Piratas del Caribe (5): La venganza de Salazar

Hay géneros clásicos que el paso del tiempo ha dejado obsoletos al no tener mucho nuevo que narrar (por ejemplo el western), siendo uno de ellos el de aventuras con piratas (con algunos intentos fallidos como La isla de las cabezas cortadas de Renny Harlin) Pero esto fue así hasta 2003 cuando Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra nos devolvió todo el encanto clásico de las aventuras de este género junto al espectáculo de todo blockbuster actual, aparte de presentarnos a uno de los personajes más emblemáticos de Johnny Depp (por el cual estuvo nominado al Oscar a mejor actor): el capitán Jack Sparrow.

¿Cual es el problema? Que a partir de ahi se ha intentado exprimir esta saga (recordemos que basada en una atracción de Disneylandia) y la mejor definición para sus sucesivas entregas sería esa de “franquicia escalera” porque cada nuevo film se colocaba un puesto por debajo del anterior (de hecho de la dilatadísima tercera entrega se me hizo un auténtico tostón mientras que de la cuarta no recuerdo ningún detalle digno de mención más allá de que era en la que salía Penélope Cruz) Casualidad  (o no) su pareja en la vida real, el actor Javier Bardem, toma aqui el relevo en esta quinta entrega encarnando a Salazar, el villano del título.

(más…)

Dame más

-- Publicidad --

Alien Covenant

Lo admito: a mi Prometheus me gustó teniendo en cuenta que lo previo habian sido los dos lamentables cruces con Depredador. Y supongo yo que si esta secuela viniera firmada por (casi) cualquier otro director se podría admitir que cumple por la mínima. Pero es que en este panorama actual en el que parece que las secuelas y/o precuelas tienen que ser en el fondo remakes más o menos encubiertos de los films que iniciaron las susodichas sagas (y lo escribo pensando en Star Wars Episodio VII: El despertar de la fuerza) aqui el señor Ridley Scott demuestra ser tan inteligente como George Lucas, y si el otro creo una franquicia que se retroalimenta a si misma, otro tanto ocurre aqui con un film bastante decepcionante que DE NUEVO vuelve a seguir el esquema de la primera película de hace ya casi 40 años, sin molestarse a pensar que con sus secuelas (fueran mejores o peores, eso depende del gusto de cada cual) y sus variantes de todo tipo (por ejemplo la reciente Life, al menos más imaginativa que esta) han demostrado que es necesario innovar en vez de girar una y otra vez sobre los mismos conceptos y fórmulas (aunque claro, si el público responde ellos van con más de lo mismo)

(más…)

Dame más

Rings

Hace doce años era doce años más joven (obvio aunque reiterativo) pero es que cuando hice la crítica de The Ring 2 casi en los albores de mi blog me mostré entusiasmado porque admito que me lo pasé bien, aunque es cierto que una posterior revisión dejaría si acaso la puntuación final por debajo de lo indicado (de un 8 a un 7, aunque aún así aprobada) Pero pese a lo notable que era la novela de Koji Suzuki que dió origen a tan extensa saga (cuyo remake corrió a cargo de Gore Verbinski y su secuela de Hideo Nakata), el tiempo pasa y hay estilos que quedan obsoletos debido al uso (y abuso) que se hace de ellos (y para muestra el género de los asesinos en serie), por lo que una secuela tan tardia no auguraba nada bueno, sumado al hecho de la propia obsolescencia dentro de su mismo planteamiento (las cintas VHS están más que superadas)

Aún así decidí correr el riesgo con esta tercera entrega de esta franquicia que aviso desde ya mismo que se puede considerar más un (mal) reboot que otra cosa, siendo un título que no me extraña que haya sufrido varios retrasos en su fecha de estreno (tenía que haber llegado a las pantallas el pasado 2016) porque me imagino que no sabrían que hacer con algo como esto. El director, Francisco Javier Gutiérrez, es un compatriota español que debutó con la película Tres días, la cual gustó bastante (en mi caso no puedo juzgar porque en el momento en que escribo esta crítica aún no la he visto) pero como leí tantas alabanzas fue también un (erróneo) punto para darle una oportunidad al presente título.

(más…)

Dame más

Resident Evil: El capítulo final

Hace poco se estrenó la quinta entrega de la saga Underworld, la cual vino a confirmar que esa saga ya no daba más de si, y cité el cercano estreno de Resident Evil 6, que con el subtítulo de El capítulo final nos quieren hacer creer que con él se acaba la franquicia (lo cual no es asi, no solo porque los resultados de taquilla son al final los que valen sino porque el propio final del presente título no es ni mucho menos cerrado)

Es cierto que en muchas ocasiones he citado que me gusta ir al cine con las mínimas expectativas, para así dejarme sorprender (o no) con lo que me encuentre, pero en el caso de sagas tan extensas resulta una labor dificil porque uno suele ir ya con ideas preconcebidas por los anteriores films. Teniendo en cuenta que de Resident Evil tan solo me convenció la primera (una entretenida película de zombis cuando estos aún no habían sido (ab)usados hasta la saturación), las expectativas las tenía bajo mínimos, pero aún asumiendo sus claras deficiencias y errores (nunca se me ocurriría aprobar algo como esto), no me resultó el horror que a priori pensaba.

(más…)

Dame más