Madre!

Darren Aronofsky es uno de esos directores cuyas obras no aceptan término medio, de tal manera que o bien las alabas o bien las odias. No se ha caracterizado por hacer mucho cine comercial, siendo la de Cisne Negro (esa por la que ganó un merecido Oscar a mejor actriz Natalie Portman) su cinta con mayor repercusión reciente. Dentro de su filmografía hay de todo, aunque tengo que admitir que sus últimos títulos me habían convencido lo suficiente, como Noé, El luchador o la antes mencionada Cisne Negro, pese a que comprendo muy bien a aquellos que no acaban de comulgar con el estilo de este director, ya que sus obras no son sencillas. Justamente por eso no me extraña los abucheos que parece ser que tuvo el presente film en su presentación en el Festival de Venecia, aunque recordándolo me hizo gracia vivir yo justo con lo contrario al pase al que asistí, el cual finalizó con unos aplausos inesperados, que me dejaron sorprendido.

(más…)

Dame más

-- Publicidad --

Passengers

¿Hay espacio para la innovación actualmente? Vista la presente película de Passengers uno tendría serias dudas, porque estamos ante un muy entretenido título (eso nadie lo duda) pero que recuerda en momentos puntuales a muchos otros films mejor resueltos que el presente (que no citaré para no levantar luego falsas expectativas, porque que quede claro que ésta dista de ser la notable película que podría haber sido, aunque tampoco es despreciable), siendo su más evidente similitud el clásico literario Robinson Crusoe (en este caso en vertiente espacial) entre los muchos géneros por los que transita, mejor o peor, siendo el más evidente el romántico.

Porque si, hay que decirlo tal cual y no llevar al espectador a engaños: esto ES una película romántica (la mayoría del rato) envuelta en una historia de ciencia-ficción (como bonito papel de regalo) a la que le han dado chispas de comedia y drama (con mayor o menor acierto), algunas pinceladas de aventuras (evidentes en su segundo tramo), un ligero toque de cine de catástrofes (con todo lo del follón que se lía en su último tercio) y un poco (tan solo un poco, apenas un leve toque) de crítica sobre las diferencias sociales, que es donde creo que debería haber ahondado más, mientras que se decanta por lo espectacular (de lo que no me quejaré) pero sin duda alguna más tópico (vamos, que se han ido por la senda de lo esperado, sin arriesgar demasiado)

(más…)

Dame más

X-Men: Apocalipsis

¡Que curioso es el destino! De lo que ha sido a lo que es… En 2000 se estrenó X-Men de Bryan Singer, un film en el que (en origen) el estudio no confiaba, de ahi que tuviera un presupuesto más bien discreto. Pero mira tú por donde que tuvo éxito y sirvió para dar comienzo a una de las franquicias de superhéroes más extensa de las últimas décadas, a lo que sumar que sirvió como trampolin al éxito para Hugh Jackman, que en el personaje de Lobezno ha aparecido en todos los títulos de la serie (incluido este) aparte de tener su propia trilogia, que se completará con una tercera entrega ahora mismo en fase de rodaje y que llegará a las pantallas a principios del próximo 2017.

De la trilogia original son destacables los dos títulos iniciales (dirigidos por Bryan Singer) mientras que el tercero bajó el listón (lo cual fue una lástima al adaptar uno de los mejores arcos argumentales de los X-Men, La saga de Fenix Oscura) Tras iniciarse de manera también irregular la trilogia de Lobezno en solitario (que, como he indicado anteriormente, se completará el próximo año) se dio comienzo también a la precuela de los films iniciales, con una notable X-Men: Primera generación. Justo ahi mira tú por donde que Bryan Singer, el director que inició la saga, decidió volver a la franquicia para continuarla, y si bien el resultado fue acertado en la anterior X-Men: Dias del futuro pasado, sin duda no se puede decir lo mismo del título que nos ocupa.

(más…)

Dame más

Joy

Vuelve David O.Russell, director al que descubrí con Tres reyes, y que luego se hizo famoso por el éxito de crítica logrado con El lado bueno de las cosas y La gran estafa americana. Si hay algo que tienen en común todos los títulos citados que he visto de él es que son películas correctas y entretenidas pero ni mucho menos obras maestras, siendo los dos últimos casos claros ejemplos de que las muchas nominaciones a los Oscar (u otros premios) de algún film no lleva implícito que este merezca la pena por ello (aunque tengo que admitir que cuando ví El lado bueno de las cosas en su estreno televisivo me convenció más que La gran estafa americana)

Cabe también indicar que este director parece ser muy amigo de sus actores, porque en esta Joy vuelve a trabajar con Jennifer Lawrence (que ganó el Oscar a mejor actriz por El lado bueno de las cosas y se la vió en La gran estafa americana), Bradley Cooper (presente en los mismos films) y Robert de Niro (secundario en la citada El lado bueno de las cosas) Queda, por lo tanto, bastante claro que David O.Russell tiene un grupo de actores que han participado en sus últimos trabajos y con los que se encuentra cómodo, y supongo que viceversa (y no son los únicos, porque recordemos que otros que han repetido con él han sido Mark Wahlberg en tres ocasiones y Christian Bale en dos, siendo ganador de un Oscar por The fighter, la primera de ellas)

(más…)

Dame más