Rings

Hace doce años era doce años más joven (obvio aunque reiterativo) pero es que cuando hice la crítica de The Ring 2 casi en los albores de mi blog me mostré entusiasmado porque admito que me lo pasé bien, aunque es cierto que una posterior revisión dejaría si acaso la puntuación final por debajo de lo indicado (de un 8 a un 7, aunque aún así aprobada) Pero pese a lo notable que era la novela de Koji Suzuki que dió origen a tan extensa saga (cuyo remake corrió a cargo de Gore Verbinski y su secuela de Hideo Nakata), el tiempo pasa y hay estilos que quedan obsoletos debido al uso (y abuso) que se hace de ellos (y para muestra el género de los asesinos en serie), por lo que una secuela tan tardia no auguraba nada bueno, sumado al hecho de la propia obsolescencia dentro de su mismo planteamiento (las cintas VHS están más que superadas)

Aún así decidí correr el riesgo con esta tercera entrega de esta franquicia que aviso desde ya mismo que se puede considerar más un (mal) reboot que otra cosa, siendo un título que no me extraña que haya sufrido varios retrasos en su fecha de estreno (tenía que haber llegado a las pantallas el pasado 2016) porque me imagino que no sabrían que hacer con algo como esto. El director, Francisco Javier Gutiérrez, es un compatriota español que debutó con la película Tres días, la cual gustó bastante (en mi caso no puedo juzgar porque en el momento en que escribo esta crítica aún no la he visto) pero como leí tantas alabanzas fue también un (erróneo) punto para darle una oportunidad al presente título.

(más…)

Dame más

-- Publicidad --

Resident Evil: El capítulo final

Hace poco se estrenó la quinta entrega de la saga Underworld, la cual vino a confirmar que esa saga ya no daba más de si, y cité el cercano estreno de Resident Evil 6, que con el subtítulo de El capítulo final nos quieren hacer creer que con él se acaba la franquicia (lo cual no es asi, no solo porque los resultados de taquilla son al final los que valen sino porque el propio final del presente título no es ni mucho menos cerrado)

Es cierto que en muchas ocasiones he citado que me gusta ir al cine con las mínimas expectativas, para así dejarme sorprender (o no) con lo que me encuentre, pero en el caso de sagas tan extensas resulta una labor dificil porque uno suele ir ya con ideas preconcebidas por los anteriores films. Teniendo en cuenta que de Resident Evil tan solo me convenció la primera (una entretenida película de zombis cuando estos aún no habían sido (ab)usados hasta la saturación), las expectativas las tenía bajo mínimos, pero aún asumiendo sus claras deficiencias y errores (nunca se me ocurriría aprobar algo como esto), no me resultó el horror que a priori pensaba.

(más…)

Dame más

Underworld (5): Guerras de sangre

La primera entrega de la saga Underworld no la ví hasta su estreno televisivo, porque en su momento pensé que no merecía la pena de ir a verla al cine, pero tras ello me dí cuenta de mi error, por lo que la secuela si la ví en la gran pantalla. Lo mejor que se puede decir de esa continuación es que era coherente con lo anterior, aunque tampoco ninguna maravilla, lo que luego dejó evidente la posterior entrega, una precuela bastante olvidable. La protagonista de las dos primeras (Kate Beckinsale) no estuvo en la tercera, pero como esta ha sido la saga más rentable donde ha participado (lo cual ya sé que no es decir mucho) volvió para la cuarta, siendo el verla a ella en un ceñido traje de cuero casi la única justificación para perder el tiempo con aquella película indigna de llegar a salas de cine.

El mejor aliciente que tiene este nuevo episodio en la saga es que al inicio te hacen un resumen en breves momentos de todas las películas anteriores (bueno, menos la precuela, que se ve que esa no cuenta) lo que la acerca aún más a ese parecido de serial que he citado. A partir de ahi no hay nada más que una repetición de lo ya visto antes, sin novedades dignas de mención y más bien mostrando a las claras las carencias de una franquicia que ya no da para más. Aún así no sería de extrañar que quisieran alargar aún más la cuerda porque el barato presupuesto de estas películas (esta en particular apenas 35 millones de dólares) hace que sea una inversión facil de amortizar a menos que hubiera un descalabro total en todo el mundo.

(más…)

Dame más

Jack Reacher: Nunca vuelvas atrás

Cuando ví el anterior film de este personaje hace unos cuatro años ya cité que era un compendio de clichés y tópicos servidos con un entretenimiento correcto, aunque para nada sorprendente. Como la cosa funcionó (recaudó a nivel mundial 218 millones sobre un coste de 60), y de Jack Reacher ya hay más de 20 novelas donde elegir (su autor y creador, Lee Child, parece que ha sido prolífico) se ha escogido en esta ocasión Never go back para llevar a cabo esta secuela, en la cual de nuevo Tom Cruise se convierte en héroe de esta segunda franquicia que tiene abierta en el género de acción (la otra sería la de su personaje de Ethan Hunt en Misión Imposible)

En esta ocasión se ha cambiado la silla de director, sustituyendo al inicial Chris McQuarrie por el más artesano Edward Zwick, el cual basta con ver su carrera para darse cuenta lo más que nos puede ofrecer es un trabajo discreto y más o menos logrado que entretenga lo justo pero sin aportar nada nuevo digno de mención (me imagino que McQuarrie no ha repetido al estar ya en marcha Misión Imposible 6, en la que repetirá el cargo que tuvo en la notable quinta) Lo que si repite es su presupuesto (60 millones de dólares) lo que deja claro una intención de más o menos sacar lo mismo y arriesgar lo mínimo, sensación aún más evidente al acabar de ver esta secuela que no engaña: es tan simple como aparenta ser.

(más…)

Dame más