Spider-Man: Un nuevo universo

Muchas veces he admitido que mi blog existe por mi afición a Spider-Man desde el estreno de su primer film en 2002. Ese y su secuela (que tienen guiños en esta película) se puede decir que fueron los que más me convencieron, sin por eso olvidar los parciales aciertos de todas las secuelas, reboots, etc. que han venido a continuación, pero en los que el personaje ya iba cambiando hacia otra cosa. O quizás soy yo…

La cuestión es que cuando se anunció que estaba en marcha este título mi primera impresión es que era una simple jugada por parte de Sony para seguir exprimiendo más el filón arácnido, con el handicap de que el protagonista de esta “versión” era Miles Morales, nacido en el universo Ultimate pero trasladado al de toda la vida, si bien ha sido un personaje al que no he seguido porque (llamarme carca) yo me identifico con Peter Parker y no veía la necesidad de este arácnido de “segunda” generación (aunque se comprende de cara a ampliar su mitología para asi hacerla accesible a las nuevas generaciones, con un protagonista más joven y sin la pesada losa de la continuidad)

Leer más

Venom

Aunque la galería de villanos que tiene Spider-Man es variada y muy amplia, los más principales estarían en sus años de origen, por lo que me atrevería a afirmar que el más emblemático y famoso que se ha visto en las últimas décadas sería Veneno (Venom en el original) que ya tuvo presencia en Spider-Man 3 de manera tan forzada que por eso afectó al resultado final, lo que llevó al reboot de 2012 y su secuela de 2014 más otro nuevo reinicio, ahora con el amparo de Disney y ¿bien? inmerso en el universo cinematográfico Marvel. Mientras tanto este simbionte que originó a tan potente villano fue evaluado pero nunca desarrollado ni como de nuevo un oponente para el alter-ego de Peter Parker ni para, en solitario (si ello era posible) vivir sus andanzas de antiheroe. Pero esto último ha cambiado ahora ya que tras los éxitos de Logan y Deadpool se valoró el darle una película con calificación R como las antes citadas para así desarrollarlo de una forma más adulta, si bien la versión final que nos llega es PG-13 para hacerla apta para un abanico de público más amplio (de cara a un hipotético cruce otra vez con Spider-Man, por lo que mejor dejarlo en una calificación más apta con ello)

Leer más