-- Publicidad --

Sherlock Holmes 2: Juego de sombras

FICHA TÉCNICA

Título: Sherlock Holmes 2
Título original: Sherlock Holmes: A Game of Shadows
Dirección: Guy Ritchie
País: Estados Unidos
Año: 2011
Fecha de estreno: 05/01/2012
Duración: 129 min.
Género: Acción, Intriga
Reparto: Rachel McAdams, Robert Downey Jr., Jude Law, Noomi Rapace, Stephen Fry, Jared Harris, Kelly Reilly, Geraldine James, Eddie Marsan, Gilles Lellouche
Guión: Kieran Mulroney, Michele Mulroney
Distribuidora: Warner Bros. Pictures
Productora: Silver Pictures, Lin Pictures

SINOPSIS

Sherlock Holmes siempre ha sido el más listo de todos… hasta ahora. Y es que hay una nueva mente maestra del crimen que anda suelta, el profesor James Moriarty (Jared Harris), y no sólo está al mismo nivel intelectual que Holmes; además, su capacidad para el mal, combinada con una total falta de conciencia, podrían concederle cierta ventaja sobre el famoso detective. En todo el mundo se están produciendo llamativas noticias: un escándalo acaba con un potentado del algodón de la India, un comerciante de opio chino fallece de una aparente sobredosis, estallan bombas en Estrasburgo y Viena, fallece un magnate del acero estadounidense… Nadie ve ninguna conexión entre estos sucesos en apariencia aleatorios, excepto el gran Sherlock Holmes, que ha adivinado una red deliberada de muerte y destrucción. Y en su centro, como una araña especialmente siniestra, está Moriarty. La investigación por parte de Holmes del plan de Moriarty se torna más peligrosa cuando le hace abandonar Londres junto a Watson para dirigirse a Francia, Alemania y, finalmente, Suiza. Pero el astuto Moriarty siempre les saca un paso de ventaja, y está peligrosamente a punto de culminar su malvado plan. De tener éxito, no sólo le reportaría una inmensa fortuna y un gran poder, sino que también alteraría el curso de la historia.

CRÍTICA

Con más de 100 años a sus espaldas, ¿se puede considerar spoiler decir como acaba El problema final? Vosotros decidís si queréis continuar leyendo o no, ya que se puede considerar que esta secuela de Guy Ritchie adapta esa famosa aventura del detective más famoso de todos los tiempos (entre otros muchos detalles que picotea de por aquí y de por allá, más lo que mete como material nuevo) con lo cual se desvelan en esta crítica detalles de las obras originales que igual no todo el mundo conoce, si bien no le quitan expectativas a su posterior visionado.

Los seguidores Sherlockianos sabrán que con el título antes citado me refiero a la historia donde se nos narra el combate definitivo entre Holmes y su némesis (el profesor James Moriarty) que en un principio creemos fatal para ambos (al caer por las cataratas de Reichenbach), si bien luego se arregló la situación por la presión ejercida por los lectores seguidores del detective (lo cual creo que es el fenómeno fan más antiguo que conozco, ahora que se lanzan en ocasiones campañas por redes sociales para salvar series al borde de la cancelación) Esa aventura es para mi el punto álgido del personaje, y de hecho incluso me sabe mal que el genuino Moriarty no hubiese aparecido en más de las historias originales a cargo de Sir Arthur Conan Doyle (siempre me dio la sensación de que el autor lo creó ex profeso para sacarse de encima su popular creación, la cual lo tenía agobiado por aquel entonces)

Bueno, pues Guy Ritchie lo ha vuelto a hacer: tras su aproximación al mítico detective de Baker Street que se estrenó hace un par de años, llega ahora esta secuela donde por fin se ven las caras el sagaz Sherlock (de nuevo encarnado por Robert Downey Jr) con el malvado Moriarty (papel a cargo del actor Jared Harris) en lo que se adivina será la batalla definitiva entre ambos personajes. Porque si, esta película (si no querían ponerle el número 2 como secuela que es), habría sido mejor que hubiera tenido el subtítulo de El problema final que no lo de Juego de Sombras (si bien tampoco anda muy desencaminado si se refiere al objetivo final de las maquinaciones de Moriarty) Tras esta aventura me decanto porque la trilogía que la Warner se quiere sacar del famoso detective se complete con la adaptación de El sabueso de los Baskerville, si acaso la aventura más conocida de Holmes (incluso por aquellos que solo conocen al personaje de oídas) y que con el estilo que le ha dado Ritchie a esta adaptación, puede dar un film a la altura de los precedentes, y pudiendo meter efectos especiales (por aquello del perro maldito) de esos que siempre lucen tan bien.

