Emoji: La película

En su estreno americano esta película fue masacrada por la crítica por lo que acudí a verla precavido de que podía ser un bodrio de grandes proporciones. Ocurriendo como en tantas otras veces cuando te dicen que algo es muy bueno o muy malo (y luego tú juzgas que tampoco es respectivamente para tanto) me he encontrado con un film que más bien parece un video promocional de muchas de las aplicaciones que todo el mundo conoce de los móviles (como Candy Crush, Youtube, Twitter, Just Dance, etc.) así como de otras básicas tanto del mismo como de cualquier ordenador (como la papelera de reciclaje o el fondo de pantalla por ejemplo) en una historia que sin pudor tendría muchos elementos de títulos como Del Revés (Inside Out), Rompe Ralph y La Lego película solo que sin la originalidad que tuvieron en su momento los ejemplos mencionados.

(más…)

Dame más

-- Publicidad --

Rey Arturo: La leyenda de Excálibur

De los estrenos de esta temporada estival el que se puede considerar el primer fracaso de taquilla ha sido este film de Guy Ritchie, que con un muy inflado presupuesto de 175 millones de dólares se las va a ver y desear para recuperar dicha cifra tras lograr apenas cerca de 40 en el mercado americano. Es cierto que tampoco han conseguido llegar a lo esperado otros films como Baywatch: Los vigilantes de la playa (que no he visto en el momento de escribir estas líneas) o la adaptación de Valerian de Luc Besson (que se estrena el próximo 18 de agosto) pero centrándonos en esta obra de Guy Ritchie (director de las dos cintas de Sherlock Holmes con Robert Downey Jr.) la incógnita es si merece la pena o no, ya que el éxito en taquilla no siempre viene acompañado con la calidad (o el simple entretenimiento), y viceversa. En casos así lo mejor es juzgar por uno mismo sin tener en cuenta (en la medida de lo posible) críticas previas o resultados económicos.

(más…)

Dame más

Spider-Man Homecoming

Aunque no esté al tanto de su continuidad actual en el universo Marvel (de los comics) siempre le guardaré un cariño especial a Spider-Man porque fue quien me volvió a enganchar en esto de los tebeos hace ya 15 años cuando quedé maravillado con la primera cinta de Sam Raimi. Tras ella vino una primera secuela en 2004 muy bien valorada (con un Doctor Octopus que me hizo revalorizar a un villano que no me había acabado de convencer nunca) y una segunda en 2007 que ya no tuvo un aplauso tan unánime (sobretodo por un Veneno metido con calzador) pero que sigue ostentando el ser la película del arácnido más taquillera a nivel mundial. Tocaba que las redes cambiarán de aires…

Cinco años después (en 2012) vino el primer reboot del personaje, que tuvo también una secuela (en 2014) Si en la trilogia inicial a cargo de Sam Raimi hubo sus aciertos y sus defectos (siendo en la tercera cinta donde eran más evidentes estos últimos) en las dos entregas que tuvo The Amazing Spider-Man no llegaron a las cifras esperadas aparte de reiterar en el origen del personaje (todo gran poder conlleva una gran responsabilidad) o intentar forzar un universo cinematográfico propio (esos Seis Siniestros que tenian que haber salido tras la segunda, pero cuyos pobres resultados lo frustró), aunque a cambio nos dejaron una Gwen Stacy dificil de superar a cargo de la actriz Emma Stone. Era el momento de que el arácnido volviera a renovarse…

(más…)

Dame más

Transformers (5): El último caballero

Para ser sincero, en su momento la primera película de Transformers me gustó, siendo uno de los mejores entretenimientos de un verano (el del 2007) cuyos supuestos taquillazos no me acabaron de convencer en cuanto a calidad (las terceras entregas de Spider-Man, Shrek y Piratas del Caribe respectivamente) Eso si, cuando llegó la primera secuela me pareció realmente agobiante, por lo que me propuse no volver a gastar ni un céntimo en semejante franquicia. Eso lo cumplí en la tercera (vista por “esos” medios que todos conocen) la cual se me hizo un poco más tolerable.

Mi situación me propició que pudiera asistir al pase de la cuarta en el momento de su estreno, que supongo que me pilló con buen talante y me convenció más al ser una especie de comienzo de nueva trilogia, pero aún así continuaban presentes todos los excesos del cine de Bay. Llegados a este punto la quinta no tenía pinta de variar en mucho a lo precedente, y admito que tampoco merece la pena enriquecer más a esta franquicia, pero me llamó la atención que en su reparto estuviera Anthony Hopkins, por lo que de nuevo aproveché pase de prensa para ver “esto” (que más habría de tildarse como producto que como cine)

(más…)

Dame más