Ant-Man y la Avispa

Prosigue el crecimiento del universo Marvel cinematográfico con esta secuela de Ant-Man, que hace tres años sorprendió por su sencillo y simpático tono, muy acorde a como nos presentaban al personaje. En este caso es la tercera película Marvel de este año tras los taquillazos de Black Panther y Vengadores: Infinity War, si bien a este Ant-Man no lo veiamos desde Capitán América Civil War. De hecho no hizo su aparición en la primera entrega de la batalla contra Thanos porque se encontraba cumpliendo el arresto domiciliario tras lo acontecido en la citada Capitán América Civil War. A partir de ahi nuestro heroe se ve inmerso en una nueva aventura: rescatar a Janet Van Dyne (a la que da vida Michelle Pfeiffer) del mundo cuántico en que se perdió hace ya varios años atrás.

Para conseguir rescatar a la Avispa original tendran que formar equipo Scott Lang como Ant-Man, Hope Van Dyne (la hija de Janet y Hank) como la nueva Avispa y Michael Douglas repitiendo como Hank Pym. Pero no todo será tan sencillo, ya que en esta aventura se las tendrán que ver con la misteriosa Fantasma, que es capaz de cambiar su fase cuántica (aunque perdiendo dicho poder progresivamente), ademas de un gánster de alta tecnología interesado en apropiarse de los inventos de Hank y Hope para provecho propio (si bien en esencia resultaría un personaje bastante maníqueo desde el primer momento) En tal dificil situación Scott tendrá la ayuda de su amigo Luis (un Michael Peña de nuevo “alivio cómico” no siempre acertado)

Es justo indicar que como toda buena secuela, esta Ant-Man y la Avispa se beneficia de todos los aciertos del film previo (aunque también de alguno de sus errores) logrando ser un producto tremendamente entretenido, y que sirve como claro y evidente “paréntesis” ante toda la trascendencia que ha dejado abierta el final de Vengadores Infinity War (justo el título previo de este universo Marvel en la gran pantalla, y con el que aqui conecta mediante la primera escena tras los créditos principales, ya que la segunda sería meramente anecdótica, ahondando en el estilo irónico que ha tenido hasta ahora este personaje) Con un ritmo bastante trepidante y altas dosis de acción (más un humor quizás en algunos momentos rozando el límite), la historia resulta entretenida siempre que el espectador acepte todo lo que le van ofreciendo, sin plantearse una explicación coherente a algunos de los hechos (como por ejemplo DE QUÉ ha vivido el personaje de Michelle Pfeiffer en las tres décadas que lleva perdida… y a lo que se ve me remito)

En cuanto a los actores hay que reconocer que en la mayoría de los casos saben bien lo que se espera de ellos: Paul Rudd disfruta encarnando a Ant-Man y se le nota ese tono desenfadado que también en todo momento intenta tener la película (otra cosa es que lo consiga en mayor o menor grado) Por su parte Evangeline Lilly resulta una estupenda compañera como la Avispa, e incluso me atrevería a decir que se establece una buena química tanto entre ella y Rudd como en sus papeles en el film, lo que beneficia al conjunto final. En el caso del Hank Pym de Michael Douglas tiene más peso en esta historia mientras que Michelle Pfeiffer tiene una presencia más puntual aunque sin duda alguna convincente (pese a que insisto en mi duda planteada en el párrafo superior) Más tópico sería el personaje de Fantasma, si bien sus escenas de acción están entre las mejores de esta secuela, a lo que añadir el antes citado villano a cargo de Walton Goggins, demasiado tópico y simple, aunque funcional para lo que se pretende de él (algo extensible al personaje de Laurence Fishburne)

Pero si por algo destaca esta secuela sería por unos efectos visuales realmente logrados, no sólo por los muchos momentos en los que se juega con el tamaño de las cosas (y de los personajes) sino porque de nuevo tenemos un flashback como en el título precedente donde tanto Michael Douglas como Michelle Pfeiffer están tal cual lucian ambos actores hacia finales de los ochenta y principios de los noventa. En definitiva esta secuela es una muy práctica solución si tan solo se desea ver una película amena y sin pretensiones, con menciones (y situaciones) que nos la encajan dentro de ese cada vez más extendido universo Marvel cinematográfico, pero que en esencia sabe funcionar muy bien por ella misma, sirviendo como homenaje claro a ese cine clásico de ciencia-ficción (como por ejemplo Viaje alucinante) al que en muchos momentos rinde mérito. Ahora tan solo queda esperar a lo que nos ofrezcan en 2019 con la Capitana Marvel, Los Vengadores 4 (con esa resolución a la épica batalla con Thanos) y la secuela de Spider-Man Homecoming.

============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 4 de julio de 2018
  • Galeria de posters por este enlace.
  • LO MEJOR: Es una excelente opción si se busca un buen entretenimiento, ya que la película en todo momento no intenta nada más que eso, en un tono desenfadado y con un ritmo trepidante.
  • LO PEOR: Se nota quizás un “capítulo” menor dentro del cada vez más grande universo Marvel cinematográfico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.