-- Publicidad --

Animales fantásticos y donde encontrarlos

Quien a estas alturas no sepa quien es Harry Potter debe haber vivido en una profunda cueva desde hace más de una década, ya que tras su éxito literario (7 libros editados entre 1997 y 2007) y en la gran pantalla (8 películas que adaptan los susodichos libros, la última divida en dos entregas, y que se extendieron de 2001 a 2011) se ha convertido sin duda en la rentable franquicia que es, y que ha hecho millonaria a su creadora J.K.Rowling. Lo más cómodo en situaciones así es la creación de secuela tras secuela hasta que el público se harte, lo que luego pasa a desembocar en un reboot y/o remake y vuelta a empezar (¡la de veces que nos quejamos de la poca imaginación que tienen los de Hollywood!)

Con los grandes beneficios que han dado los films en Warner querían seguir exprimiendo el filón, pero a la espera de si se adapta o no la obra de teatro Harry Potter y el legado mortal (la idea es hacerla, pero es que en ella el famoso mago ya es un hombre adulto y padre de familia) nos ofrecen un spin-off / precuela (que cada uno lo tome como quiera) que consigue insuflar nuevos aires a una franquicia que quizás estaba cayendo demasiado en lo esquemático al estar centrada siempre en los mismos personajes (Harry Potter y su círculo de amigos / enemigos) y en los mismos escenarios (de Hogwarts creo que se ha pasado hasta por su rincón más recóndito), cuando ahi se adivinaba un universo que daba para mucho más (sirva de ejemplo la saga de Star Wars, que ahora en manos de Disney seguro que se va a expandir hasta que no quede nada sin mostrar y yendo más allá de los Skywalker… o eso espero)

(más…)

Dame más