-- Publicidad --

X-Men: Dias del futuro pasado

FICHA TÉCNICA

Título: X-Men: Días del futuro pasado
Título original: X-Men: Days of Future Past
Dirección: Bryan Singer
País: Canadá, Estados Unidos
Año: 2014
Fecha de estreno: 06/06/2014
Duración: 131 min.
Género: Aventuras, Acción, Fantástico
Reparto: Patrick Stewart, James McAvoy, Michael Fassbender, Ian McKellen, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Hugh Jackman, Anna Paquin, Ellen Page, Shawn Ashmore
Distribuidora: 20th Century Fox
Productora: Bad Hat Harry Productions, Twentieth Century Fox Film Corporation

SINOPSIS

Ambientada en la década de los 70, los miembros de la famosa Patrulla X tendrán que evitar un futuro apocalíptico en el que los mutantes luchan por sobrevivir en campos de concentración controlados por los temibles Centinelas. Para ello, los héroes del universo Marvel deberán unificar sus fuerzas dejando a un lado la creciente enemistad de los bandos liderados por Charles Xavier y Magneto. Trask Industries, la empresa encargada de crear a estos gigantescos cazamutantes, será el origen de todos sus problemas. Tan sólo viajando en el tiempo podrán impedir la masacre que se avecina. ¿Serán capaces nuestros héroes de derrocar a la multinacional y evitar así el exterminio de su especie?

CRÍTICA

Aunque los mutantes no estén entre mis favoritos en el amplio grupo de superhéroes de los comics de la editorial Marvel (ahi habría otros como Spiderman o Daredevil), si que tengo que reconocer haber leído algunas historias suyas realmente brillantes, como por ejemplo la de Dios ama, el hombre mata (de la que tomó ciertos detalles la película X-Men 2), la saga de Fenix Oscura (muy a grandes rasgos versionada en X-Men 3: La decisión final) o la que ha dado pie al presente film: Dias del futuro pasado.

Para tenerla más reciente la he releído hace poco (son dos números, los 141 y 142 de Uncanny X-Men) y digamos que la idea del viaje temporal es la misma pero es Kitty Pride la viajera (en el film Lobezno) y Mística la principal acusada de un asesinato que derivará en un futuro distópico para los mutantes (y toda la Humanidad), algo que mantiene este film pero cambiando el objetivo de la mutante. A título de curiosidad citar que en el comic el “presente” era el año 1980 y el futuro un entonces lejano 2013, mientras que la película sitúa el pasado en 1973 y el futuro 50 años más tarde (o sea, 2023).

Antes que nada debo dejar bien claro que no me parecen (relativamente) mal las licencias a la hora de adaptar algo, si al menos conservas el espíritu original de la obra adaptada: en muchas ocasiones he citado que mi afición por el personaje de Spiderman nació a raiz del acertado film que hizo Sam Raimi sobre el mismo. Por eso hay que dejar bien claro que, como me suponía, esta película NO es una adaptación fiel del arco argumental de Chris Claremont de los 80, aunque conserva su esencia, variando tan solo detalles de cara a una mejor comercialidad (como por ejemplo que Lobezno sea el nexo en lugar de Kitty Pride, aunque no queda claro cuando esta aprendió a hacer esos “viajes temporales”).

Este film acierta al usar la base en las viñetas como fuente de unión de la saga iniciada por Singer y la precuela orquestada por Vaughn, por lo que (unido al hecho de ser además el retorno del director que vió “nacer” a estos personajes en la gran pantalla) permite trazar un puente más o menos coherente entre X-Men, X-Men 2, X-Men: Primera generación y Lobezno Inmortal (esta última con una escena tras los títulos de crédito que ya era un preámbulo de esta Dias del futuro pasado) así como en las no tan acertadas X-Men 3: La decisión final y X-Men Orígenes: Lobezno (corrigiendo de una forma más o menos acertada algunos fallos de continuidad planteados, como por ejemplo la movilidad de Xavier)

Es por eso que quien haya visto todo lo anterior será quien más disfrute de esta película, realizada por y para los fans, que además intenta expandir el universo mutante siguiendo el ejemplo de Marvel (de hecho se ha rumoreado que la Fox podría intentar llevar a la televisión a alguno de los X-Men, al igual que la Casa de las Ideas ha hecho con Agentes de SHIELD y hará con otras como por ejemplo Daredevil) consiguiendo ser parte de un conjunto que funciona como secuela de Primera Generación, precuela de la saga clásica (cogiendo lo mejor de las dos primeras entregas) así como la perfecta unión entre ambas (algo a nivel narrativo al estilo de lo visto en 300: El origen de un imperio)

Tras los irregulares resultados (en taquilla, en calidad o ambas) de Superman Returns, Valkiria y Jack el cazagigantes, espero que Bryan Singer se resarza con esta nueva entrega mutante que sin duda se convierte en un destacado capítulo de la saga, recuperando no solo el espíritu de X-Men 2 sino que continuando los aciertos que plantó Matthew Vaughn en la anterior entrega. Estando Bryan Singer de nuevo al mando espero que la próxima película (X-Men: Apocalipsis en 2016) siga terrenos tan acertados como los que se disfrutan en Dias del futuro pasado, ya que el citado director ofrece aqui una sólida base para futuras aventuras mutantes (OJO, que tras los títulos de crédito de esta película ya hay adelanto para la próxima desde tierras egipcias… y no digo más porque es spoiler)

LO MEJOR: Es un estupendo entretenimiento, que mantiene el nivel de los mejores capítulos de la saga, y en donde Singer vuelve a demostrar el brio con el que nos presentó a los mutantes de Marvel en un ya lejano 2000, permitiéndose además abrir una nueva línea temporal (ver el epílogo en la Mansion) donde se sugiere la “corrección” de los errores de X-Men: La decisión final (si bien previo a eso hay un buen montón de guiños en la historia de cara al espectador fiel que conoce la saga y sus personajes). En cuanto al reparto estan todos muy bien (sea su papel más o menos extenso) destacando entre los nuevos mutantes Pietro Maximoff (Mercurio) cuya simpatica picardia enseguida consigue la empatía del espectador (ese mismo personaje estará en Los Vengadores 2, haber como nos lo muestran allí) En cuanto a los Centinelas, gran acierto al inicio en relacionarlos evolutivamente con Mística (me hizo recordar al metamorfo T-1000 de Terminator 2)… y no digo más que es spoiler.

LO PEOR: Aunque podría decir que la película roza lo excelente, si no llega a ello es por ciertos altibajos en el ritmo, que se hacen más palpables en su epílogo donde se intenta retocar (y en algunos casos puede que forzadamente) los hechos del film de Brett Ratner, con multitud de cameos que desmienten al mismo. Asimismo los nuevos mutantes que aparecen en el futuro distópico cumplen con corrección pero no aportan nada especial al conjunto, y la diferencia temporal de 50 años planteada en esta película es dificil de creer por cuanto (salvo Lobezno), el resto de personajes (Coloso, Kitty Pride, Xavier, Tormenta, Magneto,…) tendrían que ser MUCHO MÁS VIEJOS. ¿Y porqué Kitty Pride puede mandar a la gente atras en el tiempo, cuando adquirió esa habilidad?

:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *