-- Publicidad --

Cars 2, la decepción de Pixar

FICHA TÉCNICA

Título: Cars 2
Título original: Cars 2
Dirección: John Lasseter, Brad Lewis
País: Estados Unidos
Año: 2011
Fecha de estreno: 06/07/2011
Duración: 106 min.
Género: Comedia, Animación
Calificación: Apta para todos los públicos
Reparto: Owen Wilson, John Ratzenberger, Bonnie Hunt, Tony Shalhoub, Richard ‘Cheech’ Marin, Larry The Cable Guy
Distribuidora: Walt Disney Pictures

SINOPSIS

El supersónico Rayo McQueen (con la voz original de Owen Wilson) y su querida, fiel e inseparable compañera, la grúa Mate (Larry The Cable Guy), deciden embarcarse en un largo viaje al extranjero con el objetivo de participar en el Campeonato del Mundo de Velocidad, donde se escogerá al coche más rápido del planeta.

Rayo McQueen está seguro de conseguir la victoria, pero todo se tuerce cuando unos malvados vehículos involucran a Mate en un asunto de espionaje internacional. Entonces empieza una frenética persecución por las calles de las principales ciudades de Japón y Europa que les hará perder un tiempo precioso; tiempo que quizá les impida llegar al Campeonato. No tendrán más remedio que poner al máximo las revoluciones de sus motores.

‘Cars 2’ es la decimosegunda película de Pixar Studios. La primera entrega recaudó más de 460 millones de dólares, fue nominada a dos Oscars y ganó el Globo de Oro a la Mejor Película de Animación en 2006.

CRÍTICA

En esta web se me ha secado la boca de decir y citar una y otra vez las excelencias de las películas de la factoria Pixar. De hecho desde sus orígenes la nota media que le he dado a la mayoría de su filmografía ha estado entre 4 y 5 estrellas (o sea, entre “buena” y “excelente”), debido a la gran calidad tanto artística como argumental de la mayoría de sus títulos (y no hace falta remontarse mucho para ello para encontrar personajes carismáticos en sus films, casi todos ellos tienen, algunos tan maravillosos como Wall-E)

El nivel visual no ha bajado, porque Pixar de nuevo consigue convencernos en Cars 2 en un viaje alrededor del mundo donde todos y cada uno de los aspectos visuales estan perfectamente integrados para conseguir una calidad en las texturas y los detalles digna de los mejores genios. Eso no la diferecia mucho de la primera entrega (mi crítica de la misma por este enlace) y de ninguno de los films creados por la factoria en las últimas dos décadas con lo cual muchos os preguntareis en donde radica el fallo: pues os lo diré bien claro, en el guión (algo de la que ya pecaba la primera en tema de sus muchos convencionalismos) y en el personaje de Mate.

En el primer caso, y frente a los títulos vistos hasta ahora, nos encontramos por primera vez una película Pixar donde el argumento es que no hay argumento. La historia principal de Rayo McQueen participando en ese Rally mundial es tan escuálida que apenas daba para un corto de los que suelen anteceder a los estrenos de esta casa, y es por ello que introducen la trama secundaria de espionaje, que permite la inclusión de más vehículos y más personajes. Pero el problema de la misma es que es un claro homenaje a la saga Bond, hasta el punto de que uno se pregunta si el famoso 007, al menos en sus films clásicos, se puede considerar ya un personaje infantil, ya que aqui salen representados hasta el aburrimiento todos los estereotipos vistos hasta la saciedad no sólo en su ya extensa franquicia de más de 20 títulos, sino en los muchos sucedaneos que ha tenido el famoso personaje creado por Ian Fleming.

La previsibilidad de la historia se podría dejar en un puesto secundario ante las novedades que la misma ofreciera, pero tras la sorpresa del film inicial y como introdujeron coches antropomorfos cual si de una fábula tecnológica se tratara, aqui se cumple el famoso dicho de que toda secuela ha de ofrecer más de todo poniendo en acción a otros vehículos (barcos, aviones, etc.) pero creando por tanto más distancia con el público adulto potencial, y es que una cosa es sentir mayor o menor empatía hacia un muñeco o un animal protagonista pero… ¿hacia un coche? Eso si, entre lo más destacable estaría sin duda el homenaje que hacen al fallecido Paul Newman en referencia al vehículo al que prestó su voz en la primera entrega, y que aqui no aparece.

El tono infantil del conjunto se afianza aún más por Mate, la vieja grua amiga de Rayo McQueen. La historia giraría sobre la amistad entre ambos personajes pero mientras que el famoso bólido apenas tiene más argumento que descubrir que él es el mejor, lo de Mate no tiene nombre porque estamos probablemente ante el personaje más irritante desde la época del Jar Jar Binks de la reciente saga de Star Wars. Aumentando aún más los detalles para congraciarse con el público más menudo, lo que al final Pixar nos ofrece en Cars 2 es un grandísimo bajón en el apartado argumental, que convierte a este título en el peor estrenado hasta ahora de la factoría del flexo.

Cabe la esperanza de cara al próximo año con Brave (Indomable) que volvamos a la calidad que nos tienen acostumbrados (el teaser trailer de la misma se puede ver anticipando a esta Cars 2) pero la sensación que me dió cuando me enteré de que estaban trabajando en lo que serían Toy Story 3 y el presente título (que todo era mero afán mercantilista) no se me confirmó con la primera, de calidad realmente superior, pero si lo hace con esta segunda, que da la sensación de existir tan sólo para vender más merchandising con los cochecitos de marras (de hecho parece que han sido las ventas de ello lo que animó a la secuela, en un ejercicio parecido a la película de Hulk con Edward Norton, que se realizó más por el éxito de ventas del merchandising que por el éxito en taquilla del Hulk de Ang Lee)

LO MEJOR: Como siempre en un film de Pixar, que visualmente es un portento.

LO PEOR: Por primera vez en un film de Pixar, la historia (típica, tópica, previsible,…) y el personaje de Mate, el nuevo Jar Jar Binks (en lo que a irritación se supone)

:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *