Cementerio de animales

Cuando descubrí en mi adolescencia las obras de Stephen King tengo que admitir que una de las novelas suyas que más me impactó fue Cementerio de animales. Quizás pueda no ser la más terrorífica (o incluso para según quien tampoco será de las más destacadas), pero enseguida conecté con su premisa argumental. Intrigado por como se podría pasar a imágenes ví la primera adaptación que se hizo de esta novela hace ya treinta años, y aunque la puedo tener un poco difusa en el recuerdo (la ví hace ya mucho tiempo), su historia seguía siendo igual de impactante. Inferior sería sin duda su algo más olvidada secuela de 1992, donde lo más destacado sería la presencia de un Edward Furlong que había saltado a la fama de forma reciente (por entonces) gracias a ser John Connor en Terminator 2.

Es curiosa la relación con la saga iniciada por James Cameron, porque el protagonista de esta nueva versión de Cementerio de animales (que aqui si tiene una fidelidad al título original carente en la adaptación del 89) es el actor Jason Clarke, que justo también fue John Connor pero en este caso en Terminator Génesis. El mencionado actor interpreta aqui a Louis Creed, un doctor que se muda con su mujer Rachel (Amy Seimetz) y sus dos hijos a un pequeño pueblo de Maine. La mayor de ellos, Ellie de ocho años (a cargo de la actriz Jeté Laurence) bien pronto descubre una zona cercana en la que los chavales de los alrededores entierran a sus mascotas muertas. Allí conocerá al viudo Jud, personaje a cargo del siempre eficaz John Lithgow, que se convertirá en amigo de la familia bien pronto, pero debido a un giro del destino revelará algo que los cambiará a todos.

El mayor error, del que esta película es totalmente ajena, es una campaña de promoción en la que uno de sus trailers ya te desvela casi toda la esencia de este film, de tal manera que el personaje que “vuelve” y provoca todo el caos subsiguiente ya sabía yo que no era el mismo que en la novela original (y su primera adaptación) Dicha “variación” se podría considerar el cambio más relevante respecto a la obra de King, lo que desemboca en un esquema que quizás no opta por llegar hasta el fondo de lo que la historia planteaba de cara a no herir susceptibilidades. Pese a ello el resultado final no solo sería de lo más solvente sino que incluso me atrevería a definirlo como notable, gracias a un destacado guión a cargo de Jeff Buhler que sabe sacar todo el provecho al dolor, el trauma y esas dudas sobre nuestra mortalidad, siendo evidente en este último caso en el momento en que tienen que informar a Ellie sobre la pérdida de cierto personaje esencial del relato, optando su padre por la clara realidad frente a la opinión de la madre, que prefiere aún conservar la inocencia de su niña.

Parte del acierto de esta nueva adaptación de una obra del prolífico Stephen King radica en un reparto bastante acertado en donde no sólo destacan los personajes principales sino que hasta la Ellie de Jeté Laurence nos descubre a una posible gran actriz (ya veremos como le va en el futuro), y todo ello por que la joven intérprete sabe sacar el máximo provecho a un rol en el que tiene que ir desde el amor filial más sincero hasta su evolución hacia algo más inquietante. Pero es cierto que un gran reparto tampoco puede ayudar si el resto de elementos no acompañan, y ahi tengo que admitir que la dirección de los (hasta ahora desconocidos para mi) Dennis Widmyer y Kevin Kölsch es sin duda un sorprendente y notable trabajo, desarrollando toda la historia con una atmósfera progresivamente más ominosa que finaliza con una escena que tildaría de magistral, sobretodo por lo que insinúa, y que deja al espectador sin un aliento de esperanza. Tras el gran éxito que tuvo It, esta Cementerio de animales se sitúa sin problemas entre las mejores adaptaciones de King, lo cual se agradece.

============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • Galeria de posters por este enlace.
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 5 de abril de 2019
  • EL DETALLE: Atención a Church, el gato de la familia, elemento esencial y muy bien aprovechado sobre el que pivota toda la historia. Te quedas con las ganas de tener uno igual en casa…
  • LO MEJOR: Bien dirigida, desarrollada e interpretada, sabe sacar toda la esencia de la novela original pese a las diferencias respecto a la misma (siendo la más evidente la del personaje “retornado”)
  • LO PEOR: Los citados cambios respecto a la obra de King, que pueden molestar a los más puristas, si bien se demuestran como igualmente solventes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 15 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.