Vaiana (Moana)

Como llegan las fiestas navideñas es el momento del estreno de una nueva película de la factoria Disney, pero tengo que admitir que mi primer pensamiento al saber del presente film era que por su temática parecía más coherente estrenarlo con el calor del verano que con el fresco del invierno (pero bueno, tampoco tiene nada que ver porque la Disney ya ha estrenado en lo que llevamos de año varios títulos, que van desde la muy simpática Zootrópolis hasta el muy logrado remake en acción real de El libro de la selva pasando por el esperado aporte Pixar que fue Buscando a Dory, aunque con el descalabro de Alicia a través del espejo)

Como es lógico, Disney es mucho más que eso (no he entrado en los universos Marvel y Star Wars, ni en el resto de cosas con las que sin duda se está convirtiendo en un baluarte del entretenimiento a nivel global) pero otro detalle que siempre ha ido parejo con ellos ha sido su vertiente de “princesas”, donde en principio se podría catalogar a esta Vaiana (Moana en su título original), aunque en la propia película se quieran deshacer de dicho “calificación” con un comentario sarcástico no del todo acertado (ya que no hay que ser muy listo para ver que lo que te estan vendiendo es lo mismo que otras veces, aunque te digan que no)

(más…)

Dame más

-- Publicidad --

Aliados

Cuando una película tiene la crítica embargada hasta poco antes de su estreno puede significar que el estudio quizás no esté muy convencido del resultado final (me remito a Batman v Superman, en donde pasó eso hasta apenas horas previas al estreno mundial) Lo mismo me ha sucedido con Aliados, la nueva película del director Robert Zemeckis, que pude ver la semana pasada pero cuya opinión tenía vetada hasta el momento prefijado para ello.

Ahora, con el embargo ya levantado, lo primero que tengo que admitir es que el famoso director ofrece en esta ocasión un elegante thriller romántico de espias, que en todo momento parece propio de los años 40 del pasado siglo en los que está ambientada la acción (de hecho el personaje de Marion Cotillard podría ser perfecto heredero de los de una clásica como Ingrid Bergman, solo que con detalles más tolerados hoy en día y que no hubieran superado la censura de aquel momento)

(más…)

Dame más

Animales fantásticos y donde encontrarlos

Quien a estas alturas no sepa quien es Harry Potter debe haber vivido en una profunda cueva desde hace más de una década, ya que tras su éxito literario (7 libros editados entre 1997 y 2007) y en la gran pantalla (8 películas que adaptan los susodichos libros, la última divida en dos entregas, y que se extendieron de 2001 a 2011) se ha convertido sin duda en la rentable franquicia que es, y que ha hecho millonaria a su creadora J.K.Rowling. Lo más cómodo en situaciones así es la creación de secuela tras secuela hasta que el público se harte, lo que luego pasa a desembocar en un reboot y/o remake y vuelta a empezar (¡la de veces que nos quejamos de la poca imaginación que tienen los de Hollywood!)

Con los grandes beneficios que han dado los films en Warner querían seguir exprimiendo el filón, pero a la espera de si se adapta o no la obra de teatro Harry Potter y el legado mortal (la idea es hacerla, pero es que en ella el famoso mago ya es un hombre adulto y padre de familia) nos ofrecen un spin-off / precuela (que cada uno lo tome como quiera) que consigue insuflar nuevos aires a una franquicia que quizás estaba cayendo demasiado en lo esquemático al estar centrada siempre en los mismos personajes (Harry Potter y su círculo de amigos / enemigos) y en los mismos escenarios (de Hogwarts creo que se ha pasado hasta por su rincón más recóndito), cuando ahi se adivinaba un universo que daba para mucho más (sirva de ejemplo la saga de Star Wars, que ahora en manos de Disney seguro que se va a expandir hasta que no quede nada sin mostrar y yendo más allá de los Skywalker… o eso espero)

(más…)

Dame más

La llegada (Arrival)

Esta película está basada en el relato La historia de tu vida de Ted Chiang que da título al recopilatorio de relatos de dicho autor que me estoy leyendo ahora mismo. Con la siempre variable calidad entre unos y otros (algo inherente cuando son incluso de temáticas muy variadas, unidos tan solo por el género: la ciencia-ficción) en lo que se refiere al relato en el que se han basado para el presente film tengo que decir que su adaptación es magnífica, siendo quizás casi una obra maestra (¡ojo, casi!) si no fuera por pequeños detalles en el último tramo que, aunque sirven para encajar todas las piezas del puzle, los encontré un poco “forzados” (a falta de un término mejor para dejarlo definido de forma concisa pero evitando cualquier tipo de spoiler)

Antes de nada hay que dejar un concepto claro: el público verá en esta película un título de ciencia-ficción con aliens que intentan invadirnos y la réplica que hacemos los humanos (vamos, como si esto fuera una especie de Independence Day) PUES NO: es ciencia-ficción donde los aliens y los seres humanos son tan solo elementos para que el que vea este film reflexione sobre el tiempo, la maternidad, la perdida de un ser querido (esto no es spoiler porque se ve en su tramo inicial) y la soledad ante ello, reflejado mucho en el papel de una Amy Adams que no me extrañaría nada que opte a algún premio por su trabajo en esta película (la actriz supera sin problemas a sus otros dos compañeros de reparto, Jeremy Renner y Forest Whitaker, cuya labor no resulta tan trascendental y profunda como en el caso de ella)

(más…)

Dame más