Un lugar tranquilo

Más que por “tranquilo” el “A quiet place” original sería Un lugar en silencio, siendo justamente eso (el SILENCIO como hecho primordial) una de las claves principales de una película pequeña en esencia pero grande en resultados. La historia se centra en otro mundo apocalíptico más, que en principio no tendría ningún tipo de aliciente que lo hiciera llamativo, pero John Krasinski (aqui tanto director como protagonista masculino) nunca nos explica las causas, aunque más o menos quedan sugeridas a medida que el relato avanza, siendo la mayor novedad ese silencio antes citado, ya que las criaturas que los amenazan atacan sin piedad a CUALQUIER sonido más o menos fuerte, lo que provoca a la familia protagonista el vivir en un mutismo casi total.

No es hasta que no lo analizas cuando te das cuenta del montón de ruido que un ser humano llega a provocar, por lo que imaginaros una situación como la planteada. En este caso se trata de una familia numerosa, con el citado Krasinski como padre de la misma y Emily Blunt como esposa (algo en lo que coincide en la vida real) a lo que añadir sus tres retoños, entre los cuales la hermana mayor cobra un especial protagonismo al ser sorda y tener un audífono que no acaba de funcionar bien, lo que lleva a que en ocasiones no sepa que sucede a su alrededor o el ruido que hace ella misma, con el evidente peligro que eso conlleva.

Leer más

Proyecto Rampage

Retitulada como Proyecto Rampage aqui en España (porque me imagino que el simple Rampage original no es lo suficientemente atractivo) nos encontramos con la adaptación de un veterano videojuego de los 80 cuyo objetivo primordial eran tres bicharracos bien grandes y toda la destrucción que pudieran dejar a su paso. Ante ese panorama previo no esperaba yo nada que fuera de relevancia especial y tengo que admitir que no me equivoqué, incluso con el matiz de que al pase al que asistí la copia no tenía subtítulos pese a ser en versión original, lo cual no es obstáculo reseñable porque estamos ante una película tan sencilla (en esencia) como las instrucciones para chupar una piruleta.

El responsable de este simplista y llano entretenimiento (ni es más ni aspira a más) es Brad Peyton, que coincide aqui por tercera vez con Dwayne Johnson, protagonista masculino de una de esas películas donde los personajes son poco menos que estereotipos: a el heróico primatólogo encarnado por el mencionado ¿actor? (aunque escasa diferencia hay con cualquier personaje suyo previo) hay que añadir la obligatoria compañera (Naomie Harris), a Jeffrey Dean Morgan haciendo una variante de su Negan de The walking dead, más una pareja de villanos que se hace tan previsible que no acabarán bien que incluso en el caso de ella hubo aplausos entre el público (cabe citar que en parte estamos ante una de las mejores escenas de la película)

Leer más

Isla de perros

Aunque no tenga ni el mismo éxito ni la misma repercusión que otros productos más mediáticos o aquellos que salen de factorias como las de Disney y/o Pixar, resulta indudable que hay mucho más de cine de animación ahi fuera, de la que podría ser buen ejemplo esta Isla de perros. Llevada a cabo por Wes Anderson, uno de esos realizadores tan personales que suele ser dificil de encontrar en las películas más taquilleras, esta sería su nueva apuesta por el cine de animación tras la de Fantástico Sr.Fox, que llevó a cabo con técnicas similares (stop-motion) contando entonces con un reparto vocal liderado por George Clooney y Meryl Streep. En esta ocasión, y recomendando la versión original que es la que he disfrutado, la historia está acompañada de las voces de intérpretes tales como Harvey Keitel, Bryan Cranston, Jeff Goldblum, Edward Norton o Scarlett Johansson por mencionar solo algunos, si bien el relato es mucho más que sus voces.

Leer más

El justiciero (Death Wish)

En la década de los setenta fue cuando empezó a tener más relevancia la figura del justiciero urbano, siendo uno de sus ejemplos más notorios el personaje de Punisher (el Castigador) de los comics Marvel, el cual ha gozado de tres películas y una serie. También en aquella década fue cuando este estilo de personaje quedó marcado para bastantes con los rasgos de Charles Bronson, justiciero emblemático que además de en la original (que es la que genera el presente remake) tuvo hasta cuatro secuelas. He de admitir que tengo un vago recuerdo de algunas de las mismas, cuando las disfruté siendo pequeño en sus pases televisivos, pero como el recurso del justiciero urbano siempre ha tenido su público, lo que Bronson se puede decir que “comenzó” lo han seguido a través de las décadas múltiples ejemplos más, siendo uno de los más recientes el Bryan Mills encarnado por Liam Neeson en la trilogia de Venganza (y luego aprovechado por el citado actor en otros títulos con premisas más o menos similares)

Leer más