Tomb Raider (2018)

Lara Croft es un personaje tan emblemático de los videojuegos como lo podría ser Super Mario o lo que en sus orígenes fue Pac Man; se trata de nombres tan asociados a su origen que aunque no se hubiese jugado mucho (o nada) con ellos, lo más básico para conocerlos es ya de cultura popular. En este caso parte con la ¿ventaja? de las dos entregas previas con este personaje que encarnó Angelina Jolie en 2001 y 2003, de las cuales en el mejor de los casos se puede decir que serían más o menos entretenidas, aunque en ninguna de las dos cintas se pueden encontrar los méritos para poder decir que sean algo digno de recordar más allá de la citada intérprete, que marcó el rostro de la protagonista para muchos espectadores (al menos en mi caso si tuviera que asociar al personaje con un rostro sería el de la Jolie, por más que el recuerdo de esos films queda ya difuso en el tiempo)

Cuando se planteó este reboot se me hacía extraño imaginarme a Lara Croft con los rasgos de Alicia Vikander, que resultan diferentes a los de Angelina Jolie, por más que ambas coincidan en haberse metido en la piel de este personaje poco después de ganar el Oscar a la mejor actriz secundaria (la Jolie lo logró en 2000 por Inocencia interrumpida y por su parte Vikander lo ganó en 2016 por La chica danesa) pero como hoy en día los remakes, reboots, secuelas y demás están a la orden del día, muchas veces recuperando viejos personajes con los mismos actores (lo cual no siempre funciona) o con nuevos rostros (lo cual tampoco resulta garantía de éxito) decidí probar suerte e igual entretenerme.

Aunque en el caso de los comics las muchas adaptaciones de todo tipo han logrado films de mayor o menor calado, pero en algunos casos alcanzando una calidad digna de mención, los videojuegos no han tenido hasta el momento algo semejante, logrando en el mejor de los casos un simple entretenimiento y en el peor una abominación (como la saga de Resident Evil, que empezó más o menos correctamente pero evolucionó de mal en peor) No será este nuevo Tomb Raider la que vaya a ofrecer una obra magnífica, pero si que nos ofrece una Lara Croft no tan exuberante como fue la Jolie, pero justamente, y quizás gracias a eso, más realista y “creible” (siempre teniendo en cuenta el tipo de producción del que estamos hablando) De hecho el personaje se podría considerar una especie de Indiana Jones en femenino, del que en las primeras películas se potenció su componente más morboso (evidente por la actriz seleccionada), pero que en este caso se otorga preferencia al más aventurero, si bien en algunos momentos parece que sea la hija de John Rambo.

Mi nula experiencia con los videojuegos de esta serie me impiden citar las semejanzas con los mismos que habrá en esta película, si bien supongo que serán evidentes a tenor de los diferentes retos que se van planteando a lo largo de la misma, aunque en algunos casos la credibilidad pende de un ligero hilo (lo que se acrecienta en su tramo final) Además de la muy competente labor de la actriz sueca Alicia Vikander como Lara Croft, me sorprendió ver actores de la categoria de Derek Jacobi o Kristin Scott-Thomas en esos típicos personajes secundarios donde prevalece aquello de que “la veteranía es un grado”. Ellos dos pueden convencer más (aunque sea en menos tiempo) que el típico rol paterno de Dominic West o el muy esquemático villano a cargo de Walton Goggins, los cuales siendo magnánimos podriamos tildar de correctos para el tipo de producto que es, si bien sería el personaje de Daniel Wu el que parece más introducido tan solo de cara a vender esta película en el mercado oriental (para el que incluso le han sacado un poster a su personaje, pese a ser secundario)

============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 16 de marzo de 2018
  • Galería de posters por este enlace.
  • EL CAMEO: Aparte de los nombres citados en la crítica el mayor “alivio cómico” viene de las dos escenas con un no-acreditado Nick Frost, siendo la segunda justo anticipo a los títulos de crédito.
  • LO MEJOR: Como película resulta un buen entretenimiento, sostenido por la buena labor de su protagonista, destacando sobretodo la introducción en Londres (donde le restan estereotipos para ofrecerla más interesante)
  • LO PEOR: Pese al tono más “realista” de esta Lara Croft (siempre teniendo en cuenta el tipo de película de la que hablamos) la credibilidad en algunos momentos roza lo inverosimil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.