Dexter (Reseña de la tercera temporada)

LA SIGUIENTE RESEÑA INCLUYE SPOILERS, NO LEERLA A MENOS QUE SE HAYA VISTO LA TERCERA TEMPORADA DE DEXTER COMPLETA.

Es realmente sorprendente como (con el clásico esquema del asesino en serie) han conseguido en Dexter una de las mejores series del actual panorama televisivo. Lejos de meros matarifes como Jason Voorhees o Leatherface, aquí nos encontramos con un asesino metódico y hasta cierto punto de vista equilibrado (dentro de lo desequilibrado de lo que hace). Heredero de Hannibal Lecter en cuanto a elegancia como psycho-killer y de Punisher o cualquier otro justiciero urbano en cuanto a términos en los que juzga, lo mejor de todo es ver como la serie no se centra sólo en él, sino también en los personajes que le rodean.

Tras unas brillantes primera y segunda temporada (cuyos tramos finales fueron, en ambos casos, realmente sorprendentes por lo bien ejecutados que estaban) en esta tercera parecía que era imposible innovar. En el fondo no lo hacen porque Dexter sigue siendo Dexter, y sigue en su intención de aparentar y disimular su absoluta falta de humanidad y sentimientos (entre lo más destacable estan la voz en off que nos narra sus sentimientos más personales, y que resulta un claro y divertido contrapunto a las situaciones que se nos plantean, lo cual dota al conjunto de cierto humor negro realmente muy logrado) pero la sorpresa está en todos los personajes (y quiero insistir en que TODOS) están perfectamente desarrollados para resultar interesantes.

Aparte de nuestro protagonista me gustaría destacar a su hermana, interpretada por Jennifer Carpenter: Debra Morgan es una mujer que aparenta ser fuerte y dura, y que en la primera temporada quizás no dejaba de ser una mera excusa del protagonista para seguir con su vida secreta (recordemos la duda que se le plantea cuando su hermano se la pone a disposición para asesinarla si quiere). Pero su personaje evoluciona, mostrando durante gran parte de la segunda temporada el trauma por lo acontecido al final de la primera. Y tras la citada crisis, viene el renacimiento, volviendo a tener en esta tercera temporada al personaje fuerte y duro de los principios de la primera temporada, pero ya no tan sólo como fachada, (y además más maduro y equilibrado, consiguiendo su tan ansiada placa de detective). Eso si, al igual que su hermanastro finge ante la sociedad el monstruo que lleva dentro, Debra también esconde sus emociones, como demuestran situaciones extremas vistas en esta tercera temporada como cuando ha de salvar a Antón del despellejador o cuando se entera por Dexter de la supuesta relación extramarital de su padre. En ese sentido creo que hay que destacar, aparte de lo bien estructurado que está el personaje, la interpretación que del mismo hace la actriz Jennifer Carpenter, sin duda uno de los mejores descubrimientos de esta serie. Y atención a la cuarta temporada porque dejan la incógnita de si acabará averiguando la verdad sobre su hermanastro ahora que ha empezado a seguir las pistas de la amante de su padre.

El otro personaje destacado de esta tercera temporada ha sido sin duda el fiscal Miguel Prado. El actor Jimmy Smits le confiere la suficiente entidad como para que no parezca un psicópata al uso, especialmente cuando demuestra lo mucho que a su oscuro pasajero le gusta esto de matar gente. Lo que pasa que este es un personaje más visceral y no tan cerebral como Dexter, lo cual lleva a su coherente eliminación, en un giro de guión que hace cuadrar todo perfectamente sin que en ningún momento parezca algo incongruente o irreal (ya que como se plantea en el tramo final, al ser fiscal su muerte será más llamativa que la de los habituales expresidiarios a por los que va Dexter). El final de esta tercera temporada consigue nuevamente, por tanto, ser tan excitante como el de las dos anteriores, sin que parezca que se repiten esquemas o se fuerzan los giros argumentales, pese a que se nota quizás demasiado apresurado el apartado del despellejador, finiquitando en pocos minutos algo desglosado en casi toda la temporada.

Aunque he leído comentarios contra ella, la relación entre Dexter y Rita me está gustando tal y como la han llevado hasta ahora. Sin que penseis que soy un sensiblero, cuando le pide matrimonio me parece uno de los momentos más logrados y emotivos de la serie, pese a que la misma voz en off del protagonista en sus pensamientos nos lleve a dudar sobre la veracidad de lo dicho. Eso si, la (lógica) actitud de ella de cara a intentar formar un hogar es la que quizás puede haber chirriado más porque aunque coherente dentro de la historia, no concuerda mucho con las especiales aficiones de Dexter. La actriz Julie Benz (que es la que encarna a Rita) ha sido otro de los descubrimientos que he hecho con esta serie.

Entre el resto de secundarios todos han tenido momentos de gloria o realmente destacables, mostrando que tienen una función y una razón de ser sin que se les pueda considerar meros personajes de relleno (incluso uno a priori simplemente paródico como Masuka ha tenido sus buenos momentos, como en la despedida de soltero del protagonista). Además, se ha tejido sobre ellos una red de secretos tan fuerte y tan interesante que al final el más claro de todos es el personaje de Dexter Morgan (con el que ya tienes claro que sabes a que atenerte), ya que todos los demás tienen algo que esconder en mayor o menor medida (Laguerta con sus sospechas sobre Miguel Prado, Batista con su relación con una policia a la que conoció cuando iba de prostitutas, Debra con el informante Antón, Quinn con dicho personaje, Harry Morgan con su relación extramarital, Miguel Prado con Dexter,… ¡incluso Rita con Dexter en referencia a un marido previo no mencionado!) demostrando que se ha creado una historia tan bien hilvanada que uno queda en la incógnita de con que nos sorprenderan en la cuarta temporada, que se presenta de lo más interesante con la futura paternidad de nuestro protagonista y su reciente matrimonio.

LO MEJOR: El guión, el desarrollo y ritmo de la historia, los personajes y los actores que los encarnan.

LO PEOR: Algún pequeño detalle como lo rapidamente que pulen al final el tema del despellejador.

3 comentarios en “Dexter (Reseña de la tercera temporada)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.