Reseña de cuatro tomos del comic Powers de Brian Michael Bendis y Mike Avon Oeming

Si uno es aficionado a los comics seguro que en algún momento de su vida ha probado con los superhéroes. El citado género ha dado para TANTO que sería una tarea inutil intentar recopilarlo todo en esta modesta reseña, pero por lo que se ha caracterizado esos mundos llenos de personajes con poderes especiales (al menos en sus orígenes a principios o mediados del siglo XX) es por cierta auto-censura que les ha impedido ir “un paso más allá” por temor de las repercusiones ante sus lectores potenciales, la mayoría en la categoría infantil. Eso con el paso de los años fue cambiando, e importantes autores trajeron nuevos aires, frescura y modernidad, pero aún así aún hay ciertos terrenos que podriamos denominar como “tabú”, los cuales pueden ser más sugeridos en la actualidad que en el pasado, pero que son tratados con bastantes reservas. El más evidente de todos es el sexo, lo cual resulta curioso en unos mundos donde los héroes suelen ser auténticos culturistas (o tener cuerpos bastante fibrosos) y las mujeres unas bellezas de campeonato (que además suelen ir vestidas con uniformes bastante sugerentes o que en algunos casos dejan poco a la imaginación). El otro podría ser una violencia nunca exacerbada y dentro de unos cánones admisibles para el mainstream donde se englobarían casi todos los personajes enmascarados de las editoriales Marvel y DC (todo esto en líneas generales, ya que esporádicamente hay algún que otro intento de cruzar esa “barrera moral” en historias más oscuras y realistas). (más…)

Dame más

-- Publicidad --