Vengadores: Infinity War

Ya han pasado diez años desde que el universo en imágenes de Marvel nació con la primera entrega de Iron Man. Con una evidente calidad más o menos constante, y con sus puntos más flojos pero también los más álgidos, se ha completado un mosaico donde se ha presentado a multitud de personajes. En origen el primer film de Los Vengadores venía a ser la reunión de todos los personajes que se habian visto en los títulos precedentes, y para completar esta ¿trilogia? (a la espera de la cuarta cinta) en este tercer film se une en una película a bastantes (¿quizás demasiados?) de los superheroes presentados en las películas Marvel habidas hasta la fecha en una confrontación (que le da título) donde de ellos depende el destino del universo.

Si nos concentramos en la calidad de esta película dentro del conjunto donde está englobada, en el que representa el 19º episodio de eso ya conocido como Universo Cinematográfico Marvel, la presente cinta se queda cerca de ser el mejor título de superhéroes de las últimas décadas, en un claro intento de la mencionada Marvel por superarse siempre a si misma. Cuando hace pocos meses la Warner presentó con su Liga de la Justicia el intento de hacer lo más parecido a Los Vengadores en el universo DC, en esta ocasión se devuelve la pelota mostrando el mayor crossover de este género visto hasta la fecha, lo que le lleva a uno a pensar que será lo que vendrá para superar a una película de estas características (¿quizás su resolución cuando llegue a las pantallas el próximo año?)

Eso si, que se pueda decir de Infinity War que es una excelente propuesta en su género no significa que estemos ante la mayor genialidad de todos los tiempos, primero de todo por su evidente caracter episódico. Y es que todos los personajes presentados hasta ahora que aqui aparecen ya se da por supuesto que el público los conoce, por lo que el primer requisito para poder disfrutar más esta película es haber visto las 18 previas (si no todas como mínimo las que presentaban a cada diferente superhéroe) Otro detalle que hasta ahora no se había visto eran bajas de importancia dentro del conjunto de los personajes habidos hasta la fecha, bien sean superhéroes o villanos, algo que se remedía aqui casi desde su mismo inicio y llegando a un colofón donde ya el tema se dispara… PERO (y ahi se abriría un ámplio paréntesis) los lectores de comics ya saben que esos giros rara vez son permanentes, por lo que el supuesto dramatismo no se me hizo tal debido a lo previsible del restablecimiento al momento previo, justo por el hecho de su previsible aparición en próximas entregas de sus films en solitario de algunos de los afectados.

Lo que nadie le puede negar es ofrecer dos horas y media en las que poco espacio hay para el aburrimiento, remontando el bajón que tuvo esta (de momento) trilogia en su segunda entrega, ya que en La era de Ultron su director (Joss Whedon) rebajó bastante el nivel alcanzado en la primera (quizás debido a la falta de novedad), siendo muy necesario que para esta tercera entrega cambiara la silla de mando. La mejor opción fueron sin duda los hermanos Russo, los cuales ya realizaron maravillas con la segunda y tercera entrega de las películas del Capitán América (de hecho para muchos, y hasta ahora, El soldado de invierno es la mejor película de este universo y Civil War es casi como si fuera Los Vengadores 3) y que aqui vuelven a demostrar su meticuloso control en un universo que debido a su gran cantidad de elementos se les podría haber desbocado. No en vano estamos hablando de una película que se ha ido fraguando durante una década (bueno, puede que menos porque dudo que en 2008 imaginaran que llegarian tan lejos), sugiriendo la presencia del villano Thanos hasta que aqui ha dado la cara y atacado en pos de conseguir las Gemas del Infinito.

Las expectativas ante dicho enemigo eran mayúsculas (no en vano ya fue sugerida su presencia en episodios previos) por lo que hay que admitir que el resultado, visto lo visto, de momento cumple con lo esperado: Josh Brolin (que pronto hará doblete en el universo Marvel al ser también Cable en Deadpool 2) logra crear un villano con matices coherentes, el cual tiene sus motivos para la destrucción que planea, lo que lo aleja del tópico enemigo que tan solo sirve como punching-ball para los superhéroes de turno (eso no sería extensible a sus acólitos de la Black Order, si bien vendrían a cubrir el puesto de esos desafios previos antes del desafio final en un título de estas características) Infinity War alcanza unos momentos épicos que bien podrían encaramarse el podium de los mejores vistos en este universo cinematográfico, aunque por contra hay algunos en donde se da un cierto alivio cómico a lo que está sucediendo de manera quizás poco coherente, pese a que como mínimo no se abusa de ellos.

Esta película se guarda sorpresas (que evidentemente no revelaré) entre las cuales está la aparición de algunos secundarios que creiamos ya perdidos en este amplio universo, o la ausencia de otros, supongo que motivada por el hecho de que había ya suficientes personajes con los que trabajar, si bien luego algunos no están tan desarrollados como se desearía (aunque aún así tiene mérito que el resultado final luzca como lo hace) Asimismo hay algunas indumentarias que nunca imaginé que podría llegar a ver en la gran pantalla, si bien el uniforme al que me refiero parece más funcional en esta cinta que en las viñetas en las que lo vi (lo que me lo hizo más tolerable), a lo que añadir el ya clásico cameo de Stan Lee y en el presente caso tan solo una escena tras los créditos, que le abre las puertas al personaje que pronto nos presentarán y que se supone que será quien ayude a resolver el entuerto con el que acaba esta entrega. En resumidas cuentas esta Infinity War es una película mastodóntica como no se había visto antes (por todos los elementos que maneja) de la que tan solo queda esperar que su conclusión esté a la altura de las circunstancias. 

============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 27 de abril de 2018
  • Galeria de posters por este enlace.
  • LO MEJOR: Teniendo en cuenta todo lo previo, que el resultado final encaje más o menos sin problemas y resulte el grandioso espectáculo que es.
  • LO PEOR: Ciertos momentos y detalles que no se pueden calificar de errores pero que quizás desentonan sobre el conjunto.
  • LA ANÉCDOTA: Al preestreno al que fuí, más de la mitad de la sala se marchó nada más empezar los títulos de crédito: ¿es que tras casi una veintena de films hay gente que no sabe que suele haber escenas tras los créditos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.