Tomb Raider (2018)

Lara Croft es un personaje tan emblemático de los videojuegos como lo podría ser Super Mario o lo que en sus orígenes fue Pac Man; se trata de nombres tan asociados a su origen que aunque no se hubiese jugado mucho (o nada) con ellos, lo más básico para conocerlos es ya de cultura popular. En este caso parte con la ¿ventaja? de las dos entregas previas con este personaje que encarnó Angelina Jolie en 2001 y 2003, de las cuales en el mejor de los casos se puede decir que serían más o menos entretenidas, aunque en ninguna de las dos cintas se pueden encontrar los méritos para poder decir que sean algo digno de recordar más allá de la citada intérprete, que marcó el rostro de la protagonista para muchos espectadores (al menos en mi caso si tuviera que asociar al personaje con un rostro sería el de la Jolie, por más que el recuerdo de esos films queda ya difuso en el tiempo)

Leer más