Feliz día de tu muerte 2

A finales de 2017 se estrenó una de esas películas que pueden parecer en principio simple material de relleno, pero que me sorprendió por su ingenioso tratamiento. Me refiero, como es evidente, a Feliz día de tu muerte, un título muy sencillo y sin pretensiones que sabía entrelazar con bastante acierto ese slasher tópico de toda la vida en medio de un bucle temporal cual si fuera la emblemática Atrapado en el tiempo, con lo cual quedaba dotada de un toque simpático y distintivo que la hacía novedosa en su premisa (aunque el resultado final no fuera más allá del simple entretenimiento) En eso debió de depender su inmenso éxito, ya que costando más o menos apenas cinco millones de dólares, multiplicó por 10 esa cifra tan solo en la taquilla norteamericana, recaudando 125 millones de dólares a nivel mundial.

Leer más

La Lego película 2

Si hace cinco años me llevé una inesperada sorpresa con La Lego película (que reconozco que fuí a ver pensando que tan solo me encontraría con una tonteria infantil de cara a vender juguetes de la citada marca comercial, para luego resultar un gran espectáculo de diversión y entretenimiento); las expectativas ante su secuela eran muy altas, si bien era asumible que se perdería parte de esa sorpresa de lo que fue una novedad en su momento (algo que ya era un poco evidente en el spin-off que se hizo del Batman visto en la primera película, y que sin duda era uno de sus secundarios más carismáticos) Pese al cambio de director (Mike Mitchell, el responsable de -por ejemplo- la más floja entrega de Shrek), el duo original responsable del primer film (Phil Lord y Christopher Miller) se mantienen como productores, lo cual pienso que habrá influido en que el resultado final sea bueno aunque ya no tanto.

Leer más

Creed 2: La leyenda de Rocky

Cuando fuí a ver Creed me llegué a preguntar si su condición de secuela, remake, spin-off y reboot haría que una hipotética continuación pasará por los mismos terrenos de la saga original (o sea, haciendo ahora una variante a Rocky 2) pero tengo que reconocer que me sorprendió cuando me enteré de que se hacía un salto cuantitativo, y es que Creed 2 (que ya sería la octava película de la saga Rocky) sería en si una secuela de Rocky 4. En aquel film se hacía toda una oda a los Estados Unidos en las postrimerias de la Guerra Fría, en el cual Rocky Balboa (papel siempre a cargo de Sylvester Stallone) combatía contra Ivan Drago (Dolph Lundgren), este en representación de la Unión Soviética, funcionando no solo como una exaltación patriótica sino por la revancha de Rocky contra el mencionado Drago, que en un combate previo había matado al boxeador Apollo Creed (Carl Weathers), inicial rival y posterior amigo de Balboa.

Leer más

Glass (Cristal)

Tengo que admitir que en muchas ocasiones las películas fallan porque en el apartado de marketing y publicidad no saben venderlas como lo que son, sino que hacen pensar otra cosa, de tal manera que quien la va a ver predispuesto a un género se encuentra con otro, lo cual tiene dos únicas salidas: que comulgue con eso y lo ensalze, o que reniegue al sentirse estafado de lo prometido a lo (al final) ofrecido. Eso sería algo que sabe muy bien M.Night Shyamalan, que vivió hace casi dos décadas el espectacular éxito de El sexto sentido, provocando que el público fuera a ver sus posteriores cintas con la idea de encontrarse algo más o menos similar, y al no ser así su carrera y su prestigio fue decayendo, hasta que en fechas recientes volvió a lograr algo más de repercusión con La visita y Múltiple.

Leer más