En este Juego de sombras la acción y el entretenimiento continúan al 100%, pero al no haber innovaciones en el tono respecto al film inaugural (tan solo se sigue en el mismo estilo), poca sorpresa hay por esa parte (mucha de la gracia del film se sustenta de nuevo en la química entre Robert Downey Jr. como Holmes y Jude Law como Watson) Y es que los secundarios quedan un poco flojos, como demuestra el personaje de Simza (Noomi Rapace), introducido por aquello de que cada película nueva tenga una chica nueva, cual si fueran chicas-Holmes (lo mismo que existen las chicas Bond). Pero como en este caso es un personaje ex profeso para la película, su presencia se torna tan solo testimonial (si no hubiese salido tampoco pasa nada), a diferencia de la Irene Adler encarnada con gracia y picardia por Rachel McAdams en la primera entrega (que sirve como valida adaptación del personaje visto en Un escándalo en Bohemia)

Quizás por aquello de que Irene Adler es el prototipo de mujer perfecta para Sherlock Holmes, me mosqueaba la presencia del personaje de Noomi Rapace porque temía un supuesto amorío con el detective (en una peligrosa introducción en terrenos más jamesbondianos) Vale que no me van por ahí (guste más o menos, la adaptación de Ritchie no rompe esquemas básicos del personaje, aunque los interprete a su particular manera) pero aunque es un giro que no chirría dentro del tono general de esta nueva versión del detective, me pareció excesiva la solución final que se le da al personaje de Irene Adler. Y ahí, en su defecto, la crítica va contra la manera en que Holmes recibe más tarde la noticia (y su forma de actuar) que se nota demasiado analítica (lo cual cuadra con el personaje), pero disonante respecto al tono que se le ha dado al mítico detective de Baker Street en estas películas (como más héroe de acción y personaje excentrico).

La referencia que se lleva la palma (sobretodo en el tramo final) es la citada de El problema final, pero hay más detalles que los holmesianos enseguida pillarán: tenemos presencia del hermano más listo del detective, un Mycroft Holmes al que Stephen Fry le da el tono excentrico adecuado acorde con el tono de esta reinterpretación, y entre los secuaces de Moriarty tenemos a otro viejo conocido como es el Coronel Sebastian Moran (un secuaz del citado enemigo de Holmes, cuya mayor importancia radica en el relato La casa vacia, con la que Conan Doyle rectificaba lo por él escrito en El problema final) Pero el guiño que enseguida pillarán todos los de mi generación es ver el vehículo que conducen Holmes y Watson en el tramo inicial, que claramente recuerda al visto en la famosa serie de animación de los 80 de Hayao Miyazaki, donde los personajes eran perros. Ahora que también hay homenajes cinéfilos (el de la aguja, claro deudor de lo visto en semejantes características en Pulp Fiction)

LO MEJOR: Al igual que en la primera película, lo mejor es el tono conseguido por Guy Ritchie para esta adaptación del personaje, unido a la buena química entre la pareja protagonista (aparte de tener bastantes más guiños al Holmes literario de lo que uno en principio pueda pensar)

LO PEOR: Aunque la duración es similar a la primera, se nota cierto cansancio final debido a que quizás le sobra algo de metraje, lo que provoque de nuevo esa sensación de que le falta ESE PUNTILLO para acabar de ser tan redonda como quiere aparentar.

:: Descargar este vídeo de YouTube gratis ::

2 comentarios en “Sherlock Holmes 2: Juego de sombras

  1. a mi la primera parte me parecio una burda copia de la serie House, doctora Cuddy Y Wilson incluidos, destrozando un personaje literario historico por una simple una moda comercial. Como ya no hay imaginacion para innovar en el cine se dedicar a destrozar los personajes clasicos :/

  2. Estos pobres bastardos no han podido acercarse al espiritu de Holmes, confundiendolo con un anfetaminicohiperactivoconvulsivo paciente de el baile de Sanvito……

    Que diferencia con la serie de BBC, joder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *