-- Publicidad --

Zipi y Zape y el club de la canica

FICHA TÉCNICA 

Título: Zipi y Zape y el club de la canica
Título original: Zipi y Zape y el club de la canica
Dirección: Óskar Santos Gómez
País: España
Año: 2013
Fecha de estreno: 04/10/2013
Duración: 92 min
Género: Familiar, Aventuras
Calificación: Apta para todos los públicos
Reparto: Javier Gutiérrez, Álex Angulo, Claudia Vega, Marcos Ruiz, Santi Ugalde, Christian Mulas, Raúl Rivas, Daniel Cerezo
Distribuidora: Walt Disney Pictures
Productora: Zeta Audiovisual, Antena 3 Films, Mod Producciones

SINOPSIS

Zipi y Zape son castigados a pasar el verano en el colegio Esperanza, un centro reeducacional dirigido con mano de hierro y parche en el ojo por el temible Falconetti. Pronto descubren que es un lugar donde jugar está prohibido. Allí fundarán el Club de la Canica, la resistencia infantil que desafía la autoridad de los adultos. Con inteligencia, valentía e inquebrantable fe en la amistad descubrirán un misterioso secreto que se oculta en el colegio y vivirán la aventura más emocionante de sus vidas.

CRÍTICA

Con la actual moda de adaptar comics (y no solo de superhéroes) aqui en España no ibamos a ser menos: el Capitán Trueno, Anacleto, Superlopez, Mortadelo y Filemón o Zipi y Zape han tenido o tendrán sus respectivas adaptaciones al cine de acción real. El problema es que de las que ha habido de momento, el resultado ha sido bastante decepcionante (aunque hayan tenido mayor o menor éxito) pero eso no priva para que se vaya intentando, como demuestra esta Zipi y Zape y el club de la canica, que hará olvidar la muy lamentable adaptación que tuvieron estos personajes en 1981 de la mano de Enrique Guevara.

¿Que problemas hay cuando se adapta de las viñetas al cine? El principal es la fidelidad, algo que es evidente en muchos títulos, los cuales salen con diferencias notables a las viñetas que dividen la opinión de los lectores que pasan a ser ahora espectadores. Como más de uno ya se supondrá, hay que dejar bien claro que estos Zipi y Zape se alejan bastante de su versión en comic, tirando más hacia la también actual moda de adaptaciones de literatura infantil y/o juvenil, por lo que siguiendo con la obra de Escobar me pregunto si lo próximo no será adaptar a Carpanta, que con la actual crisis lo haría un personaje factible.

Es lógico plantear ciertos cambios de cara a intentar asegurar un cierto público infantil actual que está más acostumbrado a un tipo de cine de entretenimiento con unas características bastante definidas, pero los padres que quieran llevar a sus hijos a conocer unos personajes que marcaron su infancia, se encontrarán con tan solo “algo” de ellos (más que nada el nombre) pero adaptado a una trama con ciertos toques (evidentes desde el mismo poster) a la saga de Harry Potter. Eso no es malo si al final final luce como si fuera una de tantas películas infantiles que nos llegan a la cartelera, que hará disfrutar a los más pequeños aunque los adultos se llevarán un chasco al no encontrar todo lo que hizo mítico al tebeo de Escobar.

Y es que esa falta de fidelidad a los comics originales es patente en la ausencia (¡ni tan siquiera mención de ellos!) de Don Pantuflo y Doña Jaimita, los padres de Zipi y Zape, así como otros personajes de su universo. Además, los paralelismos con la saga Potter son evidentes en el misterio que tendrán que resolver el grupo de crios protagonistas (y que se hace previsible una vez que se descubren las verdaderas motivaciones del personaje de Alex Angulo, reconocible hasta por estatua) por no contar lo que se parece el Internado Esperanza de este film al Hogwarts del personaje de J.K.Rowling (hasta hay un equivalente al Draco Malfoy de la saga Potteriana)

Pese a que la historia no está situada en ningún año en concreto, la ambientación y algunas escenas (como la del partido de futbol “interrumpido” en televisión) me hicieron situarme a mediados del pasado siglo XX (la época en que este y otros muchos comics autóctonos triunfaban de la mano de la editorial Bruguera). A ello hay que unir todos los juguetes que aparecen en el film, más propios de nuestros padres y abuelos que los chismes tecnológicos que tiene la infancia actual. Por eso mismo tengo cierta duda hacia ese caracter nostálgico que tiene uno hacia esos elementos y que no sé si será comprendido por unos niños (los de hoy en día) que no tienen el tirachinas o el patito de goma entre sus juguetes habituales.

LO MEJOR: Es cine infantil que no engaña y va directo al grano por lo que los más pequeños de la casa lo disfrutarán y los adultos (un poco más exigentes) lo asumirán…

LO PEOR:… pese a que la fidelidad brilla por su ausencia y muchos padres se quedarán con las ganas de mostrarles a sus hijos la “esencia” de los personajes con los que disfrutaron en su niñez.

LA CURIOSIDAD: ¿Porque Zape, el moreno, recuerda tanto al Javier Bardem de No es pais para viejos?

:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *