, que los ha llevado a que ambos hayan coincidido en Sin identidad, Non-Stop (sin escalas) y Una noche para sobrevivir, a la que se suma ahora esta El pasajero (The commuter) como su cuarta colaboración en común. Quien esté al tanto de la citada trayectoria de Neeson, que aqui vuelve a coincidir con el director con el que más ha trabajado en estos últimos años, no les causará asombro el hecho de encontrar en este caso un producto solvente orquestado para que se luzca su protagonista, que vendría a ser casi como uno de los trabajos previos de estos dos (Non-Stop) pero cambiando del escenario aéreo de un avión al de un tren suburbano.

Leer más