Ralph rompe internet

En algunas ocasiones uno va al cine con unas específicas expectativas para que luego el resultado final no sea lo esperado, pero tras asumir los parámetros que te ofrece la historia, su secuela mejore bastante al original porque uno ya asume por donde “cogerla”. Esa condición puede pasar (y de hecho lo reconozco) con todo tipo de cintas, cuyas secuelas pueden mejorar al original porque uno ya asume lo que va a ver (habrá quien se decante porque una buena secuela también puede servir para mirar el film original con otra perspectiva) De todas maneras hay otros detalles bastante importantes, como por ejemplo el doblaje, y eso es lo que puede repercutir en que en su día ¡Rompe Ralph! la catalogué como un mero entretenimiento por momentos demasiado infantil, en la que el personaje de Vanellope se me hizo especialmente irritante, y es que la ví doblada, mientras que esta secuela la he podido disfrutar en un pase previo en versión original subtitulada.

Leer más

Star Wars: Los últimos Jedi

Hace un par de años El despertar de la fuerza convenció y decepcionó a partes iguales, siendo el más evidente handicap el hecho de que fuera tan respetuosa hacia la primera entrega (la de 1977) que casi se pudiera considerar un remake de la misma (de hecho a mi no me molestó, pero si me dejó con la sensación de que podía haber ido mucho más allá de lo previsto) De todos es sabido que el episodio mejor valorado por los fans de esta saga sigue siendo El Imperio Contraataca, con lo cual uno podía pensar que Disney iría a lo sencillo y si la anterior tomaba como base la original de 1977, esta sería (más o menos) remake de la secuela citada antes. Afortunadamente no ha sido (lo cual creo que es para alegrarse) pero en mi caso no puedo compartir según que valoraciones exultantes que situaban a esta película como la mejor de la saga (hasta la fecha), sin negar en ningún momento que sea un tremendo entretenimiento.

Leer más