Venom

Aunque la galería de villanos que tiene Spider-Man es variada y muy amplia, los más principales estarían en sus años de origen, por lo que me atrevería a afirmar que el más emblemático y famoso que se ha visto en las últimas décadas sería Veneno (Venom en el original) que ya tuvo presencia en Spider-Man 3 de manera tan forzada que por eso afectó al resultado final, lo que llevó al reboot de 2012 y su secuela de 2014 más otro nuevo reinicio, ahora con el amparo de Disney y ¿bien? inmerso en el universo cinematográfico Marvel. Mientras tanto este simbionte que originó a tan potente villano fue evaluado pero nunca desarrollado ni como de nuevo un oponente para el alter-ego de Peter Parker ni para, en solitario (si ello era posible) vivir sus andanzas de antiheroe. Pero esto último ha cambiado ahora ya que tras los éxitos de Logan y Deadpool se valoró el darle una película con calificación R como las antes citadas para así desarrollarlo de una forma más adulta, si bien la versión final que nos llega es PG-13 para hacerla apta para un abanico de público más amplio (de cara a un hipotético cruce otra vez con Spider-Man, por lo que mejor dejarlo en una calificación más apta con ello)

Visto lo visto, y con el antecedente de su errónea inclusión en la antes citada Spider-Man 3, en el caso de esta película dedicada toda para él es una lástima ver que a lo mucho que puede aspirar es a resultar más o menos entretenida pero sin ninguna duda lejos de los mejores films surgidos de los comics de Marvel, siendo una relativa decepción.

La idea de crear un universo alternativo de Spider-Man sin Spider-Man se revela en esta Venom como una simple gestión para generar un producto que les permita seguir manteniendo los derechos del rico universo del arácnido de Marvel. Ignoro cual será el futuro del presente título aunque se escucharon rumores de películas para otros villanos de la franquicia como Kraven o Morbius, pero visto el resultado final de Venom casi sería mejor que desecharan dichas aspiraciones. Insisto en que no me ha parecido una mala película, pero mentiría si dijera que es buena: a lo sumo (y bastante precavido por esas malas críticas previas que se dieron a conocer poco antes de su estreno) asistí a la proyección con las expectativas BAJAS, hecho que supongo habrá motivado que una vez la he visto le de como mínimo un aprobado raspado, porque más o menos se deja ver, pero sin ser nunca lo que este personaje se merecería.

Los defectos de Venom se hacen bastante palpables por los evidentes recortes que tuvo en su metraje, ya que en muchos momentos se dan por supuestos algunos hechos que el espectador tiene tan solo que asumir, sin recibir ninguna explicación de los mismos. Asimismo el trio protagonista humano no resulta del todo acertado: por un lado Tom Hardy se muestra en algunos momentos en exceso frenético (lo que afecta al ritmo de la propia cinta) cuando en los comics no recuerdo dicho talante en ese personaje. Por su parte la que sería su pareja en la ficción (a cargo de Michelle Williams) no está mal pero la hubieras quitado de la historia y tampoco pasa nada. Aunque el más BÁSICO de todos es el villano al que interpreta Riz Ahmed, ya que su Carlton Drake, el presidente de la Fundación Vida, es un personaje en exceso maníqueo al que sólo le importan sus ansias de poder mediante los simbiontes traidos del espacio.

El público en general no sé que tal la recibirá, pero los fans de Marvel es probable que se queden decepcionados porque NO HAY ni una sola mención a Spider-Man (aunque sea de refilón) por lo que no se acaba de entender el hecho de ofrecer una versión “apta”. Salvo algunos leves detalles repartidos por el metraje (como el nombre de uno de los astronautas que trae del espacio a los simbiontes), Venom es una película que tienes que recordarte a ti mismo una y otra vez mientras la estas viendo que SE SUPONE que está basada en dicho personaje de Marvel porque acaba siendo más bien una adaptación MUY SUPERFICIAL. Teniendo en cuenta lo que promete la escena primera tras los créditos, uno casi agradecería que eso fuese lo que hubieramos visto en esta película, aunque que esto es tan solo un negocio lo deja claro esa segunda escena tras los créditos, situada “en otro universo”, y que es un llamativo avance de la proxima jugada de Sony con el arácnido de Marvel.

Eso si, pese al recurrente cameo de Stan Lee (que incluso en esta ocasión podriamos decir que es un tanto forzado) aquello que más me convenció del film es la adaptación física de Venom, bastante más acertada que la vista en Spider-Man 3, así como la relación que se establece entre el simbionte y Eddie Brock cuando este deja de comportarse como un lunático. De todas maneras le dan a la historia en algunos momentos unas dosis de humor un tanto esperpéntico, del cual no se abusa pero que se revela del todo innecesario. Al final tenemos otra película más de superhéroes (y además tampoco es que sea de las mejores) cuando teniendo en cuenta las características del personaje principal, se podría haber optado por ofrecer algo un tanto diferente (con toques de terror, por ejemplo) al esquema básico por el que se mueve este género hoy en día.

============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 5 de octubre de 2018
  • Galería de posters por este enlace.
  • LO MEJOR: Con las expectativas bajas resulta una película que, como mínimo, se deja ver, y en donde (aqui si) Venom luce mejor que en Spider-Man 3.
  • LO PEOR: El resultado final resulta una relativa decepción respecto al potencial del personaje en las viñetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.