El regreso de Mary Poppins

Fuí a ver El regreso de Mary Poppins hace ya unos días, pero había embargo sobre las críticas, me imagino que motivado para que no se solaparan con el estreno Disney de esa semana (que era Ralph rompe internet) De hecho fuí a verla el día antes que Spider-Man: Un nuevo universo aunque yo pensaba que me gustaría más la del arácnido que esta porque daba cierto aire de producto fuera de su época (el mundo y la sociedad ha cambiado bastante desde aquel lejano 1964 cuando se estrenó el film original) Mientras que la cinta animada de Spider-Man no me convenció tanto como yo pensaba, la sorpresa la tuve con esta secuela, que me gustó más de lo que yo esperaba (en lo cual creo que actúa mucho el «efecto nostalgia», porque la película original recuerdo que fue una de las primeras que me llevaron a ver al cine en un doble programa de reestrenos donde también estaban Los aristogatos)

Leer más

Mamma Mia: una y otra vez

Cuando hace ya DIEZ años (¡impresionante, como corre el tiempo!) se estrenó la película Mamma Mia! tengo que admitir que pese a su MUY sencillo argumento, se quedó como uno de esos «placeres culpables» y la he repetido unas cuantas veces desde entonces. A su éxito ayudó no solo las míticas canciones del grupo ABBA sino también la belleza de sus paisajes, así como un reparto bastante solvente que lograban transmitir en todo momento esa alegría y diversión que desprendía el film en cada fotograma. Es por dicho triunfo en taquilla (más de 600 millones a nivel mundial sobre un presupuesto de tan solo 52) que nos llega ahora esta secuela en la que han invertido más (75 millones de dólares) y en la que repiten todo el reparto principal del primer film, a los que se suman nombres como Andy Garcia, Lily James y Cher.

Leer más

Kingsman: El círculo de oro

Recuerdo cuando ví en su estreno Kingsman: Servicio secreto que me sorprendió encontrar una película con altas dosis de entretenimiento teniendo en cuenta que de entrada parecía tan solo una parodia más dentro del género de espias. Su fenomenal resultado en taquilla (por apenas unos 80 millones de dólares recaudó a nivel mundial más de 400) hacía previsible la secuela, la cual nos llega ahora repitiendo el mismo director (Matthew Vaughn) que ya parece experto en adaptar comics en general (suya es X-Men: Primera generación) y con guión de Mark Millar en particular (dirigió la primera entrega de Kick-Ass, no así la segunda)

Intentando, como toda secuela que se precie, llevar un paso más allá todo lo destacable del film inicial, hay que admitir que lo consigue en función de que el espectador no analice lo que está viendo en pantalla ya que, en caso contrario, las incoherencias argumentales derriban la propia lógica de la historia (por más que siga siendo una parodia con mayor o menor gracia, dependiendo de cada espectador, hay detalles que evidentemente no citaré pero que resultan un tanto forzados) Y es que esta secuela, que salvo que sea un desastre en taquilla generará seguramente una nueva entrega, tiene evidentes aciertos y fallos en sus un tanto excesivos 141 minutos, siendo más evidente lo segundo en lo poco que aprovecha algunos personajes teniendo en cuenta todo el tiempo del que dispone.

Leer más

Bridget Jones’ baby

Ante el estreno de una secuela la duda siempre suele ser si la misma era necesaria. En el caso que nos ocupa se trata además de una muy tardía, ya que el film previo fue hace ya 12 años (y el inicial hace 15) Pero si la misma autora ya hizo una continuación literaria hace un par de años, ¿porqué no hacer la película correspondiente, aprovechando que la carrera de su protagonista ha sido más bien anódina fuera de este personaje? Pues no, lo primero de todo sería dejar claro que el ¿argumento? del presente título va por libre, aunque dejan las puertas abiertas a que el citado libro sea la base para una hipotética cuarta película.

El primer error que tiene esta película sería la duración: si los previos que SI adaptaban material literario rondaban los 105 minutos, este dura más de dos horas (122 minutos), y teniendo en cuenta su MUY BÁSICA sinopsis (Bridget Jones se queda embarazada y no sabe cual de sus dos galanes será el padre de la criatura) está claro que le sobran minutos (de hecho Colin Firth ya tuvo que lidiar con una premisa muy similar en Mamma Mia!, la cual si tenía un metraje adecuado y no estirado) Pese a ello no se puede decir que sea una decepción, pero su mera existencia no la hace una necesidad, aunque en la actualidad en que la nostalgia es material mercantilista, intentar repetir un éxito del pasado parece que sea el desesperado deseo de todo productor… y no siempre con acierto.

Leer más