Spider-Man: Un nuevo universo

Muchas veces he admitido que mi blog existe por mi afición a Spider-Man desde el estreno de su primer film en 2002. Ese y su secuela (que tienen guiños en esta película) se puede decir que fueron los que más me convencieron, sin por eso olvidar los parciales aciertos de todas las secuelas, reboots, etc. que han venido a continuación, pero en los que el personaje ya iba cambiando hacia otra cosa. O quizás soy yo…

La cuestión es que cuando se anunció que estaba en marcha este título mi primera impresión es que era una simple jugada por parte de Sony para seguir exprimiendo más el filón arácnido, con el handicap de que el protagonista de esta “versión” era Miles Morales, nacido en el universo Ultimate pero trasladado al de toda la vida, si bien ha sido un personaje al que no he seguido porque (llamarme carca) yo me identifico con Peter Parker y no veía la necesidad de este arácnido de “segunda” generación (aunque se comprende de cara a ampliar su mitología para asi hacerla accesible a las nuevas generaciones, con un protagonista más joven y sin la pesada losa de la continuidad)

Leer más

Ralph rompe internet

En algunas ocasiones uno va al cine con unas específicas expectativas para que luego el resultado final no sea lo esperado, pero tras asumir los parámetros que te ofrece la historia, su secuela mejore bastante al original porque uno ya asume por donde “cogerla”. Esa condición puede pasar (y de hecho lo reconozco) con todo tipo de cintas, cuyas secuelas pueden mejorar al original porque uno ya asume lo que va a ver (habrá quien se decante porque una buena secuela también puede servir para mirar el film original con otra perspectiva) De todas maneras hay otros detalles bastante importantes, como por ejemplo el doblaje, y eso es lo que puede repercutir en que en su día ¡Rompe Ralph! la catalogué como un mero entretenimiento por momentos demasiado infantil, en la que el personaje de Vanellope se me hizo especialmente irritante, y es que la ví doblada, mientras que esta secuela la he podido disfrutar en un pase previo en versión original subtitulada.

Leer más

Superlópez

Uno de los muchos personajes con los que disfruté durante mi infancia gracias a los comics autóctonos fue sin duda Superlópez, una mítica creación de Jan que ahora llega a las pantallas de cine de la mano de Javier Ruiz Caldera (que ya se hizo cargo de una operación parecida con Anacleto agente secreto con resultados como mínimo correctos), y bajo un guión de Borja Cobeaga y Diego San José. Es evidente que este personaje nació como parodia del americano Superman, estando pobladas sus andanzas de referencias al citado kryptoniano, lo cual ha sido parte de la gracia que encontraba el lector (sobretodo si conocía al superhéroe de DC) aunque Jan no se quedaba ahi, aprovechando las aventuras de su personaje para llevar a cabo algunas MUY acertadas críticas contra diferentes temáticas de nuestra sociedad actual.

Leer más

Matar o morir (Peppermint)

Todo el público tiene sus placeres culpables en el mundo del cine; se trata de películas que distan mucho de poder calificarlas como buenas, pero que el espectador no puede negar esos buenos momentos que le hicieron pasar. En mi caso he citado en ocasiones que fue el Spider-Man de Sam Raimi el que me aficionó al arácnido de Marvel, aunque aqui si hay coincidencia de que estamos hablando de una película bien valorada. Pero en el otro extremo está el Daredevil de 2003 con Ben Affleck de protagonista al que siguió la Elektra de 2005 con Jennifer Garner, dos títulos que son sin duda alguna bastante mejorables pero gracias a los cuales me aficioné a ambos personajes. Si bien respecto al caso del primero la serie de NetFlix mejoró notablemente la fallida película inicial, en lo que respecta a Elektra me sigo quedando con la Jennifer Garner que le dió vida allí, que sigo considerando bastante más atractiva para ese personaje que la Elodie Yung que le ha dado vida en el Daredevil de NetFlix.

Leer más